Hogar Salud Hormonas de fertilidad (hombres y mujeres) Fuente, efectos, síntomas

Hormonas de fertilidad (hombres y mujeres) Fuente, efectos, síntomas

por Dr. Kylie López, MD, MSCR
Publicada: Ultima actualización en

Casi 1 de cada 10 mujeres estadounidenses en edad reproductiva tienen problemas para quedar embarazadas y llevar al bebé a término. Entre las parejas que tienen problemas para concebir un bebé, el 40% de los casos se deben a la infertilidad masculina. A nivel mundial, la infertilidad es uno de los que aumenta en la mayoría de las naciones desarrolladas. Hay varias razones diferentes para la infertilidad, pero la mayoría de las causas afectan directa o indirectamente a las hormonas que controlan la fertilidad.

 

¿Qué son las hormonas de la fertilidad?

El término hormonas de la fertilidad se refiere a las hormonas sexuales masculinas y femeninas que desempeñan un papel importante en la reproducción. Los problemas con estas hormonas o las glándulas que las secretan se encuentran entre las causas más comunes de infertilidad en hombres y mujeres. Por lo tanto, algunos tratamientos de fertilidad requieren la administración de estas hormonas para ayudar a aumentar las posibilidades de concebir.

Es importante comprender que estas hormonas de la fertilidad son fundamentales para el desarrollo y funcionamiento sexual masculino y femenino. En otras palabras, la mayoría de estas hormonas también son responsables de las características físicas que hacen a hombres y mujeres diferentes. Por ejemplo, la testosterona, que es la principal hormona sexual masculina, también es responsable del crecimiento del vello facial, mientras que el estrógeno en las mujeres influye en el tamaño y el desarrollo de los senos.

Por lo tanto, incluso cuando la fertilidad no es una preocupación, estas hormonas son necesarias para el desarrollo y funcionamiento normales, especialmente después de la pubertad.

Hormonas de fertilidad masculina

Las hormonas sexuales masculinas se conocen como andrógenos. Es importante comprender que estas hormonas también están presentes en las mujeres, pero en niveles mucho más bajos que en los hombres. Hay varias hormonas que incluyen testosterona, 5-alfa-dihidrotestosterona (DHT), androstanodiol, androstenediona, dehidroepiandrosterona y androsterona. De todas estas hormonas, la testosterona es la más significativa.

Fuente

La testosterona es producida por las células de Leydig en los testículos de los hombres. Los ovarios y las glándulas suprarrenales de las mujeres también producen pequeñas cantidades de testosterona. Los niveles de testosterona en los hombres fluctúan. El rango normal está entre 300 ng / dL y 800 ng / dL.

Efectos

Los andrógenos tienen una serie de efectos diferentes en el cuerpo. Con respecto a la fertilidad, la testosterona es responsable de estimular la producción de espermatozoides en los testículos. También es responsable de las características masculinas secundarias, como el crecimiento del vello en la cara y el cuerpo y el desarrollo de la manzana adán. Además, los andrógenos también reducen la deposición de grasa y aumentan la masa muscular.

Síntomas

Los signos y síntomas de niveles bajos de testosterona no siempre son evidentes y, a menudo, pueden pasarse por alto durante largos períodos de tiempo. La presentación también depende de si los niveles bajos surgen en la vida fetal, la niñez o la edad adulta. Con respecto a los síntomas en los hombres, puede presentarse como:

  • Pérdida de vello corporal (pecho, cuero cabelludo y cara)
  • Disfunción eréctil
  • Disminución del tamaño genital.
  • Pérdida de libido

Lea más sobre niveles bajos de hormonas masculinas .

Hormonas de fertilidad femenina

Hay dos grupos de hormonas sexuales femeninas: los estrógenos y los progestágenos. Los estrógenos comprenden estradiol, estriol y estrona. El estradiol se considera la más importante de estas hormonas. Entre los progestágenos, el más abundante es la progesterona. En términos generales, estas hormonas solo se conocen como estrógeno y progesterona.

Leer más sobre hormonas femeninas .

Fuente

Los folículos de los ovarios producen estrógeno, progesterona y pequeñas cantidades de testosterona en las mujeres. Además, la progesterona y la testosterona también se pueden convertir en estrógeno. El tejido graso también puede producir pequeñas cantidades de estrógeno. Las células de Leydig y las células germinales del cuerpo masculino también producen estrógeno, pero en cantidades mucho menores que en las mujeres.

Efectos

Al igual que con la testosterona, el estrógeno juega un papel en las características sexuales secundarias del cuerpo femenino, como el agrandamiento de los senos. Los niveles más altos de estrógeno también son necesarios para el embarazo y la placenta también produce un tipo de estogeno, el estriol. La progesterona y el estrógeno también contribuyen a varias otras funciones, incluida la ovulación, el aumento de la deposición de grasa, la reducción de la resorción ósea y las fluctuaciones de estas hormonas son responsables de la menstruación.

Síntomas

Las hormonas de la fertilidad femenina fluctúan durante el curso del ciclo menstrual, durante el embarazo y durante la menopausia. Algunos de los signos y síntomas de las hormonas de baja fertilidad en mujeres adultas incluyen:

  • Dificultad para quedar embarazada
  • Pérdida de libido
  • Sofocos
  • Sudores nocturnos
  • Fatiga
  • Pubertad retrasada
  • Falta de periodos

Control de las hormonas de la fertilidad

Los niveles muy altos de hormonas de la fertilidad pueden causar una variedad de diferentes trastornos y enfermedades en el cuerpo. De manera similar, niveles muy bajos pueden afectar la función reproductiva y contribuir a una serie de problemas médicos. Por lo tanto, el cuerpo tiene que regular el nivel de hormonas de la fertilidad de forma continua. Esto se logra mediante otras glándulas que se encuentran a cierta distancia de los órganos reproductores y las hormonas que secretan estas glándulas.

El hipotálamo es una parte del cerebro que monitorea constantemente el nivel de hormonas de la fertilidad en el torrente sanguíneo. Tiene un mecanismo de retroalimentación negativa, lo que significa que si los niveles de la hormona de la fertilidad son de normales a altos, el hipotálamo secreta menos o nada de su hormona conocida como hormona liberadora de gonadotropina (GnRH). Esta hormona actúa sobre la glándula pituitaria que se encuentra en la base del cerebro.

La glándula pituitaria a su vez secreta dos hormonas conocidas como hormona estimulante del folículo (FSH) y hormona luteinizante (LH). En las mujeres, la FSH y la LH contribuyen en parte a la liberación de un óvulo de los ovarios (ovulación) y a la producción de estrógeno y progesterona por los ovarios. En los hombres, la FSH y la LH contribuyen en parte a la formación de espermatozoides y a la producción de testosterona por parte de los testículos.

¿Cómo aumentar las hormonas de fertilidad?

Hay varios métodos para aumentar las hormonas de la fertilidad. En el contexto de la infertilidad, esto solo se considera cuando las hormonas de la fertilidad son bajas y se identifica como una causa de dificultad para concebir. Esto incluye:

  • Hormonas sintéticas que se fabrican en laboratorio.
  • Hormonas bioidénticas extraídas de animales o plantas.
  • Hormonas que afectan el sector de control de hormonas como GnRH, FSH o LH.

Estas hormonas se administran en forma de píldoras o inyecciones. A veces, también se prescriben suplementos nutricionales, ya que estos nutrientes pueden ser necesarios para la producción de ciertas hormonas o ayudar con su funcionamiento. Los estudios también han demostrado que mantener un peso corporal normal, controlar los niveles de glucosa en sangre y el ejercicio también pueden desempeñar un papel en la regulación de los niveles de la hormona de la fertilidad en determinadas condiciones.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario