Hogar Hueso, Articulación y Músculo Músculos abdominales tirados

Músculos abdominales tirados

por Dr. Kylie López, MD, MSCR

Un músculo abdominal estirado, también conocido como distensión muscular, puede ocurrir en casi cualquier persona. Ocurre como resultado de una lesión en el área abdominal que ejerce una presión excesiva sobre el área. Estos tirones o desgarres, pueden ser leves, moderados o severos y pueden deberse a una distensión de la fibra muscular o incluso a un desgarro, el dolor puede variar de leve a severo, y en los casos severos puede experimentar una hernia umbilical. Algunos remedios caseros simples pueden ayudar a aliviar el dolor.

Los síntomas de los músculos abdominales tirados

Los músculos abdominales estirados pueden pasarle a cualquiera, desde un atleta profesional hasta alguien que simplemente levanta un objeto que puede ser demasiado pesado o simplemente levantado de la manera incorrecta. Sin embargo, no se preocupe, estos tipos de distensiones o tirones musculares son, en la mayoría de los casos, bastante menores y fáciles de tratar.

1. leve cepa

Un pequeño nivel de dolor generalmente acompaña a estos tipos de distensiones musculares en el abdomen. Su movilidad no se verá comprometida, pero será útil tomar un medicamento de venta libre que pueda ayudar con el dolor y la leve inflamación que pueda tener. La leve cepa suele durar unos pocos días.

2. Cepa moderada

Con este tipo de tensión experimentará un mayor nivel de dolor, que desafortunadamente requiere que limite algunas de sus actividades habituales hasta que sane. Los giros y vueltas desaparecen, y si experimenta dificultades al no realizar esas actividades, puede ser necesario consultar a un médico, ya que es posible que deseen darle un vendaje específico que puede ayudarlo a mantenerse alejado de estos movimientos.

3. Tensión aguda

Con una tensión aguda, experimentará dolor intenso, que requerirá que tome medicamentos para controlar el dolor. La evaluación de este tipo de dolor se realiza caso por caso, en algunos casos pueden aparecer hematomas junto con espasmos musculares, lo que obligaría a restringir la mayoría de las actividades físicas hasta que la tensión cura por completo.

Remedios caseros para los músculos abdominales tirados

1. descansar

El mejor tratamiento para un músculo abdominal estirado es simplemente descansar. Suena fácil, pero si lo piensa, sus músculos abdominales se utilizan para casi todos sus movimientos, como los actos de sentarse, levantarse, etc. Es casi imposible descansar su músculo abdominal completamente, todo el tiempo. Si experimenta incomodidad debido a estos movimientos necesarios, su farmacia local ofrece una variedad de cintas y envolturas, que pueden ayudar a prevenir movimientos excesivos. Busque una posición adecuada mientras descansa para obtener mejores resultados.

2. Hielo y compresa tibia.

Comience con bolsas de hielo, ya que pueden ayudar a reducir la inflamación y adormecer el área, lo que puede ayudar a aliviar el dolor. Las envolturas térmicas pueden ser utilizadas. Estas envolturas pueden ayudar a calmar los músculos doloridos y relajar los músculos para aliviar la sensibilidad que pueda estar experimentando.

3. Medicamentos de venta libre

Para reducir la inflamación y aliviar el dolor, puede tomar medicamentos antiinflamatorios de venta libre, como el ibuprofeno.

Diagnóstico y tratamientos

Diagnóstico

Un examen físico es el primer paso en el diagnóstico de un músculo abdominal tirado. En el área de la cepa, habrá sensibilidad, algo de hinchazón y generalmente una pérdida de fuerza allí. Si se toman radiografías, no mostrarán ninguna ruptura muscular, esto solo se puede detectar mediante palpación (tocar). El médico puede, si sospecha una hernia, tomar una resonancia magnética, tomografía computarizada o una ecografía.

Verifica si es hernia

Si su tensión es aguda y experimenta un dolor intenso que le parece debilitante, o si no logra aliviar los remedios caseros, debe consultar a un médico. El examen físico, que incluye palpar el abdomen y la ecografía, ayudará a ver si hay lágrimas presentes o si realmente tiene una hernia. Si el resultado es que no hay un daño importante, el médico puede administrarle una inyección de corticosteroides directamente en el área del abdomen afectado, para que sienta alivio inmediato del dolor y / o le recete un analgésico. Normalmente, el médico, antes del alta, revisará con usted la necesidad de descansar y le informará cuándo puede volver a sus actividades normales.

Casos graves

En los casos más graves o graves, un médico puede analizar opciones que incluyen medicamentos para el dolor, fisioterapia y, en algunos casos, la posibilidad de una cirugía, que puede estar indicada para evitar daños o complicaciones adicionales.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario