Hogar Salud Tratamiento del mieloma múltiple

Tratamiento del mieloma múltiple

por Dr. Kylie López, MD, MSCR
Publicada: Ultima actualización en

El tratamiento del mieloma múltiple es un tema muy complicado. No solo el procedimiento es engorroso, sino que con cada opción hay un número significativo de pros y contras adjuntos. Comprender el significado es quizás lo último en la mente de la persona afectada debido a la naturaleza potencialmente mortal de la enfermedad en sí. Sin embargo, es este proceso el que decide el destino final de un individuo. Sorprendentemente, es bastante cierto que las opciones de tratamiento como el trasplante de células madre, que parecen ofrecer una cura completa, están fuertemente asociadas con la mortalidad en sí mismas. Por lo tanto, ¡las opciones de tratamiento deben elegirse sabiamente!

Investigaciones de mieloma múltiple

El diagnóstico de mieloma múltiple se realiza mediante el examen microscópico de un frotis de sangre para mostrar células plasmáticas anormales. Pero varias pruebas de confirmación se realizan esencialmente para confirmar el diagnóstico y la estadificación de la enfermedad.

  • Biopsia o aspiración de médula ósea: para demostrar células tumorales en la médula ósea.
  • Calcio sérico: para demostrar niveles altos de calcio y para estadificación.
  • Hemoglobina: para buscar anemia y estadificación.
  • Creatinina sérica: para la evaluación de la función renal.
  • Análisis de orina: proteínas de Bence Jones (exceso de anticuerpos excretados en la orina) y estadificación.
  • Electroforesis en suero: demostración de la presencia de anticuerpos altos en sangre y estadificación.

Tratamiento del mieloma múltiple

El tratamiento del mieloma múltiple consiste en terapia tumoral y terapia de apoyo para el tratamiento de complicaciones.

La terapia tumoral para el mieloma múltiple depende en gran medida de los fármacos quimioterapéuticos y el trasplante de células madre. La quimioterapia tiene como objetivo reducir las células plasmáticas anormales atacando selectivamente las células del cuerpo que se multiplican rápidamente. Esto también causa un agotamiento casi completo de las células normales de la médula ósea y requiere terapia de apoyo hasta la recuperación de la médula ósea. Esto puede llevar de 3 a 4 semanas, durante las cuales una persona es muy susceptible a las infecciones y se siente cansada debido a la disminución del número de células en la sangre.

Una vez que se elimina la gran cantidad de células plasmáticas anormales, la persona se vuelve apta para el trasplante de células madre. Las células madre son células de la médula ósea extraídas de otra persona (aloinjerto) o de la misma persona (autoinjerto). Estas células se trasplantan en la médula ósea de una persona con mieloma múltiple. Tienen una acción contra las células tumorales y promueven la producción de células sanguíneas. Sin embargo, debido a la naturaleza extraña de las células, con frecuencia causan la destrucción de las células normales del receptor por reacciones inmunes (ya que han sido entrenados para reconocer solo las células del donante original y no del receptor). Son estas reacciones las que conducen a complicaciones potencialmente mortales. Por lo tanto, hay que tener mucho cuidado al elegir esta opción y ser plenamente consciente de las consecuencias. Un pariente consanguíneo, especialmente un gemelo, es un donante ideal de células madre para este propósito. Los pacientes jóvenes son candidatos ideales para el trasplante de células madre junto con la quimioterapia de dosis alta, lo que resulta en mayores posibilidades de curación. Los pacientes de edad avanzada, por otro lado, no pueden soportar este tratamiento y con frecuencia sucumben a una o más complicaciones.

La terapia de apoyo del mieloma múltiple tiene como objetivo prevenir que ocurran las complicaciones y proporcionar alivio sintomático. Los agentes que se utilizan comúnmente en la terapia de apoyo son

  • Eritropoyetina: para prevenir la anemia y aumentar los niveles de hemoglobina.
  • Bifosfonatos: para la inhibición de los osteoclastos para prevenir erosiones óseas.
  • Diálisis: para prevenir insuficiencia renal y complicaciones relacionadas.

Las complicaciones relacionadas con los dolores óseos y las fracturas deben tratarse por separado con la inmovilización correspondiente de las partes afectadas. La insuficiencia renal y las funciones cerebrales vuelven a la normalidad tan pronto como se destruyen las células plasmáticas incriminatorias. Sin embargo, si el daño causado al riñón y al cerebro es severo, puede resultar en un daño permanente. Con el advenimiento de la tecnología, la esperanza de vida de un individuo puede haber mejorado, pero no todas las personas viven la vida en esa medida. El mieloma múltiple es solo una de las cientos de causas de muerte prematura. Por lo tanto, una perspectiva positiva y una determinación seguramente pueden evitar que la depresión y la inutilidad arruinen los días restantes.

Artículos relacionados

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario