Hogar Salud Espasmos de vejiga: dolor, otros síntomas, causas, tratamiento

Espasmos de vejiga: dolor, otros síntomas, causas, tratamiento

por Dr. Kylie López, MD, MSCR
Publicada: Ultima actualización en

¿Qué son los espasmos de vejiga?

El espasmo de la vejiga es una afección en la que los músculos de la pared de la vejiga se contraen repentinamente y, a menudo, con fuerza. Esto ocurre sin previo aviso y ocurre involuntariamente. Puede causar un impulso repentino e intenso de orinar y, dependiendo de la fuerza de la contracción, incluso puede provocar que la orina se elimine involuntariamente (incontinencia). Por lo general, no hay un vaciado completo de la vejiga, sino más bien una pérdida de orina de la vejiga.

 

Los espasmos de vejiga también se conocen como vejiga hiperactiva (VH), incontinencia de urgencia o incontinencia urinaria de urgencia (IUU). Por lo general, se describe como una sensación de calambres o ardor y puede variar en intensidad. En casos severos, algunas mujeres pueden incluso compararlo con los dolores de parto asociados con el parto. Incluso cuando no hay incontinencia, las personas con espasmos de vejiga generalmente informan micción frecuente y micción nocturna (nicturia).

Lea más sobre la plenitud de la vejiga .

Causas de los espasmos de la vejiga

La disfunción de la vejiga y los síntomas urinarios que se observan con los espasmos de la vejiga pueden ocurrir en otras afecciones, como una infección de la vejiga (cistitis) u otro tipo de enfermedad de la vejiga. Si bien estas afecciones pueden causar espasmos de vejiga, es importante no confundir estas afecciones con espasmos de vejiga.

¿Por qué ocurren los espasmos de la vejiga?

Es importante comprender primero el funcionamiento normal y el control de la vejiga urinaria para comprender cómo pueden ocurrir los espasmos de la vejiga.

La vejiga es un órgano muscular hueco que almacena la orina. Sus paredes están hechas de músculo que se puede estirar para permitir que la vejiga se llene. Cuando estos músculos se contraen, expulsa la orina de la uretra hacia el medio ambiente. Esto se conoce como micción. Normalmente, la pared muscular de la vejiga solo se contrae cuando una persona desea hacerlo, aunque a veces puede haber contracciones involuntarias si la vejiga se llena más allá de su capacidad máxima.

El llenado gradual de la vejiga y el estiramiento de sus paredes musculares le indican al cuerpo que hay que expulsar orina. Esta sensación aumenta en intensidad a medida que la vejiga se llena e invita a la persona a encontrar un lugar adecuado para orinar. La mayoría de nosotros no expulsamos orina hasta que la sensación se vuelve fuerte o si queremos “vaciar” nuestra vejiga antes de que se llene. Sin embargo, incluso en estos casos, la mayoría de las personas tienen el control de vaciar la vejiga.

En los espasmos de la vejiga, el llenado de la vejiga es normal pero, por alguna razón, los músculos de la vejiga se contraen repentinamente y, a menudo, se contraen con una fuerza mayor de lo normal. Esto parece deberse a alguna anomalía en el músculo de la vejiga o en los nervios que controlan estos músculos. Como se mencionó, la alteración no está asociada con una infección, agrandamiento de la próstata u otras afecciones de la vejiga que puedan causar síntomas similares.

Lea más sobre vejiga débil .

Problemas de vejiga

Varios problemas de vejiga diferentes pueden causar espasmos de vejiga. Esto incluye una infección de la vejiga (cistitis infecciosa), cistitis intersticial y cateterismo uretral. La cistitis intersticial también se conoce como síndrome de vejiga dolorosa y puede desencadenarse o empeorar con ciertos alimentos. Es importante señalar que estos alimentos, como los picantes, el alcohol, las bebidas con cafeína y los alimentos ácidos, no provocan cistitis intersticial.

Trastornos del sistema nervioso

Los trastornos del sistema nervioso que causan alteraciones de la vejiga generalmente se conocen como vejiga neurogénica. Las causas pueden incluir:

  • Demencia
  • Neuropatía diabética
  • Enfermedad de Parkinson
  • Lesiones medulares
  • Esclerosis múltiple
  • Herpes zóster que afecta a los nervios espinales inferiores.
  • Lesión de la médula espinal
  • Carrera
  • Tumores del cerebro

Medicamento

A veces, los espasmos de la vejiga ocurren como efecto secundario de los medicamentos que se están usando. Estos medicamentos pueden afectar la vejiga de diversas formas. Por ejemplo, el betanecol (urecolina) puede estimular de forma anormal los músculos de la vejiga y provocar incontinencia. Los diuréticos (“píldoras de agua”) aumentan la producción de orina, lo que puede hacer que la vejiga se llene más rápido y con mayor frecuencia. Los espasmos de la vejiga también pueden ocurrir con los medicamentos para el tratamiento del cáncer (quimioterapia).

Cirugía

Cualquier cirugía pélvica o abdominal inferior puede causar espasmos de vejiga. Esto incluye:

  • Cirugía de vejiga
  • Cesárea
  • Histerectomía
  • Cirugía de extirpación de próstata

Desconocido

A veces, la causa de los espasmos de la vejiga se produce sin una razón claramente identificable. Esto se conoce como espasmos idiopáticos de la vejiga. Sin embargo, es raro.

¿Quiénes corren el riesgo de sufrir espasmos de vejiga?

Algunas personas tienen más probabilidades de sufrir espasmos de vejiga que otras. Se han observado los siguientes factores de riesgo con espasmos de vejiga. Esto incluye:

  • Edad avanzada, particularmente más de 75 años.
  • Artritis
  • Depresión
  • Diabéticos (particularmente insulinodependientes)
  • Terapia de reemplazo hormonal (TRH)
  • Obesidad

Sin embargo, es importante tener en cuenta que los espasmos de la vejiga pueden afectar a personas que no presentan ninguno de los factores de riesgo mencionados anteriormente.

Dolor y otros síntomas

Los espasmos de la vejiga suelen ser dolorosos y el dolor puede variar en naturaleza e intensidad. A menudo se describe como calambres o ardor. Dependiendo de los casos individuales, el dolor puede ser muy intenso y debilitante. La incomodidad o el dolor se pueden sentir en la parte inferior del abdomen o en la región pélvica donde se encuentra la vejiga. El dolor también puede ocurrir al orinar y no necesariamente se alivia o desaparece después de orinar.

Un síntoma característico es la aparición repentina de una necesidad intensa de orinar. Suele ser tan intenso y convincente que una persona puede abandonar inmediatamente cualquier otra tarea para orinar. Esto es una consecuencia del espasmo y, dependiendo de la intensidad del espasmo, también puede provocar un paso involuntario de orina (incontinencia). La micción nocturna (nicturia) es otro síntoma común en los espasmos de la vejiga.

Tratamiento de espasmos de vejiga

Existen varias opciones de tratamiento para el espasmo de la vejiga, pero la elección del tratamiento depende en gran medida de la causa subyacente. El tratamiento y el manejo de los espasmos de la vejiga a menudo implican más de una de estas opciones de tratamiento.

  • Restricción dietética de ciertos alimentos que desencadenan espasmos de vejiga identificados de forma individual.
  • Vaciado de tiempo mediante el cual una persona ha programado viajes al baño para orinar independientemente del impulso.
  • Ejercicios del suelo pélvico como los ejercicios de Kegel para ayudar a relajar los músculos y fortalecerlos.
  • Medicamentos como anticolinérgicos, antidepresivos y alfabloqueantes. Se pueden usar sedantes para el cateterismo ureteral y la toxina botulínica muestra resultados prometedores para reducir los espasmos.
  • Electroterapias como la estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS) o implantes de estimulación eléctrica.
  • La biorretroalimentación es una herramienta para ayudar con el entrenamiento de la vejiga.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario