¿Tu vómito se ve amarillo verdoso? Este es un signo de vómito biliar. Normalmente, el vómito es de un color marrón tenue pero la bilis lo hace amarillo verdoso.

También conocida como jugo de bilis, la bilis es un líquido digestivo producido por el hígado. La bilis contiene un ácido (ácido biliar) que ayuda en la digestión y la absorción de grasas. La presencia de bilis en el vómito se debe a una válvula pilórica abierta, que es un músculo del esfínter con forma de anillo y se encuentra en el estómago. Esta válvula se cierra cuando el contenido del estómago ingresa al intestino delgado. Esto asegura que el contenido del estómago no fluya hacia atrás. El intestino delgado es donde el jugo de bilis se mezcla con la comida. Pero cuando la bilis se libera al intestino delgado mientras la válvula pilórica está abierta, hay un flujo de retorno desde el intestino delgado hacia el estómago.

Causas de vómitos de bilis

1. Bloqueo intestinal

Cuando el intestino está cerrado, hay un bloqueo que impide que los alimentos pasen. Esto hace que los alimentos se muevan en la dirección opuesta y, por lo tanto, vomiten. La causa del bloqueo es normalmente un intestino torcido. Esta irregularidad estructural es a veces un defecto de nacimiento.

El signo principal de un intestino bloqueado son dolores abdominales severos. Este malestar abdominal es seguido por vómito verde y estreñimiento.

Tratos:

El tratamiento más común es la cirugía realizada para desbloquear el intestino y permitir el movimiento intestinal. En la cirugía, se corta una parte del intestino para eliminar la deformidad en la estructura del intestino. Esto detiene los episodios de vómitos biliares.

2. Reflujo biliar

Cuando se necesita demasiada bilis en el estómago, el cuerpo querrá deshacerse de ella a través del vómito. Las causas incluyen cirugías gástricas, como la extracción de cálculos biliares, úlceras pépticas y cirugías estomacales, como el bypass gástrico o la extirpación de la vesícula biliar.

Los síntomas incluyen molestias abdominales, acidez estomacal, náuseas o ronquera. Estos síntomas hacen que uno altere sus hábitos alimenticios para evitar desencadenar los síntomas. Esto en efecto conduce a una pérdida de peso poco saludable. Cuando experimente los síntomas, es aconsejable buscar atención médica. La falta de atención médica provoca síntomas crónicos que conducen al desarrollo de gastritis, ERGE (enfermedad por reflujo gastroesofágico), inflamación del estómago e incluso daño esofágico extenso.

Tratos:

Se recomienda el uso de medicamentos recetados que controlan la producción y el reflujo de la bilis. El ácido ursodesoxicólico ayuda a la digestión y previene las molestias abdominales. En caso de síntomas graves, se recomienda a los pacientes someterse a una cirugía de funduplicatura, que busca aumentar la presión esofágica.

3. Consumo de alcohol

Si experimenta vómitos biliares después de una bebida, podría deberse a que su cuerpo tiene poca tolerancia al alcohol. Debido a esta intolerancia, el cuerpo busca eliminar la materia tóxica junto con algo de bilis.

Tratos:

La intolerancia del cuerpo al alcohol es una condición de por vida. La mejor manera de tratar el vómito biliar causado por el consumo de alcohol es mantenerse alejado del alcohol. Para aliviar los síntomas, los pacientes pueden tomar medicamentos antihistamínicos de venta libre en la dosis recomendada.

4. Gastroenteritis

Esta es una condición viral comúnmente conocida como gripe estomacal. Es causada por la ingesta de agua o alimentos contaminados. Los signos incluyen deshidratación, diarrea y calambres abdominales. Después de que ocurre la gastroenteritis, el cuerpo humano no puede digerir los alimentos en forma sólida durante unos días. Esto hace que el paciente vomite cada vez que toma una comida. El vómito excesivo lleva a vomitar la bilis.

Tratos:

La ingesta de abundante agua reemplaza el agua perdida durante el vómito. El mejor remedio para los niños son las soluciones de electrolitos que reponen los fluidos corporales perdidos. Si la gastroenteritis es bacteriana, los pacientes adultos se someten a antibióticos. Para detener el vómito, también se pueden usar antieméticos como la prometazina.

5. Intoxicación alimentaria

La intoxicación alimentaria ocurre cuando uno toma alimentos preparados en condiciones insalubres. Este alimento está contaminado con microbios dañinos como virus y bacterias. Los signos incluyen dolores abdominales, diarrea e incluso fiebre.

Tratos:

Los pacientes deben tomar soluciones electrolíticas. Estas soluciones ayudan a reemplazar el potasio, el sodio y el calcio perdidos por los vómitos. Los pacientes también se someten a terapia de rehidratación, que se administra por vía intravenosa u oral. Evite tomar medicamentos contra la diarrea, ya que puede empeorar el problema.

6. Alergias a los alimentos

Tomar alimentos es alérgico a desencadena una respuesta inmune que los lleva a vomitar e incluso vomitar bilis. Los vómitos son seguidos por problemas respiratorios, calambres estomacales y una nariz congestionada.

Tratos:

Uno debe mantenerse alejado de los alimentos a los que son alérgicos. Las reacciones menores normalmente disminuyen después de un tiempo. Las reacciones alérgicas severas caracterizadas por hinchazón facial y respiración severa deben ser manejadas por un médico. El paciente se somete a inyecciones de epinefrina que controlan los síntomas.

7. Un estómago vacío

El vómito con el estómago vacío probablemente producirá bilis. Es por eso que el vómito siempre es de color amarillo verdoso cuando vomita con el estómago vacío.

Tratos:

Los pacientes son sometidos a antieméticos para prevenir el vómito.

8. El trastorno del vómito cíclico

Esta condición se caracteriza por episodios de vómitos provocados por diferentes circunstancias. En algunos casos, estos episodios pueden durar más de un mes. En este caso, el paciente requiere hospitalización.

Tratos:

El médico le recetará medicamentos preventivos y solicitará un cambio en el estilo de vida del paciente. Los cambios en el estilo de vida incluyen;

  • Duerme adecuadamente.
  • Evite circunstancias que causen demasiada emoción, ya que este es uno de los factores desencadenantes.
  • Evite los alimentos que desencadenan los episodios como el chocolate y el queso.
  • Asegurar la ingesta de tres comidas que contienen tres meriendas diarias.

Conclusión

Los síntomas y métodos de tratamiento anteriores son efectivos pero no exhaustivos. Siempre es ideal buscar ayuda médica. Puede haber un problema subyacente que solo un médico puede diagnosticar. Esto garantiza que obtenga ayuda profesional en las primeras etapas en caso de que haya una complicación mayor.

Remedios caseros para vomitar la bilis

  1. Evitar la deshidratación. Beba al menos 8 tazas de agua a intervalos regulares.
  2. Beber jugo de lima frío y jugos de frutas puede ayudar a revivir las molestias. El jugo de arándano es una buena opción.
  3. Prueba las hierbas contra las náuseas . El té de jengibre y la canela pueden proporcionar alivio para los vómitos repetidos.
  4. Mantener un estilo de vida saludable . Deje de fumar, ya que puede aumentar la producción de ácido estomacal y eliminar la saliva del esófago.
  5. Tener comidas más pequeñas puede ayudar a evitar que la válvula pilórica se abra en el momento equivocado.
  6. Evite ciertos alimentos como los alimentos con cafeína, las bebidas gaseosas, los alimentos cítricos, el chocolate, las cebollas, los aderezos a base de vinagre, los alimentos picantes, los alimentos a base de tomate y la menta.
Lee mas:  ¿Qué es el estreñimiento?