No es saludable cuando su perro se rasca o se lame todo el tiempo. Lo más probable es que se deba a una infección o infestación de algún tipo.

Cuando vea costras en el perro, significa que el animal debe ser llevado al veterinario para recibir tratamiento. Si su perro tiene costras en su piel, las siguientes secciones detallarán todo lo que necesita saber.

¿Qué son las costras?

Las costras ocurren como costras secas y protectoras en la herida cuando está a punto de sanar. Estas costras pueden no tener una causa obvia, ya que pueden causar muchas condiciones diferentes.

Las costras también pueden diferir en sus características, como ser seco, crujiente, marrón, blanco, negro, etc. También pueden ocurrir en las piernas, el vientre, el cuello, la cabeza, las orejas, la piel, la espalda y en muchos otros lugares del cuerpo.

Causas de costras crujientes en perros

Hay una larga lista de las razones detrás de las costras en su perro. El rango de alérgico, hereditario, parasitario, ambiental y muchos otros en la naturaleza. Dependiendo de las causas, las costras tendrán diferentes características, algunas aparecerán en un lugar específico mientras que otras cubrirán todo el cuerpo.

Entre las causas de las costras negras se encuentran las siguientes:

1.  Alergias

Hay muchas alergias entre perros cuyos síntomas incluyen irritación de la piel. La piel está más inflamada e irritada cuando el perro tiene alergias de contacto. La ingestión de alérgenos provocará una reacción en la piel que terminará formando parches crujientes.

A veces, las costras son el resultado directo de una reacción alérgica en el perro. Comienzan como protuberancias con comezón en la piel que, después de rascarse del perro, se convierten en costras.

Para resolver este problema, debe saber exactamente qué está causando la reacción alérgica de la piel.

Entre las alergias más comunes en perros están:

  • Alergias a los alimentos
  • Alergias de contacto
  • Alergias en el aire
  • Alergias a las pulgas

Cualquiera de estos puede conducir a costras.

2.  Parásitos

Los parásitos, como los nigromantes, mosquitos, ácaros, pulgas, piojos e insectos, a menudo muerden a los perros y provocan lamidos y arañazos que dañan la piel. Cuando las heridas comienzan a cicatrizar, es probable que se formen costras en la piel.

Los mismos parásitos ponen huevos en la piel del perro irritándolo en el proceso. El perro comenzará a morder, lamer y rascarse la piel con el resultado de que se producirán llagas y sangrado. Como la picazón persiste, las costras crecerán con el tiempo.

3.  Mala nutrición

Incluso en los humanos, la piel es la señal rápida de la salud del individuo. En los perros, cualquier deficiencia en los nutrientes dará lugar a una capa pobre que fácilmente desarrolla problemas.

Cuando el cuerpo carece de minerales y vitaminas, será difícil defenderse de los parásitos que atacarán la piel y causarán costras. Lo mismo ocurrirá si la inmunidad del perro disminuye y las enfermedades oportunistas toman el control.

4.  Demasiada preparación

Debe limpiar a su perro tan a menudo como sea razonablemente posible. Si lo haces con demasiada frecuencia, dañarás su piel y causarás costras.

Demasiada limpieza eliminará los aceites naturales de la piel dando lugar a una piel seca que desarrolla costras. Debido a la falta de aceites, la piel comenzará a descamarse y causar picazón, por lo tanto, costras.

El uso de productos para la piel equivocados, como champús agresivos, también tiene el mismo efecto en la piel de su perro. El uso de champús suaves y el mantenimiento de la limpieza aproximadamente una vez a la semana asegurará que su perro tenga un pelaje saludable y libre de imperfecciones.

Tipos de cortezas y dónde se pueden encontrar

Las costras pueden ser de diferentes colores, formas y sensación general. También se pueden encontrar en varias partes del cuerpo, incluyendo la espalda, las orejas, el cuello, la cola, el hocico y otras partes.

En la parte posterior, hocico y cola

Cuando veas a tu perro con una nariz seca y crujiente o un hocico con descamación y costras, podría ser un signo de quemaduras solares. Este tipo de costras es difícil de notar, pero a menudo es bastante dañino para el perro y debe abordarse lo antes posible.

Si las cortezas están en la cola o la espalda del perro, la causa probable de la formación de costras es una infección bacteriana. Las infecciones como la foliculitis a menudo causan verdugones y llagas en la piel del perro. Las llagas y los verdugones pueden ir acompañados de ampollas llenas de líquido en el vientre, la espalda, la cola y los codos. Si ocurren en cachorros como suele ser el caso, sería debido al impétigo.

En el cuello y la cabeza

Si observa costras en el cuello y la cabeza de su perro, es probable que sea causada por una infección bacteriana llamada pioderma.

Este tipo de infección ocurre secundaria a alergias. Deshacerse de esta condición requiere el uso de antibióticos orales y champú medicado.

Los parches secos a menudo se manifiestan como protuberancias llenas de pus en la cabeza y el cuello. A medida que se acumulan los bultos, se convierten en costras crujientes.

Debido a la estrecha relación que tienen estas costras con las alergias, su tratamiento requiere el uso de dietas hipoalergénicas. Estos controlan las reacciones alérgicas en su perro. El veterinario aún debe ser consultado sobre el asunto.

En las piernas y el vientre

Las infecciones bacterianas a menudo producen costras que son más pequeñas que otras costras, especialmente en las piernas y el vientre del perro.

Estas costras son más propensas a aparecer durante las condiciones de clima cálido, como el verano, cuando los síntomas de las infecciones están en su punto máximo.

La piel del perro tiene estafilococos aunque en cantidades controladas. Cuando las bacterias crecen demasiado, dará lugar a costras en el vientre.

En las orejas

Si bien las costras en las orejas no son tan comunes como en las otras partes del perro, cuando ocurren, a menudo es un caso que necesita la atención del médico.

Podría ser una infección cuyos síntomas son los escaneos en las orejas. También podría ser una infestación de pulgas que requiere un tratamiento adecuado.

A veces, podría deberse a la sarna sarcóptica. La causa de la sarna sarcóptica son los ácaros microscópicos que hacen que el perro pique y se rasque mucho. A veces, el perro puede desarrollar una respuesta alérgica a los ácaros empeorando así la condición.

Dada la preferencia de los ácaros por las áreas sin pelo en el cuerpo, es probable que vea costras negras en los codos, el vientre y las orejas del perro. Los ácaros también pueden hacer que la piel se vuelva escamosa y roja. Para tales casos, solo el diagnóstico correcto del médico salvará a su mascota.

La sarna sarcóptica se puede propagar de una mascota a otra a través del contacto. Por lo tanto, si su perro lo tiene, puede pasárselo a los otros perros e incluso al gato y otras mascotas peludas en su hogar.

En la espalda

Las costras en la espalda son un fenómeno común en los perros. La espalda está expuesta al medio ambiente y, por lo tanto, será uno de los primeros lugares donde aparecerán los signos de una infección. Podrían ser causados ​​por muchas razones diferentes entre ellos los mencionados anteriormente.

Dependiendo de lo que los causó, las costras en la parte posterior de sus perros pueden ser de color blanco o negro. Si las costras se forman después de que el perro se haya rascado a sí mismo, las pulgas están entre los primeros sospechosos.

Si este es el caso, entonces no está bañando a su perro con tanta frecuencia como sea necesario, o no lo está haciendo bien. Después del baño, dele a su perro el tratamiento tropical necesario para matar las pulgas restantes.

En ocasiones, la infestación de pulgas puede ser tan intensa que el perro le quite un poco el pelo de la piel. Tales casos requieren la atención del veterinario lo antes posible.

El tratamiento de las costras crujientes

Una vez que se han notado las costras en la piel del perro, debes actuar rápidamente para evitar que progresen a condiciones peores de la piel. El tratamiento de las costras de su perro comenzará con la identificación de lo que está causando las costras en primer lugar.

Comience haciendo referencia a las costras a los síntomas para saber qué los está causando. Puede hacerlo identificando primero las características de las costras, como su color, sequedad, costras, etc.

Si descubres que la causa de las costras puede resolverse en casa, comienza recortando cuidadosamente el pelo alrededor de las costras para facilitar la monitorización y el tratamiento. Recortar el cabello también mejora la aireación, lo que hace que sea más difícil secar para que la bacteria se propague más.

Limpie el área (o el perro en su totalidad) después de encontrar las costras. Esto reduce la comezón y, por lo tanto, es el primer paso para detener la formación de costras.

Para la limpieza, use un champú hipoalergénico que sea suave para evitar daños adicionales a la piel. Si el área está hinchada, use una compresa fría sobre ella. Si, por otro lado, el área hace que el perro muerda y se lama, se recomienda el uso del collar E.

Cualquier medicamento de la farmacia debe usarse estrictamente de acuerdo con las instrucciones dadas.

Lee mas:  Diagnóstico de la enfermedad de viajes (infecciones) - Historial médico del viajero