Hogar Sangre, Corazón y Circulación La circulación sanguínea

La circulación sanguínea

por aajam Singh

La palabra circulación se ha asociado principalmente con la circulación de sangre en su cuerpo. La circulación es el proceso responsable de mover gases, desechos y nutrientes hacia y desde las células. También ayuda a estabilizar el pH y la temperatura de su cuerpo para mantener la armonía.

Es prácticamente imposible vivir sin sangre circulando en nuestro cuerpo. Su corazón asume el papel de la bomba de sangre, lo que hace que la sangre fluya a los pulmones para la oxigenación. Luego, la sangre se transporta a sus órganos, y después de que la sangre se desoxigena, se transporta de los órganos a los pulmones para obtener más oxígeno. Cuando este proceso se ve comprometido, la sangre oxigenada no puede alcanzar todos los órganos, lo que hace que su sistema se tambalee.

Síntomas de mala circulación sanguínea

Las personas mayores y de mediana edad son predominantemente víctimas de mala circulación. Esto es especialmente cierto en aquellos que padecen afecciones como diabetes, hipertensión, aterosclerosis, etc. La mala circulación tiende a dañar gravemente su cerebro, piernas, corazón y otros órganos principales.

Los síntomas de circulación sanguínea incluyen:

  • Pies y manos frías
  • Fatiga
  • Hinchazón de pies
  • Pérdida de apetito
  • Presión arterial alta.
  • Estreñimiento
  • Infecciones que sanan lentamente.
  • Cianosis (decoloración azulada de la piel)
  • Venas varicosas
  • Entumecimiento (en extremidades)
  • Pérdida de memoria, dolores de cabeza y mareos.
  • Piel seca, uñas quebradizas y mareos.

Si tiene heridas que sanan lentamente, tiene una sensación de hormigueo en las manos y los pies, tiene una decoloración azulada de la piel, entonces debe buscar atención médica.

Causas de la mala circulación sanguínea

Advertencia: debe verificar cuidadosamente sus síntomas para un diagnóstico o tratamiento adicional. Debe buscar consejo médico porque las causas enumeradas aquí pueden no ser exhaustivas. Solo un médico puede conocer la causa subyacente y brindar la ayuda profesional adecuada.

  1. Mala nutrición: este es uno de los principales factores que contribuyen a la mala circulación sanguínea. Como resultado, su cuerpo no puede obtener minerales, vitaminas y elementos esenciales. Esto hace que sus vasos sanguíneos sean excepcionalmente frágiles y evita la circulación adecuada de la sangre. El consumo limitado de antioxidantes como el pescado azul, los granos enteros y los productos frescos conducen a la acumulación de toxinas en el cuerpo.
  2. Ejercicio insuficiente: estar de pie, acostado o sentado en un lugar durante mucho tiempo contribuye a reducir la circulación de la sangre porque la sangre queda inactiva en las áreas de la pierna y la pelvis, lo que provoca una mala circulación en las manos, los pies y las piernas. Hay coágulos de sangre en ciertas áreas que ponen en peligro la vida, más aún para quienes fuman, quienes toman medicamentos y mujeres embarazadas. Los pasajeros en un avión deben tomar mucha agua, moverse alrededor del avión y usar ropa holgada para promover la circulación.
  3. Fumar: También es una causa importante de mala circulación en su cuerpo. La inhalación de humo tóxico restringe el flujo de sangre al cerebro y al corazón, envenenando así su cuerpo con sustancias peligrosas y radicales libres.
  4. Estrés: el enojo inédito y las condiciones de estrés promueven la mala circulación de las manos porque se crean nudos en los músculos, especialmente alrededor del área del hombro y el cuello, evitando el flujo adecuado de sangre al cerebro, el corazón y los órganos principales. Debes controlar tu estrés a diario; Obtenga masajes terapéuticos, ejercicio y acupuntura para aumentar la circulación de la sangre.
  5. Aterosclerosis: esta es la condición donde los vasos sanguíneos se endurecen. Como resultado, sus arterias se bloquean, lo que resulta en una mala circulación de la sangre. Esto normalmente ocurre cuando las paredes arteriales en sus manos y piernas se engrosan por la formación de depósitos de placa. Tener presión arterial alta y niveles de colesterol pueden provocar aterosclerosis.
  6. Diabetes: esta afección también puede aparecer como un efecto secundario de la diabetes, el tabaquismo y la obesidad.
  7. Colesterol alto: Tener una dieta que incluya colesterol alto puede terminar en depósitos de placa que se forman en las paredes de los vasos sanguíneos, reduciendo así el suministro de volumen de sangre a ellos.
  8. Trombosis venosa: esta es una afección en la que las venas se inflaman debido a la presencia de un coágulo de sangre en las venas. Cuando tiene trombosis venosa, puede experimentar decoloración de la piel, hinchazón, sensibilidad y edema.
  9. Partículas extrañas : hay momentos en que las partículas extrañas quedan atrapadas en los tejidos y las células del cuerpo. Esto provoca el endurecimiento de las paredes de los vasos sanguíneos, por lo tanto, mala circulación de la sangre.
  10. Otras causas: si padece una deficiencia nutricional, puede terminar con mala circulación sanguínea. Esto se debe a que el funcionamiento de la arteria se ve afectado cuando su cuerpo carece de aminoácidos, vitaminas, ácidos grasos y minerales adecuados. Esta condición también puede ser causada por una enfermedad de los pulmones, riñones, hígado, problemas de tiroides y embarazo. Las toxinas que ingresan al torrente sanguíneo pueden causar mala circulación de la sangre.

Cómo mejorar la circulación sanguínea

  1. Ejercicio: Esto incluye fuerza y ​​entrenamiento cardiovascular. Estirar por cada cinco minutos cada hora. Haga caminatas después de cada comida para promover la circulación sanguínea y la digestión adecuadas.
  2. Masaje: Ayuda en la estimulación del flujo sanguíneo en los tejidos blandos de su cuerpo.
  3. Elevación: Tener las piernas en una posición elevada aumenta la circulación y reduce las posibilidades de contraer varices.
  4. Baño tibio: puede incluir algunas sales de Epsom en el baño. Son sales minerales utilizadas para la curación.
  5. Estilo de vida saludable: haga esto bebiendo mucha agua, deje de fumar y encuentre formas de aliviar el estrés.
  6. Dieta nutricional: Coma muchas frutas, granos integrales, verduras, grasas saludables (aceite de oliva y pescado, semillas y nueces) y proteínas magras.
  7. Hierbas: las hierbas como el jengibre, la cayena, la cúrcuma y el ajo estimularán su corazón y evitarán la acumulación de placa y coágulos de sangre, por lo que mantendrán sus arterias limpias. Puede agregar pimienta o ajo a las salsas y sopas, usar cúrcuma en platos de pasta o arroz y usar jengibre en productos horneados o té.
  8. Suplementos: se sabe que mejoran su salud circulatoria. Incluyen vitaminas del complejo B, E, C y magnesio y calcio mineral.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario