Hogar Cáncer Apéndice Cáncer

Apéndice Cáncer

por aajam Singh

El cáncer de apéndice suena aterrador, pero en realidad es muy raro, solo le sucede a unas mil personas cada año en los Estados Unidos. Sin embargo, puede ser muy aterrador, ya sea que los tumores que crecen sean benignos o malignos. Un problema importante con el cáncer del apéndice se llama pseudomixoma peritoneal, que ocurre cuando un tumor emerge del apéndice y permite que la mucina espesa fluya a través del abdomen. Esto puede conducir a problemas con el funcionamiento de otros órganos.

¿Qué es el cáncer de apéndice?

El cáncer de apéndice es extremadamente raro. Es la formación de tumores en o dentro del apéndice. Afortunadamente, la mayoría de los tumores son benignos y crecen muy lentamente, sin causar síntomas. Estos tumores solo necesitan monitoreo de forma regular. Los tumores cancerosos, sin embargo, también son comunes. Hay cuatro tipos principales, pero el más común es el tumor carcinoide, que representa aproximadamente el 65% de todos los casos.

Los síntomas del cáncer de apéndice

En la mayoría de los casos, el cáncer de apéndice no se detecta hasta que alguien desarrolla apendicitis. Durante la extracción del apéndice, se encuentra cáncer. Sin embargo, hay otros síntomas que pueden aparecer si el cáncer se ha diseminado y está causando problemas en otras partes del cuerpo. Si sufre hinchazón del abdomen, molestias abdominales vagas, molestias en la pelvis, obstrucción intestinal, hernias que aparecen repentinamente, masas en los ovarios o dolor abdominal crónico que no desaparece, es hora de que lo revisen.

A veces, el cáncer de apéndice también afecta el hígado. Esto puede conducir rápidamente al síndrome carcinoide, que se caracteriza por falta de aliento, posiblemente sibilancias, enrojecimiento de la piel (como si tuviera sofocos), diarrea, sensación de dolor o sensación de saciedad en el abdomen y enfermedad de la válvula cardíaca. en el lado derecho del corazón. Todos estos son signos muy graves que indican que el cáncer de apéndice podría haber progresado a una etapa más peligrosa.

Diagnóstico de cáncer de apéndice

Cualquier diagnóstico de cáncer es muy aterrador. Es importante recordar que la mayoría de los tumores del apéndice son benignos y no causarán problemas a largo plazo. Sin embargo, cualquier signo de un tumor requiere un diagnóstico adecuado.

  • Su médico comenzará con análisis de sangre y una biopsia, donde se examina el tejido debajo de un microscopio.
  • Se podría realizar una tomografía computarizada o una resonancia magnética para observar el área más grande alrededor del apéndice y tratar de detectar áreas inusuales.
  • Un ultrasonido puede usar ondas de sonido para visualizar el área, dando más detalles.
  • Finalmente, se realiza una exploración con radionucleótidos. Durante esta exploración, se inyecta un material radiactivo en su cuerpo y luego se rastrea con una cámara especial. Esto le permite al médico ver cosas que podrían no ser visibles con otras técnicas de imagen.

Luego de un diagnóstico firme, el médico determinará qué tan extenso es el cáncer y se asegurará de que no haya migrado a otros órganos del cuerpo.

Tratamientos para el Apéndice Cáncer

El tratamiento para el cáncer de apéndice depende de una amplia variedad de factores, que incluyen la gravedad del cáncer, cuánto ha progresado, la salud general de la persona y los efectos adversos del tratamiento. Estas son las opciones más comunes para el tratamiento del cáncer de apéndice:

Cirugía

Casi siempre se requiere cirugía para el cáncer de apéndice, y de hecho es el tratamiento más común. Existen numerosos tipos de cirugía que se pueden realizar, dependiendo de la progresión y otros factores:

  • Apendicectomía: con mucho, la cirugía más común, esta es la extirpación completa del apéndice.
  • Hemicolectomía: para tumores más grandes, se extirpa el apéndice, así como los vasos sanguíneos y los ganglios linfáticos que lo rodean.
  • Cirugía de reducción de volumen: está diseñada para cánceres en etapas posteriores y se realiza mediante la eliminación de la mayor cantidad de cáncer posible.
  • Eliminación del peritoneo: esta controvertida cirugía elimina el revestimiento del abdomen y puede ser muy complejo, con efectos secundarios graves.

Quimioterapia

Este procedimiento utiliza medicamentos potentes para detener el crecimiento de las células cancerosas y eliminar las que ya están allí. La quimioterapia puede tomar muchas formas, que incluyen:

  • La hemoterapia local c incluye medicamentos administrados directamente al sitio de los tumores, y es la terapia más común para el cáncer de apéndice.
  • La hemoterapia sistémica se administra a través del torrente sanguíneo y es mejor para el cáncer que ha avanzado más allá del apéndice.

La quimioterapia casi siempre tiene efectos secundarios que pueden ser graves. Estos incluyen un mayor riesgo de infecciones, aumento de la fatiga, náuseas y vómitos, pérdida de cabello, diarrea y falta de apetito.

Terapia de radiación

Este es el uso de rayos de alta energía para destruir las células cancerosas. Es un tratamiento muy específico que rara vez se usa en el cáncer de apéndice, aunque algunos pacientes pueden optar por él, dependiendo de su condición. Si se usa, el tratamiento común se llama P32, que requiere que se inserte líquido radiactivo en el abdomen, justo donde están los tumores cancerosos. Esto crea un tratamiento muy fuerte y específico en esa área en particular.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario