Hogar Salud Tratamiento de la adicción a las pastillas para el dolor

Tratamiento de la adicción a las pastillas para el dolor

por Dr. Kylie López, MD, MSCR
Publicada: Ultima actualización en

La adicción a los analgésicos es un intento inocuo por el simple objetivo de llevar una vida sin dolor. Sin embargo, puede tener graves consecuencias incluso hasta la muerte. Por lo tanto, es muy importante que tomemos algunos de los pocos pasos para comprender por qué ocurre y cómo se puede prevenir o tratar.

Ya hemos leído sobre la parte de “cómo ocurre” en “¡la adicción a las pastillas para el dolor puede tener efectos secundarios graves! “Ahora entendamos cómo podemos prevenir o tratar esta desastrosa amenaza.

Prevención de la adicción a las pastillas para el dolor

La adicción a los analgésicos se observa principalmente en personas que tienen miedo de probar cosas nuevas o que tienen una actitud prejuiciosa o procrastina. Estas personas están satisfechas con los beneficios a corto plazo del alivio del dolor que brindan los analgésicos y ni siquiera están dispuestas a probar las otras formas definitivas de alivio del dolor, como fisioterapia, ejercicios, etc.

Este tipo de actitud debería erradicarse por completo de nuestras vidas. Las píldoras son muy fáciles de tragar, pero uno debe comprender completamente los peligros que entraña depender de ellas a más largo plazo, sin o más bien en contra de los consejos médicos. Tomar analgésicos sin el consejo de un médico solo porque están disponibles sin receta es como fumar un cigarrillo cuando nadie está mirando. El hecho de que nadie esté mirando el cigarrillo no deja de ser dañino y solo porque esté disponible gratuitamente no significa que no causará daño.

Tratamiento de la adicción a las pastillas para el dolor

La naturaleza de venta libre de los analgésicos es la razón principal del abuso de los analgésicos. Por lo tanto, es obvio por qué muchas personas se sienten tentadas a depender continuamente de estas píldoras. Sin embargo, salir de esa dependencia es más fácil de decir que de hacer.

El primer paso en esta dirección sería identificar la principal fuente de dolor. Una historia inadecuada o inapropiada con respecto a la naturaleza y fuente del dolor es una causa frecuente de diagnóstico erróneo de la enfermedad y conduce a un alivio inadecuado del dolor, que es la causa raíz del problema.

Una vez que se identifica la fuente del dolor, es necesaria una visita a un especialista en ortopedia. Un ortopedista tiene la experiencia necesaria para diagnosticar adecuadamente las condiciones dolorosas crónicas y trazar un plan de tratamiento según las necesidades del paciente. El ortopedista puede solicitar ciertas investigaciones o pruebas que apunten a un diagnóstico. Intente completarlos lo antes posible con plena fe, considerando que este es un paso adelante para lograr una vida sin dolor.

Uno debe estar abierto a cualquier forma de tratamiento que ayude a mejorar el resultado y modificar la enfermedad. Sin embargo, a veces uno puede terminar sin recibir un diagnóstico incluso después de todos los esfuerzos. En ese caso, uno puede consultar a un psiquiatra para averiguar por qué tiene la percepción del dolor. Alternativamente, incluso se puede visitar a un ortopedista diferente para obtener una segunda opinión.

El proceso de obtener el diagnóstico correcto puede ser engorroso, pero presenta la ventaja distintiva de una vida sin dolor y sin pastillas para el dolor.

Artículos relacionados:

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario