Hogar Remedios caseros Noche de insomnio (insomnio) Causas, efectos, remedios, tratamiento

Noche de insomnio (insomnio) Causas, efectos, remedios, tratamiento

por Dr. Kylie López, MD, MSCR
Publicada: Ultima actualización en

La mayoría de la gente experimentará algún grado de insomnio de vez en cuando. Según las estimaciones, más de 3 de cada 10 adultos estadounidenses informan tener problemas para dormir cada año. Para 1 de cada 10 adultos en los Estados Unidos, el insomnio es un problema crónico. Hay muchas razones por las que puede ocurrir una extraña noche de insomnio. A veces puede durar unos pocos días y pueden ser útiles medidas sencillas de estilo de vida. Sin embargo, cuando las noches de insomnio ocurren durante períodos prolongados o se repiten con frecuencia, el insomnio crónico puede requerir tratamiento médico.

Definiendo una noche de insomnio

Aunque el término “noche de insomnio” infiere que una persona no duerme en absoluto durante las horas habituales de sueño por la noche, no siempre es así. La mayoría de nosotros se refiere a una noche de insomnio como haber dormido muy pocas horas o haber alterado repetidamente el sueño. Independientemente del tipo de alteración del sueño, una noche de insomnio se refiere a un sueño insuficiente, que generalmente se define como dormir menos de 5 horas en una noche.

Sin embargo, existe una variación en los patrones de sueño individuales. Algunas personas pueden requerir de 8 a 9 horas de sueño cada noche para sentirse descansadas y funcionar de manera óptima durante el día sin ningún grado de somnolencia. Para otros, pueden ser suficientes de 6 a 7 horas. A pesar de las diferencias individuales, generalmente se acepta que los adultos requieren aproximadamente de 7 a 8 horas de sueño al día.

Causas de las noches de insomnio

Existe una gran cantidad de diferentes causas posibles para una noche de insomnio. Puede ocurrir por sí solo sin ningún trastorno subyacente o puede surgir como un síntoma de ciertas enfermedades como la enfermedad de Parkinson, el hipertiroidismo y la apnea del sueño. A veces, no se puede identificar la causa exacta. Para la mayoría de las personas, la noche ocasional de insomnio puede deberse a la dieta, factores de estilo de vida y estrés psicológico.

Otra causa común de insomnio que a menudo se ignora es la exposición a la luz. Por lo general, la disminución de los niveles de luz por la noche provoca un aumento en los niveles de una hormona llamada melatonina. Esta hormona es responsable de la sensación de somnolencia y de mantener el sueño. En la vida moderna, se pasa menos tiempo al aire libre y el uso de iluminación artificial puede causar alteraciones en los niveles de melatonina. Esto puede provocar noches de insomnio.

Los patrones de sueño irregulares, como pueden ocurrir con el trabajo por turnos de noche y viajar a través de diferentes zonas horarias, también pueden afectar la calidad y duración del sueño. Ciertos medicamentos también pueden afectar los patrones de sueño como efecto secundario. Tampoco es raro que los patrones de sueño cambien con la edad. El insomnio en los ancianos puede ser secundario a diversas enfermedades, pero también puede estar asociado con los cambios fisiológicos debidos al envejecimiento.

Lea más sobre las causas de la falta de sueño .

Hay dos posibles problemas que surgen con el sueño que pueden resultar en insomnio. Estos son dificultad para conciliar el sueño ( inicio de insomnio ) o permanecer dormido durante un período de tiempo suficiente ( insomnio de mantenimiento ). A veces, este insomnio puede ocurrir con ciertas enfermedades ( insomnio comórbido ). Puede ocurrir durante un período corto ( insomnio agudo ) o persistir durante períodos prolongados ( insomnio crónico ).

Efectos de las noches de insomnio

Incluso una sola noche de sueño de mala calidad o una falta total de sueño pueden causar efectos generalizados en el cuerpo. Puede afectar el funcionamiento físico y mental. Esto puede incluir fatiga, dolores de cabeza, alteraciones del apetito, deterioro de los sentidos, dificultad para concentrarse, irritabilidad y cambios de humor. Con las alteraciones repetidas del sueño, pueden surgir otros síntomas, como frecuencia cardíaca, presión arterial y niveles de glucosa en sangre anormales.

El insomnio crónico se ha relacionado con un mayor riesgo de accidentes cerebrovasculares y ataques cardíacos. También se ha relacionado con la obesidad y varias otras enfermedades, incluidas afecciones de salud mental como la depresión, por lo que los efectos de las noches de insomnio pueden ser debilitantes, afectar el funcionamiento diario, afectar las actividades académicas y laborales e incluso afectar las relaciones interpersonales. A largo plazo, también puede poner en peligro la vida.

Lea más sobre los signos del insomnio .

Remedios para las noches de insomnio

Se deben probar las siguientes medidas cuando surjan inicialmente problemas para dormir. Sin embargo, si está en curso, puede ser necesario un tratamiento médico. Es importante comprender que estas medidas dietéticas y de estilo de vida pueden ser muy efectivas y deberían ser la primera opción.

  • Evite comer al menos 2 horas antes de acostarse. Esto ayudará a evitar o al menos minimizar la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE), que es una afección digestiva común.
  • Prepara el área para dormir y mantén una rutina nocturna. Esto se conoce como higiene del sueño e implica pasos simples como estar aproximadamente a la misma hora y enfriar el dormitorio antes de acostarse.
  • Haga ejercicio todos los días, pero no inmediatamente antes de acostarse. Varios estudios han demostrado que el ejercicio aeróbico, incluso durante 10 minutos al día, puede ayudar a mejorar los patrones de sueño.
  • No consuma estimulantes demasiado cerca de la hora de acostarse. La ingesta de cafeína debe suspenderse al menos 2 horas antes de dormir. La nicotina también debe reducirse al mínimo antes de acostarse.
  • Trate de no tener siestas largas durante el día . Aunque las siestas pueden ayudar a mantener los niveles de energía, deben limitarse a 20 a 30 minutos. Las siestas prolongadas pueden alterar los patrones de sueño nocturno.
  • Pase más tiempo al aire libre bajo la luz del sol. Esto puede ayudar con los patrones normales de secreción de melatonina que pueden ayudar a conciliar el sueño por la noche.

Tratamiento médico para las noches de insomnio

A pesar de la disponibilidad de medicamentos de venta libre (OTC) que pueden ser útiles para el insomnio, siempre es recomendable buscar primero consejo médico. Para tratar y controlar el insomnio se pueden usar una serie de medicamentos que tienen efectos variables sobre el sistema nervioso central (SNC). Debe usarse junto con la terapia cognitivo-conductual, la modificación de la dieta y el estilo de vida y los dispositivos médicos aprobados. Los medicamentos para el insomnio incluyen:

  • Sedantes e hipnóticos : Requiere receta médica y solo debe usarse por períodos cortos de tiempo.
  • Antidepresivos : Requiere receta médica y se pueden usar a largo plazo.
  • Antihistamínicos : Puede que no requieran receta médica, pero no se recomienda su uso a largo plazo.

Algunos medicamentos recetados para tratar y controlar el insomnio pueden ser adictivos y deben usarse con precaución. El uso excesivo de estos medicamentos a la vez (sobredosis) puede resultar en complicaciones potencialmente mortales. Siempre consulte con un profesional médico sobre el uso adecuado de medicamentos para los trastornos del sueño. No comparta estos medicamentos ni los use por encima de la dosis prescrita.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario