La alegría de ser madre, junto con un sentido de propósito y significado y la cantidad insuperable de amor y risas que trae a la vida, es un secreto no muy bien guardado. Toda la experiencia, desde saber que está embarazada, hasta las náuseas matutinas, desde los calambres de las 5 semanas de embarazo hasta la fatiga del primer trimestre, desde el florecimiento de los senos hasta la protuberancia del bebé, y desde las contracciones del segundo trimestre hasta el último La etapa del trabajo de parto y la espera alegre de la llegada de su pequeño es inequívoca y, sin embargo, inexplicable.

Muchas mujeres embarazadas, debido a su gran entusiasmo y anticipación para poder llevar y dar a luz a un bebé sano, planean demasiado antes de su “tiempo”. Sin embargo, es un hecho ampliamente reconocido que, independientemente de qué tan bien planifique la llegada de su bebé, no siempre estará completamente preparada para cualquiera de los cambios corporales que pueda sufrir durante su embarazo. En algunos casos, incluso puede confundir los síntomas del embarazo con los premenstruales, ya que varios síntomas tempranos del embarazo, como calambres de 5 semanas de embarazo, dolor de espalda inferior de 6 semanas de embarazo y náuseas, son bastante similares a los síntomas antes de los períodos menstruales.

¿Es normal tener calambres de 5 semanas de embarazo?

Para algunas mujeres, los calambres son una cuestión común durante el embarazo. Especialmente, los calambres de 5 semanas de embarazo (calambres de 6 semanas de embarazo) en el primer trimestre son a menudo los síntomas más preciados del embarazo entre las mujeres embarazadas, por lo que a veces sienten dolor en la vagina mientras tienen relaciones sexuales. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que los calambres son normales durante todas las etapas del embarazo, a menos que se caracterice por dolor intenso o sangrado.

Los calambres tempranos del embarazo generalmente se asocian con el aumento del nivel de progesterona y los cambios físicos normales, a los que se ve sometido su cuerpo, ya que se prepara para dar a luz a su bebé y finalmente entregarlo. La hormona progesterona estimula el revestimiento uterino para que se espese, de modo que el óvulo fertilizado se implante aquí. En la semana gestacional 6, el aumento en el nivel de progesterona induce el crecimiento de los vasos sanguíneos uterinos, alimentando así al embrión creando una placenta completamente funcional. Dado que durante este proceso, el útero se expande, los ligamentos y músculos que se le unen se estiran y, por lo tanto, causan calambres.

¿Qué causa los calambres embarazadas?

Los calambres tempranos del embarazo, independientemente de que sean leves o severos, generalmente son desalentadores. Para las mujeres embarazadas por primera vez, los calambres pueden ser motivo de preocupación, ya que podría ser uno de los signos que indican que lamentablemente han abortado. Sin embargo, es absolutamente normal experimentar calambres en el primer trimestre. Sin embargo, podría implicar complicaciones si se combina con sangrado vaginal.

Causas normales

  • La expansión del útero

Durante las primeras etapas del embarazo, el útero comienza a engrosarse y expandirse para dejar espacio y adaptarse al crecimiento del bebé dentro de él. Durante el segundo trimestre, el ligamento redondo, un músculo que sostiene el útero, comienza a estirarse a medida que el bebé y el útero crecen. Este movimiento repentino provoca calambres abdominales acompañados de una sensación aguda y punzante en la parte inferior del abdomen.

  • Cambios hormonales

Cuando una mujer concibe, su cuerpo comienza a producir hormonas como la progesterona, el estrógeno, la gonadotropina coriónica humana (HCG) y el lactógeno placentario humano. Cuando los dos últimos son exclusivos del embarazo solamente, los dos primeros también participan en el ciclo menstrual. Sin embargo, hay un aumento en la producción de cada una de estas hormonas en las primeras etapas del embarazo, que a su vez, producen calambres y dolores.

  • Calambres de implantación

No todas las mujeres experimentan calambres en la implantación, pero aquellas que sí lo sienten cuando la implantación ocurre realmente en el útero. Los calambres debidos a la implantación son la forma natural de aludir a la impregnación de una mujer. Los calambres de implantación, que se sienten similares a los calambres menstruales, son leves y, por lo tanto, no son preocupantes. Ocurren a ambos lados en la parte inferior del abdomen, debido al derretimiento de la membrana mucosa uterina en el sitio de implantación, de modo que el embrión fertilizado se adhiere a la pared uterina.

  • Gas y estreñimiento

La ocurrencia frecuente de gas a menudo se confunde con calambres durante el embarazo. El aumento de los niveles de progesterona contribuye en gran medida a la acumulación de gas en una mujer embarazada. La progesterona hace que los músculos del cuerpo se relajen. Como consecuencia, los músculos intestinales se relajan. Esto a su vez, hace que la digestión se ralentice, lo que permite que el gas se acumule y cause flatulencia acompañada de hinchazón.

Del mismo modo, el estreñimiento, que también es una preocupación común durante el embarazo, es el resultado de la relajación de los músculos provocada por las hormonas del embarazo, que posteriormente ralentiza el movimiento de los alimentos a lo largo del tracto digestivo.

Los dolores de gas y el estreñimiento a menudo ocurren como calambres abdominales con un dolor agudo y punzante.

Causas graves

  • Aborto espontáneo

A pesar del hecho de que los calambres tempranos del embarazo, como los calambres de las 5 semanas de embarazo y los calambres de las 6 semanas de embarazo, son normales en la mayoría de los casos, también podrían ser indicativos de un aborto espontáneo inminente. Si sufre un aborto espontáneo en la semana 4 de gestación, puede experimentar calambres leves. Sin embargo, los calambres de 5 semanas de embarazo y los calambres de 6 semanas de embarazo debido a un aborto espontáneo son graves y dolorosos.

Por lo general, el primer signo de un aborto espontáneo es manchado vaginal o sangrado. Sin embargo, cada sangrado vaginal no resulta en un aborto espontáneo, ya que el 20% de las mujeres embarazadas notan manchas vaginales en el primer trimestre, y la mayoría de ellas no abortan.

Los signos comunes de un aborto espontáneo son los siguientes:

  • Sangrado vaginal
  • Dolor de espalda baja
  • Calambres pélvicos
  • Dolor de estómago
  • Embarazo ectópico

Los calambres severos en un lado del abdomen durante las primeras etapas de la gestación implican que el embarazo es tubárico o ectópico. En un embarazo ectópico, el óvulo fertilizado se desarrolla en un sitio fuera del útero, generalmente en las trompas de Falopio. Dado que los embarazos ectópicos pueden ser potencialmente mortales para la madre, deben tratarse de inmediato y cuando se identifiquen.

¿Qué pasa con los dolores de espalda baja en mujeres embarazadas de 6 semanas?

En los primeros días del embarazo, el dolor de espalda recurrente puede ser un “dolor real”. Durante los últimos trimestres, toda la anatomía de la futura madre se deforma. Con un cambio en el centro de gravedad y la mayor parte del peso en la parte delantera del torso, esto ejerce una tensión en la espalda y causa dolor.

Los dolores de la espalda baja en mujeres embarazadas de 6 semanas también se pueden atribuir a la falta de sueño nocturno regular. Para sentirse cómodo, puede estar acostado de lado, con el peso de su útero tirando de su espalda, causando dolor de espalda.

Las hormonas del embarazo y los cambios fisiológicos también pueden contribuir a ese dolor de espalda. A medida que el cuerpo se prepara para el parto, los músculos y los ligamentos se relajan y se relajan. Juntos, estos cambios corporales pueden causar dolor de espalda como un síntoma temprano del embarazo en mujeres embarazadas de 6 semanas.

Cuando ver a un doctor

Aunque los calambres son comunes y normales durante el embarazo, debe visitar a un proveedor de servicios de salud si lo encuentra lo suficientemente inquietante. Si los calambres no son severos, puede considerar esperar un día o más para ver si desaparecen por sí solos. Sin embargo, consulte a un médico de inmediato si experimenta alguno de estos:

  • Sangrado abundante
  • Coágulos rosados ​​o grises de tejido en su flujo vaginal
  • Dolor intenso durante 24 horas en un lado de la parte inferior del abdomen.
  • Manchado vaginal durante tres días consecutivos o más, seguido de calambres abdominales.
  • La parte inferior del abdomen se vuelve sensible durante los calambres
Lee mas:  ¿Cómo se siente el calambre de implantación frente al período?