Hogar Salud Dolor en las articulaciones de las piernas

Dolor en las articulaciones de las piernas

por Dr. Kylie López, MD, MSCR
Publicada: Ultima actualización en

El dolor en las articulaciones de las piernas puede dificultar el caminar y estar de pie, lo que a menudo contribuye a un cambio en la marcha. La presión de soportar el peso de la parte superior del cuerpo cuando se sufre un trastorno articular puede agravar el dolor y la hinchazón articular y es importante buscar el tratamiento adecuado o puede dificultar el funcionamiento diario. La rodilla y el tobillo son propensos a una serie de trastornos de las articulaciones, aunque las enfermedades que afectan las articulaciones más pequeñas de los dedos de los pies pueden ser igualmente dolorosas y perturbadoras.

Osteoartritis

La osteoartritis es la forma más común de artritis y se produce debido al desgaste de los cartílagos de las articulaciones, y ocurre con mayor frecuencia en los ancianos. Las mujeres se ven más afectadas que los hombres. Los factores hereditarios y un historial de lesión articular pueden estar entre los factores de riesgo para desarrollar osteoartritis. Es una enfermedad degenerativa crónica que puede afectar cualquier articulación, pero el dolor en las piernas se produce cuando afecta las caderas, las rodillas y la zona lumbar. Hay dolor en las articulaciones durante y después del movimiento, como caminar, rigidez de las articulaciones (especialmente al levantarse por la mañana o después de un período de inactividad) y restricción de la movilidad articular. Los rayos X y la resonancia magnética (IRM) ayudan en el diagnóstico, y los análisis de sangre pueden ser útiles para descartar otras causas de dolor en las articulaciones, como la artritis reumatoide.

Artritis Reumatoide

La artritis reumatoide (AR) es un trastorno inflamatorio crónico, que comúnmente afecta las pequeñas articulaciones de las manos y los pies. La AR es una enfermedad autoinmune en la que se ve afectado el revestimiento de la articulación, lo que provoca una inflamación dolorosa de las articulaciones. Es una afección bilateral que afecta simétricamente las articulaciones de ambos lados. Las articulaciones pequeñas, como las del tobillo y los pies, se ven afectadas inicialmente, pero en las etapas posteriores las rodillas y las caderas también pueden verse afectadas. El dolor en las articulaciones, la hinchazón y la rigidez matutina que duran muchas horas son síntomas comunes de la artritis reumatoide. Los análisis de sangre y rayos X para el factor reumatoide (RF) y los anticuerpos anti-péptido citrulinado cíclico (anti-CCP) pueden ayudar en el diagnóstico.

Gota

La gota es una condición dolorosa causada por la deposición de cristales de ácido úrico en las articulaciones. La articulación en la base del dedo gordo del pie es la más comúnmente afectada, pero también pueden verse afectadas la articulación del tobillo y la rodilla. Por lo general, hay un ataque repentino y severo de dolor, sensibilidad, hinchazón y enrojecimiento del dedo gordo del pie, que a menudo despierta a una persona del sueño. Los hombres tienen más probabilidades de verse afectados que las mujeres, y ciertos factores como la ingesta excesiva de alcohol, la diabetes mellitus, la hipertensión y los antecedentes familiares de gota pueden considerarse factores de riesgo para el desarrollo de esta enfermedad.

Pseudogota

La pseudogota es una afección en la que se depositan cristales de pirofosfato de calcio en las articulaciones en lugar de cristales de ácido úrico, lo que causa inflamación y dolor en las articulaciones . Por lo general, afecta las articulaciones grandes del brazo y las piernas, siendo la rodilla particularmente propensa y puede durar varios días o semanas.

Artritis septica

La artritis séptica es una infección en una articulación donde la infección se ha propagado desde alguna otra parte del cuerpo. La infección bacteriana es más común, normalmente afecta una sola articulación y causa dolor intenso. Por lo general, la articulación de la rodilla se ve afectada, pero el tobillo o la cadera también pueden estar afectados.

Otras enfermedades que afectan la articulación.

Las enfermedades sistémicas como las enfermedades autoinmunes como el lupus eritematoso sistémico (LES), la psoriasis, la hepatitis, la enfermedad de Lyme y la enfermedad inflamatoria intestinal pueden causar inflamación y dolor en las articulaciones.

Drogas

El dolor en las articulaciones es uno de los efectos secundarios comunes de los medicamentos y muchos medicamentos pueden causar dolor en las articulaciones de las piernas. Algunos de los medicamentos pueden agravar otros trastornos de las articulaciones, mientras que otros, como los anticoagulantes (por ejemplo, warfarina) pueden provocar sangrado dentro de la articulación junto con dolor.

Dolor de rodilla

El dolor de rodilla es un síntoma común, que puede ocurrir algunas veces en la vida sin una causa discernible. En caso de dolor asociado a una rodilla hinchada y dificultad para poner peso sobre la articulación, es recomendable consultar con un médico para identificar otras patologías que puedan estar contribuyendo al dolor articular de la rodilla.

  • La lesión de la articulación de la rodilla es muy común y puede afectar cualquiera de los ligamentos, tendones o bolsas que rodean la articulación. Los ligamentos, cartílagos, huesos y meniscos que forman la articulación de la rodilla también pueden estar involucrados en la lesión. Las lesiones de ligamentos y los desgarros de meniscos ocurren regularmente en lesiones relacionadas con el deporte. Las fracturas de los huesos de la articulación de la rodilla, incluida la rótula, pueden ocurrir en accidentes automovilísticos y caídas graves. Estas lesiones dan lugar a hinchazón y dolor en las rodillas incluso en reposo, y el dolor aumenta al doblar la (s) rodilla (s) o al poner peso sobre la articulación al pararse o caminar.
  • La tendinitis o inflamación del tendón puede ocurrir en la parte delantera de la rodilla (tendinitis rotuliana) o en la parte posterior de la rodilla (tendinitis poplítea). La tendinitis rotuliana, también conocida como rodilla de saltador, ya que a menudo es producida por actividades como saltar, causa dolor e hinchazón en la parte delantera de la rodilla, justo debajo de la rótula o rótula.
  • La osteoartritis y la artritis reumatoide son causas comunes de dolor e hinchazón de la articulación de la rodilla, junto con movilidad restringida.
  • El quiste de Baker o quiste poplíteo es una acumulación localizada de líquido en la parte posterior de la rodilla, a menudo después de la artritis, y es una causa frecuente de dolor e hinchazón en la parte posterior de la rodilla.
  • La condromalacia rotuliana es el reblandecimiento del cartílago debajo de la rótula (rótula) y es una causa común de rigidez en la articulación de la rodilla asociada con dolor profundo de rodilla, especialmente en mujeres más jóvenes. Puede agravarse al sentarse o subir escaleras durante mucho tiempo.
  • La bursitis de la rodilla puede ocurrir en la parte interior de la rodilla (bursitis anserina) o delante de la rótula (bursitis prefrotuliana). Esta última también se conoce como “rodilla de criada”, ya que ocurre con mayor frecuencia debido a arrodillarse y ejercer una presión excesiva sobre la rótula. La rótula puede ser dolorosa, a menudo asociada con un bulto sensible, y puede haber dificultad para arrodillarse o doblar las rodillas.
  • El dolor de rodilla de corredor o femororrotuliano (también conocido como dolor de rodilla anterior) no se limita solo a los corredores y es una causa común de dolor de rodilla en los jóvenes. Puede haber dolor difuso detrás de la rótula, agravado al subir escaleras, correr o saltar, o incluso puede ocurrir después de estar mucho tiempo sentado. Aunque a menudo se usa como sinónimo de condromalacia, no es lo mismo, pero la rodilla del corredor puede provocar condromalacia rotuliana.

Dolor de tobillo

El dolor de tobillo puede ir acompañado de hinchazón de las articulaciones , enrojecimiento y calor detectable o puede presentarse sin otros signos y síntomas. Algunas causas de dolor de tobillo incluyen:

  • El esguince de tobillo es la causa más común de dolor de tobillo. Ocurre debido al estiramiento o desgarro de un ligamento.
  • La tendinitis del tobillo puede ocurrir debido a un traumatismo o artritis inflamatoria. Consulte también Dolor en el tendón de Aquiles .
  • Fracturas y otras lesiones de los huesos del tobillo.
  • Artritis como osteoartritis, artritis reumatoide, espondilitis anquilosante y artritis psoriásica.
  • Infección que resulta en artritis séptica.
  • Gota o seudogota.
  • Síndrome del túnel tarsal .

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario