Su sistema digestivo se compone de muchas partes diferentes que deben funcionar bien juntas para que pueda mantenerse saludable. El esfínter pilórico es una de esas partes. Es el músculo del esfínter del píloro, una parte del cuerpo que separa el estómago del duodeno.

Para explicar un poco más, el músculo del esfínter es un anillo de fibras musculares lisas. Esta membrana lisa rodea la apertura del estómago hacia el duodeno. Este artículo explicará la función del esfínter pilórico, así como las funciones de otras partes del sistema digestivo.

Función del esfínter pilórico

Comprender esto comienza con una buena idea de dónde se encuentra en el cuerpo. El canal pilórico conecta el estómago con el duodeno. El píloro se divide en dos partes, incluido el antro pilórico, que se une al estómago, y el canal pilórico, que conduce al duodeno. Estas son algunas de las funciones más esenciales:

1. Regular la digestión

Cuando se contrae el esfínter, retiene los alimentos en el estómago, lo que permite que los jugos digestivos hagan su trabajo. Esto descompone los alimentos en una sustancia llamada “quimo”. Una vez que los alimentos se descomponen, el esfínter se abre y permite que ingrese. el duodeno El tiempo que la comida pasa en el estómago permite que el cuerpo absorba más nutrientes.

2. Prevenir el reflujo

El reflujo es una condición muy dolorosa. El endurecimiento del esfínter después de que pasa la comida digerida evita que la comida regrese al estómago, lo que podría ser muy doloroso. Mientras el esfínter esté sano, sirve como una puerta unidireccional a los intestinos, y eso mantiene su sistema digestivo en movimiento sin problemas.

Lee mas:  Infección de la vesícula biliar

Problemas con el esfínter pilórico

Al igual que con cualquier otra parte de su cuerpo, los problemas con la función del esfínter pilórico pueden tener graves consecuencias. Una de estas condiciones se conoce como estenosis pilórica. Este es un estrechamiento del esfínter que resulta en dificultad en el paso del quimo. También puede abrirse en el momento equivocado, y eso puede significar que el sistema digestivo no funciona tan bien. Estos problemas a menudo pueden ser el resultado de bloqueos provocados por el cáncer de estómago, pero otras afecciones también pueden causar el problema.

Si tiene un problema con su sistema digestivo, los médicos pueden determinar si se trata del esfínter pilórico mediante una serie de pruebas. Las imágenes médicas pueden llevar a muchas conclusiones definitivas, al igual que la endoscopia o el uso de una pequeña cámara insertada en el cuerpo para ver cómo funciona en el interior.

Si enfrenta algún problema con la función normal, es probable que necesite ver a un especialista. Estos especialistas pueden enfocarse en su tracto digestivo de una manera mucho más clara que su médico general, y también pueden solicitar pruebas más avanzadas. Si tiene un problema, el tratamiento a menudo se adapta a la causa del problema y a su salud en general. Los tratamientos pueden ser tan simples como medicamentos o tan invasivos como la cirugía.

Si tiene algún problema con su sistema digestivo, vale la pena llamar la atención de su médico lo antes posible. Dado que su digestión afecta gran parte de su cuerpo, cualquier pequeño problema puede convertirse en una gran preocupación si no se corrige de manera oportuna. Además, incluso los problemas más pequeños pueden conducir a un “efecto dominó” de los problemas, creando otros problemas de salud en su cuerpo que luego necesitarán más atención médica.

Lee mas:  Colelitiasis

Partes del sistema digestivo y sus funciones

Para ayudar a aclarar algunos de los problemas que pueda tener con el tracto digestivo, es importante conocer las diferentes partes y sus funciones. Además de la función del esfínter pilórico, aquí hay una breve descripción de las partes de su sistema digestivo y lo que hacen para mantener su cuerpo funcionando de manera eficiente.

Partes

Descripción y función

Boca

Su lengua, dientes, labios, glándulas salivales y mandíbula son el comienzo del sistema digestivo. Usamos nuestras bocas para descomponer los alimentos y la saliva ayuda a descomponerlos con enzimas.

Esófago

Este tubo muscular es el camino desde la boca hasta el estómago. Se abre y se cierra en la faringe. Los músculos lisos empujan suavemente los alimentos por el esófago hacia el estómago.

Estómago

El estómago tiene músculos del esfínter en la parte superior e inferior, que se coordinan para permitir la entrada de alimentos y luego para permitir que salgan. El estómago almacena la comida y la digiere lentamente durante todo el día.

Intestinos

Aquí es donde la comida pasa del estómago. Se descompone aún más a medida que pasa a través del intestino delgado y grueso. Los intestinos son un sistema muy largo, y esto permite que su cuerpo procese todos los nutrientes posibles de sus alimentos.

Hígado

El hígado hace dos cosas: almacena glucosa para su uso posterior y produce bilis que ayuda a descomponer las grasas en el estómago. También puede almacenar vitaminas y minerales.

Vesícula biliar

Este pequeño saco debajo del hígado almacena la bilis, que luego se libera al intestino delgado para ayudar en la digestión. Muchas personas viven sin la vesícula biliar, por lo que, aunque es útil, no es una parte esencial de la digestión.

Páncreas

Uno de los propósitos de este órgano es crear jugo pancreático, que ayuda a descomponer los alimentos. Se debilita o neutraliza los ácidos en los alimentos, y también contiene enzimas que ayudan a descomponer los alimentos.
Lee mas:  Úlcera péptica