Contusión ósea

por Dr. Kylie López, MD, MSCR

¿Estás sufriendo de huesos magullados? Hay muchas opciones de tratamiento que puede elegir. Los moretones en los huesos van desde ser insoportables hasta incómodos. Hay muchas razones para los moretones en los huesos. Aprenda sobre las contusiones en los huesos, las causas y el tratamiento en este artículo.

¿Qué es un moretón en los huesos?

Las contusiones óseas también se conocen como contusiones óseas o, en ocasiones, hinchazón ósea. Representan un tipo de lesión que tiene similitud con hematomas y fracturas en los tejidos. Estas contusiones pueden deberse a posibles lesiones o traumatismos contundentes en los tejidos que sostienen los huesos. En estos días, los moretones en los huesos se pueden detectar fácilmente debido a la disponibilidad de las máquinas de MRI. Si sospecha que podría tener un moretón en los huesos, debe realizarse una resonancia magnética para confirmar o descartar sus sospechas.

Causas de los moretones en los huesos.

1. Manchas de lesiones.

Las contusiones deportivas se producen después de que el cuerpo entra en contacto con superficies duras. Podría ser causado por una caída o chocar contra una persona o equipo. Se recomienda a los jugadores que usen equipos de protección como cascos y espinilleras para reducir el impacto del contacto en los huesos.

2. Traumatismos, caídas y accidentes automovilísticos.

El impacto de los accidentes automovilísticos es lo suficientemente fuerte como para causar moretones en los huesos. La caída y el deslizamiento también pueden causar moretones en los huesos. La altura de la caída también puede aumentar los riesgos de lesiones.

3. Torcer

Los esguinces de articulaciones y otros accidentes por torceduras pueden causar huesos magullados. Las zonas comunes son los tobillos y las rodillas.

Tipos de moretones en los huesos.

Hay tres tipos de contusiones; Moretones subcutáneos, moretones intramusculares y moretones en el periostio. El tercer tipo también se conoce como un moretón perióstico. Es causada por la lesión de los vasos sanguíneos de la capa externa. Esta es también la contusión ósea más dolorosa de los tres tipos.

Los síntomas de la contusión ósea

Los moretones en los huesos generalmente son el resultado de un traumatismo en el hueso debido a accidentes. Esto puede causar sangrado debajo de la cubierta del hueso. Los síntomas de una contusión ósea pueden variar según la gravedad de la lesión. Es posible confundir estos síntomas con los de otras lesiones como el ligamento, las contusiones musculares y el daño del tendón.

1. hinchazón

Este es el síntoma principal de una contusión ósea. Hay otras lesiones que pueden causar hinchazón y, por lo tanto, esto no siempre es un indicio de una contusión ósea. En el caso de magulladuras en los tejidos, la magulladura será visible en la piel. Una radiografía determinará si la hinchazón es el resultado de una contusión ósea. Para detener la hinchazón, elevar la parte lesionada y aplicar hielo. Se pueden tomar medicamentos antiinflamatorios.

2. el dolor

Dolor después de un accidente de lesión es normal. Sin embargo, la intensidad del dolor después de un día de dos es un signo de contusiones óseas. Para aliviar el dolor, se pueden usar analgésicos de venta libre como paracetamol e ibuprofeno.

3. Rigidez

Esto sucede cuando el hueso lesionado forma parte de una articulación o está cerca de una articulación. Los codos y las rodillas son puntos comunes de rigidez después de una lesión. La rigidez es también una indicación de otras lesiones. El ejercicio a cámara lenta y el descanso pueden ayudar en el proceso de curación.

Cuando ver a un doctor

Se aconseja buscar ayuda médica para cualquier síntoma de contusiones óseas. Los rayos X pueden determinar la presencia de fracturas y si se requieren exámenes adicionales. Los moretones en los huesos pueden tomar tiempo para sanar; Hasta unos pocos meses. Este es tiempo suficiente para que la hinchazón y el dolor desaparezcan por completo.

Tratamientos de hematomas

Las personas con magulladuras en los huesos deben evitar la aspirina y tomar ibuprofeno en dosis moderadas. La aspirina inhibe la formación de coágulos de sangre ya que la sangre se vuelve más delgada. Esto hace que el sangrado empeore después de la lesión.

1. descansar

El descanso favorece la cicatrización y previniendo así más complicaciones. Mover la parte lesionada a menudo puede causar agravación del dolor. El descanso acelera la curación.

2. Analgésicos

Estos reducen la severidad del dolor en el área lesionada. Tome AINE (ibuprofeno) fabricado por Motrin o Advil para aliviar el dolor y la hinchazón.

3. Masaje con hielo

Esto revive el dolor en la parte lesionada. El hielo se puede frotar durante 10 minutos varias veces al día. No aplique cubitos de hielo directamente sobre la piel. Envuelva los cubos en un paño o bolsa antes de aplicar.

4. Tirantes

Los frenos ofrecen apoyo adicional a los tejidos del área lesionada. Esto evita la agravación de la lesión al minimizar la presión. Estos aparatos también reducen el tiempo de curación, reducen el dolor y también fortalecen el área afectada.

5. Suplementos

Los suplementos como la bromelaína pueden ayudar en la curación de los moretones en los huesos. Estas son principalmente enzimas digestivas de proteínas que son ideales para el tratamiento de lesiones. El suplemento de bromelina se extrae de la fruta de la piña y se vende sin receta en cápsulas. Reduce la hinchazón y también alivia el dolor.

6. No fumar

Para los fumadores, dejar el hábito puede acelerar la curación. Tampoco es aconsejable masticar tabaco. La nicotina presente en estas sustancias comprime los vasos sanguíneos y obstruye la circulación de la sangre. Esto corta los nutrientes que llegan a la parte lesionada, prolongando así el tiempo de curación.

7. dieta sana

La nutrición adecuada juega un papel muy importante para facilitar la recuperación. Así que come muchas frutas y verduras todos los días. Las frutas como la guayaba y las cerezas y las verduras como la espinaca, la zanahoria y el repollo son excelentes alimentos curativos.

8. Micro terapia actual

Esta terapia acelera el proceso de cicatrización de los huesos. Las corrientes eléctricas pasan a través de la parte lesionada. Revive el dolor y repara los tejidos dañados. Esta terapia también reduce la inflamación y también revive el dolor crónico.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario