Hogar Salud Insulinoma (tumores de insulina)

Insulinoma (tumores de insulina)

por Dr. Kylie López, MD, MSCR
Publicada: Ultima actualización en

¿Qué es un insulinoma?

Un insulinoma es un tumor poco frecuente del páncreas que provoca un exceso de insulina. El páncreas produce varias enzimas y hormonas, incluida la hormona insulina. En el caso de un insulinoma, el páncreas produce demasiada insulina, lo que puede alterar el metabolismo normal. La insulina controla los niveles de azúcar en sangre (glucosa) moviendo el azúcar en sangre hacia las células. Los tumores del páncreas productores de hormonas también se conocen como tumores endocrinos pancreáticos.

En condiciones normales, el páncreas deja de producir insulina una vez que el azúcar en sangre baja. El azúcar en sangre vuelve a subir lentamente y llega a un nivel normal. Sin embargo, en el caso de un insulinoma, el páncreas sigue produciendo insulina, que sigue transportando azúcar a las células. Debido a esto, los niveles de azúcar en sangre caen a niveles peligrosamente bajos. Esto puede resultar en síntomas leves a severos que van desde ansiedad y hambre hasta convulsiones, coma o muerte.

Ubicación e imágenes

Los insulinomas se originan a partir de células del páncreas productoras de insulina, llamadas células de los islotes. El páncreas es una glándula alargada ubicada en la parte superior del abdomen. Por lo general, no hay síntomas locales asociados con el tumor, como dolor.

Imagen de un insulinoma extirpado quirúrgicamente procedente de Wikimedia Commons

Imagen de las células de un insulinoma de Wikimedia Commons

Acerca de los tumores de insulinoma

En su mayoría, los insulinomas inducen a las células de los islotes pancreáticos a producir más insulina. Sin embargo, algunos insulinomas pueden hacer que las células pancreáticas también secreten otras hormonas como gastrina, hormona adrenocorticotrópica (ACTH), ácido 5-hidroxiindólico, gonadotropina coriónica humana, glucagón y somatostatina. Los efectos de estos tumores no se limitan únicamente a las funciones de la insulina.

El insulinoma puede provocar la liberación de insulina en ráfagas cortas. Esto da como resultado grandes fluctuaciones en los niveles de azúcar en sangre. Más del 90% de los insulinomas están localizados y no se diseminan. Sin embargo, en el 10% de los casos, los insulinomas pueden ser malignos (cancerosos) y diseminarse. La mayoría de los casos tendrán un solo insulinoma. Sin embargo, puede haber más de un insulinoma presente simultáneamente. Los insulinomas múltiples están relacionados con una enfermedad del sistema endocrino llamada neoplasia endocrina múltiple tipo 1 (MEN 1).

Signos y síntomas

Los pacientes con insulinoma muestran tres rasgos característicos denominados tríada de Whipple, que son:

  • Presencia de síntomas de niveles bajos de azúcar en sangre (hipoglucemia) como visión doble, visión borrosa, palpitaciones y debilidad.
  • Niveles bajos de azúcar en sangre detectados al mismo tiempo que la presencia de síntomas.
  • Desaparición de los síntomas al administrar glucosa.

Otros síntomas pueden incluir los siguientes:

  • Confusión
  • Lapsos de memoria
  • Comportamiento anormal
  • Inconsciencia
  • Convulsiones
  • Transpiración
  • Dificultad para caminar
  • Latidos rápidos
  • Nerviosismo
  • Hambre
  • Los síntomas ocurren principalmente por la noche, temprano en la mañana o varias horas después de una comida.
  • Condición que empeora al hacer ejercicio o consumir alcohol
  • Exceso de peso corporal

Complicaciones de un insulinoma

Los insulinomas no tratados pueden provocar complicaciones graves relacionadas con la hipoglucemia. También aumenta el riesgo de coma y de caídas accidentales al desmayarse. Sin embargo, la extirpación quirúrgica del insulinoma también puede provocar complicaciones. Las más comunes de todas las complicaciones son el sangrado y la formación de fístulas pancreáticas debido a fugas. Aquí, las secreciones pancreáticas se escapan del páncreas dañado y dan lugar a la formación de fístulas.

Debido al daño al páncreas durante la cirugía, se pueden formar pseudoquistes pancreáticos en algunos pacientes, lo que puede resultar en inflamación del páncreas (pancreatitis) o formación de abscesos. La extirpación de una gran parte del páncreas puede provocar una disminución de los niveles de insulina a medida que se eliminan las células productoras de insulina. En última instancia, conduce a un estado permanente de diabetes mellitus.

Causas del insulinoma

Las causas exactas de un insulinoma no se conocen bien. Los pacientes con la condición genética MEN1 (neoplasia endocrina múltiple tipo 1) tienen un mayor riesgo de desarrollar insulinomas múltiples. De manera similar, los pacientes con insulinomas múltiples tienen un mayor riesgo de desarrollar MEN1. Incluso en ausencia de MEN1, los insulinomas se han relacionado con factores genéticos.

Diagnóstico y pruebas

Los síntomas por sí solos suelen ser insuficientes para diagnosticar un insulinoma. Muchas otras afecciones pueden causar estos cambios en los niveles de glucosa en sangre que provocan los síntomas. Por lo tanto, es importante realizar más investigaciones diagnósticas para detectar la presencia de un insulinoma.

  • Pruebas de laboratorio: se pueden analizar muestras de orina y sangre para determinar los niveles de glucosa en ayunas, péptido C, proinsulina e insulina.
  • Estudios de imágenes: una tomografía por emisión de positrones (PET), una resonancia magnética (MRI) o una ecografía del abdomen pueden visualizar el insulinoma.

Medicamentos para insulinomas

Los medicamentos para los insulinomas ayudan a limitar los efectos de los niveles de insulina excesivamente altos en el cuerpo. La hipoglucemia es una de las principales preocupaciones, ya que los niveles de glucosa en sangre pueden alcanzar niveles peligrosamente bajos. Por lo tanto, los pacientes con insulinomas que no pueden tratarse fácilmente necesitan comer con frecuencia para prevenir la hipoglucemia.

  • Se administra diazóxido para disminuir la secreción de insulina. Los efectos secundarios pueden incluir retención de sodio en el cuerpo, mayor riesgo de insuficiencia cardíaca y desarrollo de vello corporal excesivo.
  • Se recomiendan las hidroclorotiazidas a los pacientes que toman diazóxido para controlar la hinchazón y la retención de sodio. Las hidroclorotiazidas aumentan el efecto hiperglucémico de los diazoxidos.
  • La octreotida también se puede administrar para prevenir la hipoglucemia y se recomienda a los pacientes que no responden al diazóxido.
  • La quimioterapia se recomienda en casos raros, cuando el tumor no responde a los medicamentos, crece de tamaño o no se puede extirpar quirúrgicamente. El régimen terapéutico incluye estreptozotocina en combinación con 5-fluorouracilo o doxorrubicina, clorozotocina e interferón.

Cirugía de insulinoma

Un solo tumor se puede extirpar fácilmente. Sin embargo, si hay varios tumores, por lo general se extirpan partes del páncreas mediante un procedimiento conocido como pancreatectomía parcial. Sin embargo, se evita la pancreatectomía total, ya que se necesita al menos el 15% del páncreas para producir enzimas pancreáticas. La extirpación quirúrgica de un tumor se vuelve difícil si los insulinomas están ubicados en la cabeza, el cuerpo y la cola del páncreas. El procedimiento de Whipple se puede realizar en tales casos, aunque no garantiza necesariamente la extirpación exitosa del tumor.

La extirpación quirúrgica de los insulinomas se considera curativa en el 90% de los pacientes y es el método de tratamiento preferido. Se puede realizar cirugía abierta o cirugía laparoscópica. Los pacientes reciben diazóxido y dextrosa antes de la cirugía para prevenir la hipoglucemia. Los niveles altos de calcio pueden provocar complicaciones en pacientes sometidos a una cirugía de insulinoma. Por lo tanto, en los pacientes con MEN 1, la glándula paratiroidea se extrae antes de la cirugía de insulinoma, lo que previene las complicaciones relacionadas con los niveles altos de calcio.

Dieta

Se aconseja a los pacientes que coman con frecuencia para evitar la hipoglucemia y que consuman carbohidratos cada 2 a 3 horas para evitar la hipoglucemia, aunque este enfoque puede conducir a un aumento de peso. Dado que el ejercicio agrava los síntomas de hipoglucemia en pacientes con insulinoma, se recomienda a los pacientes que eviten el ejercicio.

Pronóstico

Más del 95% de los insulinomas son benignos e inofensivos y su extirpación completa suele tener como resultado una cura a largo plazo. Sin embargo, en el 5% de los pacientes, los insulinomas benignos pueden reaparecer pocos años después de la extirpación quirúrgica. La quimioterapia da como resultado una respuesta parcial en el 50% de los pacientes y cura completamente al 20% de los pacientes.

Referencias :

http://emedicine.medscape.com/article/283039-overview

http://www.surgery.usc.edu/divisions/tumor/pancreasdiseases/web%20pages/Endocrine%20tumors/pancreatic%20tumors/insulinoma.html

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/000387.htm

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario