Hogar Salud Diagnóstico y tratamiento de nervios inflamados (neuritis)

Diagnóstico y tratamiento de nervios inflamados (neuritis)

por Dr. Kylie López, MD, MSCR
Publicada: Ultima actualización en

La neuritis es el término para la inflamación del nervio. Puede deberse a una serie de causas que incluyen traumatismos mecánicos, lesiones químicas, deficiencias nutricionales, infecciones, trastornos hereditarios y enfermedades sistémicas. La inflamación de los nervios sensoriales puede presentarse con entumecimiento, hormigueo, sensaciones anormales o dolor. Cuando los nervios motores se ven afectados, los síntomas pueden incluir debilidad muscular o incluso parálisis en casos graves. Algunos nervios son nervios mixtos, lo que significa que tanto las fibras sensoriales como las motoras se ven afectadas y provocan un complejo de síntomas. Dado que los síntomas de la neuritis no son específicos de la causa, es posible que primero se deban considerar varias investigaciones de diagnóstico. El tratamiento dependería entonces del factor causal y de las enfermedades subyacentes.

Diagnóstico de neuritis

El objetivo principal de las medidas adoptadas para el diagnóstico de neuritis es identificar la causa de la neuritis. Esto proporciona información importante sobre si la neuritis se puede tratar o no. Algunos tipos de neuritis se pueden curar, pero otros solo se pueden tratar para proporcionar un alivio sintomático.

El diagnóstico de neuritis requiere una historia médica completa y un examen físico completo con un examen neurológico detallado. Varios conjuntos de investigaciones también son útiles en el diagnóstico de neuritis.

Análisis de sangre

Se pueden realizar análisis de sangre para detectar lo siguiente:

  • Infecciones e inflamación: hemograma completo, VSG, anticuerpos (infecciones)
  • Diabetes mellitus – GTT, HbA1C
  • Deficiencias nutricionales – grupo B de vitaminas
  • Enfermedades autoinmunes: anticuerpos antinucleares (ANA)

Pruebas oculares para neuritis óptica

  • Pruebas oculares para la visión del color y la agudeza visual.
  • El fondo del ojo se visualiza para examinar el edema o la inflamación del disco óptico utilizando un fundoscopio u oftalmoscopio indirecto.
  • El reflejo a la luz se prueba para comprobar la reacción de la pupila a la luz brillante.
  • Se realizan pruebas de respuesta visual para detectar las áreas dañadas del nervio óptico.

Punción lumbar

Una punción lumbar permitirá el análisis del líquido cefalorraquídeo (LCR) en pacientes con sospecha de encefalitis o meningitis.

Pruebas de conducción nerviosa y electromiografía (EMG)

Los estudios de electrodiagnóstico se utilizan generalmente para confirmar neuropatías.

  • Las pruebas de conducción nerviosa se utilizan para verificar la función eléctrica de los nervios periféricos midiendo la fuerza y ​​la velocidad de las señales nerviosas transmitidas. También ayuda a localizar la parte afectada del nervio.
  • La electromiografía (EMG) es una prueba de diagnóstico útil en pacientes con neuritis que involucran los nervios motores donde hay síntomas de debilidad muscular o parálisis.

Biopsia de nervio

Una biopsia de nervio no es una prueba de rutina, pero se puede realizar en un grupo selecto de pacientes para confirmar el diagnóstico. Un patólogo hace una biopsia y examina una pequeña muestra del nervio afectado. La biopsia permite la detección de cambios físicos dentro y alrededor del nervio.

Estudios radiologicos

Los estudios radiológicos (resonancia magnética, tomografía computarizada o rayos X) son de importancia en la neuritis resultante de la compresión o traumatismo del nervio. También es útil para identificar tumores y lesiones granulomatosas en afecciones como la sarcoidosis. Más importante aún, los estudios radiológicos se utilizan para excluir otras enfermedades que pueden simular neuritis.

Tratamiento de la neuritis

El enfoque más eficaz para el tratamiento y el manejo de la neuritis es identificar la causa y tratarla en consecuencia. El tratamiento para la neuritis por sí solo es limitado y si el factor causante no se puede eliminar o controlar, el tratamiento sintomático puede ser la única opción restante.

Medicamento

La terapia con medicamentos para la neuritis en sí, y no una causa subyacente, es limitada. Está destinado principalmente para el dolor neuropático y depende de la gravedad del dolor. La medicación también puede proporcionar alivio a corto plazo para los otros síntomas de la neuritis.

  • El dolor leve puede responder a los AINE (acetaminofén, aspirantes) o codeína.
  • El dolor de moderado a intenso puede requerir analgésicos opioides como tramadol, hidrocodona u combinaciones de medicamentos de oxicodona.
  • El dolor agudo puede requerir el uso de corticosteroides, aunque esto tiene un papel mínimo en el dolor neuropático crónico.
  • Otros síntomas de la neuritis, como las sensaciones anormales, pueden aliviarse a corto plazo con corticosteroides. También es una de las mejores opciones para pacientes con neuritis óptica ya que previene la pérdida de visión.

Dolor neuropático crónico

El medicamento para el alivio del dolor sintomático en pacientes con dolor neuropático crónico incluye:

  • Duloxetina, que es útil en el tratamiento del dolor nervioso crónico y el dolor asociado con el herpes zóster o la neuropatía periférica diabética.
  • La pregabalina se usa para tratar el dolor neuropático asociado con la neuropatía diabética.
  • La amitriptilina es un fármaco antidepresivo útil en el dolor neuropático.
  • La carbamazepina y otros antiepilépticos se utilizan habitualmente en el tratamiento del dolor neuropático. Se sabe que la carbamazepina inhibe la médula ósea causando leucopenia (recuentos bajos de glóbulos blancos) y requiere un control del recuento sanguíneo en los pacientes.
  • Las cremas de capsaicina son medicamentos tópicos populares para el dolor neuropático. El uso de capsaicina tópica se asocia con una leve sensación de ardor que actúa como un contrairritante para aliviar el dolor.
  • La lidocaína y otros anestésicos locales solo se consideran para el dolor neuropático insoportable severo. Puede administrarse como aplicación tópica o como inyecciones.

Terapia física

Los pacientes con neuritis con afectación de los nervios motores pueden beneficiarse de la fisioterapia. Los músculos afectados se movilizan para mantener el rango completo de movimiento tanto de los músculos como de las articulaciones asociadas. Los fisioterapeutas pueden utilizar una serie de modalidades que incluyen:

  • Aplicación de calor
  • Terapia de frío
  • Estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS)
  • Terapia de acupresión / puntos gatillo
  • Acupuntura / punción seca
  • Masaje

Se pueden recomendar ejercicios pasivos y activos lo antes posible.

Suplementación nutricional

La modificación de la dieta y la suplementación nutricional se consideran en casos de neuritis asociada a deficiencias. El dolor neurítico, el entumecimiento, la debilidad y otros síntomas relacionados con la deficiencia nutricional pueden aliviarse con la suplementación de varios micronutrientes.

  • La vitamina B12 promueve el crecimiento de los nervios y su regeneración.
  • La tiamina (vitamina B1) ayuda a curar las lesiones nerviosas y reduce los síntomas de la neuritis.
  • El calcio y el magnesio son importantes en la conducción del impulso nervioso.
  • La lecitina es importante para la protección y reparación de los nervios.
  • La proteína , un macronutriente, también es importante en la reparación y función de los nervios.

Cirugía

El papel de la cirugía en el tratamiento de la neuritis es limitado. La cirugía tiene valor en la neuritis relacionada con compresión nerviosa o lesión física. También se pueden realizar varios procedimientos en las etapas avanzadas de la neuritis donde el tratamiento médico no es eficaz. Los procedimientos de denervación quirúrgica se pueden realizar en pacientes que sufren de dolor neuropático extremo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario