Hogar Salud Síntomas de deficiencia de vitamina E, dosis, alimentos para comer

Síntomas de deficiencia de vitamina E, dosis, alimentos para comer

por Dr. Kylie López, MD, MSCR
Publicada: Ultima actualización en

Todavía existe cierto debate sobre si la suplementación con vitamina E es necesaria o no. Los informes contradictorios a veces hacen parecer que la vitamina E no es tan necesaria para la salud y el bienestar como otras vitaminas. Sin embargo, esto no es cierto. La vitamina E juega un papel importante en el cuerpo y las deficiencias darán lugar a una serie de síntomas. Sin embargo, la suplementación no es la única respuesta. La vitamina E puede obtenerse fácilmente de varios alimentos diferentes, como es la causa de la mayoría de los micronutrientes.

¿Qué es la vitamina E?

La vitamina E es un micronutriente, lo que significa que el cuerpo humano la necesita, pero en pequeñas cantidades. Es una vitamina soluble en grasa y los suplementos se absorben mejor con alimentos. La vitamina E en realidad se refiere a un grupo de compuestos en lugar de a un solo compuesto. Incluye tocoferoles y tocotrienoles que son sustancias que tienen una función similar en el cuerpo. Sin embargo, solo unas pocas formas de estas sustancias son biológicamente significativas para los seres humanos.

En general, una deficiencia de vitamina E es rara. Por lo tanto, la suplementación no suele ser necesaria. Se absorbe en el tracto digestivo y luego se almacena en el tejido adiposo, el hígado y las células musculares. Hasta el momento no hay evidencia concluyente de que la suplementación pueda tener algún beneficio significativo para la salud en personas que no tienen una deficiencia. La suplementación a largo plazo en dosis altas puede provocar toxicidad.

Función de la vitamina E

La vitamina E parece tener tres funciones principales:

  1. Actividad antioxidante
  2. Modulación inmunológica
  3. Efecto antiagregante plaquetario

Antioxidante

Los radicales libres se producen dentro del cuerpo como parte normal del proceso metabólico. También bombardea el cuerpo de fuentes ambientales como la contaminación del aire y la radiación ultravioleta (UV). Estos radicales libres pueden dañar las células si no se neutralizan con antioxidantes. Se cree que la vitamina E es útil como actividad antioxidante, aunque no hay pruebas concluyentes de si tomar suplementos definitivamente será beneficioso en este sentido.

Inmune

Los estudios han demostrado que la vitamina E puede tener varios efectos sobre el sistema inmunológico, lo que aumenta su actividad. Ayuda a aumentar la cantidad de linfocitos. La vitamina E también reduce la producción de sustancias que inhiben el sistema inmunológico. En conjunto, esto significa una mayor actividad inmunológica para ayudar al cuerpo a luchar más eficazmente contra invasores como bacterias y virus.

Antiagregante plaquetario

Las plaquetas son células diminutas en el torrente sanguíneo que ayudan con la formación de coágulos cuando se rompe un vaso sanguíneo. Sin embargo, también puede conducir a la formación de coágulos dentro de un vaso sanguíneo, bloqueando así el flujo sanguíneo. Las plaquetas también pueden ser un componente de las placas que se forman en las paredes arteriales para estrechar gradualmente los vasos sanguíneos. La vitamina E parece inhibir la agregación de plaquetas para formar coágulos.

Dosis recomendada

Es importante darse cuenta de que la cantidad diaria recomendada (RDA) incluye vitamina E procedente de alimentos y suplementos. Una dieta equilibrada generalmente asegura suficiente vitamina E en un día y no es necesaria la suplementación. La dosis diaria recomendada varía según la edad, el sexo y los estados fisiológicos como el embarazo. Puede indicarse como miligramos (mg) o unidades internacionales (UI). Para facilitar la referencia, 1 mg equivale a 1,5 UI.

Dosis para niños

  • 1 a 3 años = 6 mg / día (9 UI)
  • 4 a 8 años = 7 mg / día (10,4 UI)
  • 9 a 13 años = 11 mg / día (16,4 UI)

Dosis para mujeres

  • Mayores de 14 años = 15 mg / día (22,4 UI)
  • Mujeres embarazadas = 15 mg / día (22,4 UI)
  • Mujeres que amamantan = 19 mg / día (28,5 UI)

Dosis para hombres

  • Mayores de 14 años = 15 mg / día (22,4 UI)

Toxicidad y sobredosis

Las dosis muy grandes de vitamina E, especialmente si se mantienen, pueden tener efectos adversos. En primer lugar, es importante comprender que existen niveles máximos de ingesta tolerables. Esta es la dosis máxima que el cuerpo puede tolerar y cualquier nivel más alto puede ser peligroso. Sin embargo, es importante que las personas mantengan su ingesta diaria dentro de la dosis diaria recomendada, que es significativamente más baja que los niveles de ingesta tolerables. Estos niveles son los siguientes:

  •  1 a 3 años = 200 mg / día (300 UI)
  • 4 a 8 años = 300 mg / día (450 UI)
  • 9 a 13 años = 600 mg / día (900 UI)
  • 14 a 18 años = 800 mg / día (1200 UI)
  • 19 años en adelante = 1,000 mg / día (1,500 UI)

En algunos casos, la suplementación a corto plazo puede superar estos niveles solo cuando existe una deficiencia muy grave y la dosis ha sido aprobada por un médico. Sin embargo, la deficiencia de vitamina E es poco frecuente. El problema surge con mayor frecuencia con la suplementación, donde algunos suplementos contienen hasta 1000 UI por cápsula. Además, la vitamina E es un grupo de compuestos y la suplementación con solo una de estas formas biológicamente activas puede ser perjudicial.

Causas de la deficiencia de vitamina E

Una deficiencia de vitamina E es rara y cuando ocurre, generalmente está relacionada con una afección gastrointestinal que afecta la digestión y absorción de nutrientes. Suele ocurrir cuando hay un problema con la digestión y absorción de grasas. Por lo tanto, los trastornos que afectan la secreción de bilis también pueden afectar la absorción de vitamina E. Las condiciones en las que puede ocurrir una deficiencia de vitamina E incluyen:

  • Abetalipoproteinemia
  • Enfermedad hepatobiliar colestásica crónica
  • Fibrosis quística
  • Síndrome del intestino corto

El síndrome de deficiencia aislada de vitamina E es causado por un trastorno genético autosómico recesivo a pesar de la ausencia de un síndrome de malabsorción que involucre grasas.

Síntomas de deficiencia

Los síntomas de la deficiencia de vitamina E dependen de la gravedad y la duración. Los síntomas que pueden surgir a su debido tiempo incluyen:

  • Temprano :
    – Hiporreflexia – Deterioro de la
    propiocepción
    – Debilidad muscular
    – Ceguera nocturna
  • A mediano plazo :
    – Ataxia
    – Debilidad muscular severa – Nistagmo
  • Tardía :
    – Areflexia
    – Pérdida de la propiocepción
    – Dificultad para tragar
    – Trastorno del habla motora
    – Ritmo cardíaco irregular (arritmia)
    – Dificultad para mover los ojos

Los síntomas graves que se desarrollan con la deficiencia de vitamina E a largo plazo incluyen ceguera y demencia.

Alimentos ricos en vitamina E

Hay muchos alimentos que son naturalmente ricos en vitamina E. Además, algunos alimentos están fortificados con vitamina E. En general, una dieta sana y equilibrada asegura que se adquieran cantidades suficientes de vitamina E de los alimentos y no hay necesidad de suplementos. Sin embargo, es importante saber qué alimentos tienen niveles altos o medios de vitamina E para poder incluir cantidades suficientes de estos alimentos en la dieta diaria.

  • Alto :
    – Ciertos aceites vegetales como el aceite de girasol y el aceite de germen de trigo.
    – Frutos secos como almendras, cacahuetes y avellanas.
    – Semillas como pipas de girasol.
  • Medio :
    – Otros aceites vegetales como aceite de maíz y soja.
    – Verduras verdes como brócoli y espinacas.
    – Frutas como el aguacate.

Los alimentos enriquecidos incluyen cereales, zumos de frutas y margarinas, entre otros. Las multivitaminas contienen cantidades mucho más pequeñas de vitamina E que los suplementos de vitamina E única. La mayoría de los multivitamínicos proporcionan suficiente vitamina E para alcanzar la cantidad diaria recomendada (RDA).

Referencias :

  1. www.webmd.com/vitamins-and-supplements/lifestyle-guide-11/supplement-guide-vitamin-e
  2. ods.od.nih.gov/factsheets/VitaminE-Consumer/
  3. emedicine.medscape.com/article/126187-overview

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario