Visión de conjunto

El Síndrome de Enterocolitis Inducida por Proteína Alimentaria (FPIES) es un tipo de alergia alimentaria no mediada por IgE que puede presentarse con vómitos severos, diarrea y deshidratación. Al igual que otras alergias alimentarias, las reacciones Enterocolitis inducida por proteínas alimentarias se desencadenan al comer un alimento en particular. Los desencadenantes más comunes incluyen leche de vaca, soja y granos (arroz, cebada, avena). Las formas más severas de FPIES pueden provocar una caída de energía, un cambio en la temperatura corporal y una presión arterial baja que conducen a la hospitalización. El FPIES con frecuencia se diagnostica erróneamente desde el principio como una posible infección sanguínea severa o infecciones repetidas de un virus gastrointestinal. A diferencia de la mayoría de las alergias alimentarias, no hay pruebas de sangre o piel disponibles para el diagnóstico. El tratamiento primario es evitar estrictamente los alimentos desencadenantes. La mayoría de los niños superan los Enterocolitis inducida por proteínas alimentarias a los 3 o 4 años.

Síntomas de Enterocolitis Inducida por Proteína Alimentaria

Los síntomas del Síndrome de Enterocolitis Inducida por Proteína Alimentaria comienzan temprano en la vida, generalmente ocurren después de la introducción de fórmulas a base de leche o soya. Al principio, los bebés tienden a tener un crecimiento deficiente y pueden ser diagnosticados con falta de crecimiento. Los bebés mayores pueden presentar Enterocolitis Inducida por Proteína Alimentaria de alimentos sólidos, generalmente cuando un bebé comienza a comer arroz, avena, cebada y otros alimentos similares. Esto generalmente ocurre después de los 4 meses de edad.

A diferencia de otras reacciones alérgicas a los alimentos que pueden desencadenar una respuesta alérgica en todo el cuerpo, los síntomas de Enterocolitis inducida por proteínas alimentarias generalmente se limitan al sistema gastrointestinal.

Síndrome de Enterocolitis Inducida por Proteína Alimentaria Los síntomas incluyen:

  • Vómitos severos
  • Diarrea (a veces con sangre).
  • Pérdida de peso
  • Deshidración
  • Falta de energía
  • No prosperar

Es posible que los vómitos y la diarrea no ocurran hasta varias horas después de que se haya consumido el alimento ofensivo, por lo que un vínculo entre el síntoma y el alimento puede no ser evidente de inmediato.

Si sospecha que su hijo tiene síntomas del síndrome de enterocolitis inducida por proteínas alimentarias, consulte a un alergólogo para obtener un diagnóstico y tratamiento.

Síndrome de Enterocolitis Inducida por Proteína Alimentaria Causas

La causa subyacente exacta de Enterocolitis Inducida por Proteína Alimentaria es desconocida. El trastorno ocurre debido a una respuesta inadecuada del sistema inmune a las proteínas que se encuentran en alimentos específicos. Comer la comida ofensiva causa inflamación localizada en el intestino delgado y grueso. Los investigadores especulan que esta inflamación permite que los líquidos y otras sustancias pasen a través de la pared intestinal (permeabilidad intestinal y desplazamiento de líquidos).

Los dos alimentos más comunes asociados con el síndrome de enterocolitis inducida por proteínas alimentarias son la leche de vaca y la soja. En aproximadamente el 40% de los casos, las personas afectadas pueden tener una reacción tanto a la leche de vaca como a la soja. También se ha demostrado que los alimentos sólidos causan el síndrome de enterocolitis inducida por proteínas alimentarias, incluidos los alimentos que generalmente no se consideran alérgenos. El arroz es el alimento sólido más común asociado con el trastorno. El trigo, el pollo, el pavo, el pescado, los moluscos, la avena, la cebada, las claras de huevo, las verduras, el maní, las papas blancas y las batatas también han sido implicados. En los últimos años, también se han observado niños con Enterocolitis inducida por proteínas alimentarias debido a la ingestión de proteínas de frutas. En aproximadamente el 70% de los casos, las personas reaccionan a uno o dos alimentos. El Síndrome de Enterocolitis Inducida por Proteína Alimentaria rara vez se informa en bebés que son amamantados exclusivamente, lo que sugiere que la lactancia materna puede tener un efecto protector. Solo cuatro casos de lactantes amamantados exclusivamente que desarrollan Enterocolitis Inducida por Proteína Alimentaria han sido reportados en la literatura médica.

Se desconoce el proceso subyacente del sistema inmunitario involucrado en el Síndrome de Enterocolitis inducida por proteínas alimentarias, pero el trastorno no está mediado por IgE como se encuentra comúnmente en las alergias alimentarias clásicas. El sistema inmune se divide en varios componentes, cuyas acciones combinadas son responsables de la defensa contra diferentes agentes infecciosos (es decir, formas de vida microscópicas invasoras [microorganismos]). El sistema de células T (respuesta inmune mediada por células) es responsable de combatir la levadura y los hongos, varios virus y algunas bacterias. Una respuesta inmune mediada por células no involucra anticuerpos como la inmunoglobulina E. El sistema de células B (respuesta inmune humoral) combate la infección causada por otros virus y bacterias. Una respuesta inmune humoral incluye anticuerpos.

Algunos investigadores han especulado que las células T juegan un papel central en el desarrollo de la inflamación localizada en el tracto intestinal que caracteriza al FPIES, pero esta teoría no ha sido confirmada. Una función de las células T es producir citocinas, que son proteínas especializadas secretadas por ciertas células del sistema inmunitario que estimulan o inhiben la función de otras células del sistema inmunitario. Las citocinas regulan la respuesta inflamatoria del cuerpo a la enfermedad. Las citocinas proinflamatorias, como el factor alfa de necrosis tumoral, pueden ser factores importantes en el desarrollo del síndrome de enterocolitis inducida por proteínas alimentarias.

Hasta el momento, no se han identificado factores genéticos o ambientales específicos que estén involucrados en Enterocolitis Inducida por Proteína Alimentaria. Hay antecedentes familiares de enfermedad atópica en aproximadamente el 40-80% de los casos.

Aunque la enfermedad mediada por IgE no se asocia normalmente con FPIES, algunas personas afectadas han desarrollado una IgE específica de alimentos como se ve con las alergias alimentarias clásicas. Estos niños tienden a tener un curso más prolongado del trastorno. Estos casos se denominan “FPIES atípicos”.

Desencadenantes comunes del síndrome de enterocolitis inducida por proteínas alimentarias

  • Soja y productos lácteos, particularmente fórmula infantil
  • Algunos cereales, como el arroz y la avena.
  • Pollo, pavo y pescado

Diagnóstico de FPIES

El diagnóstico de FPIES puede ser un desafío, ya que este trastorno a menudo se confunde con una infección bacteriana (sepsis) o una enfermedad viral gastrointestinal. Aunque es una alergia, no se puede identificar a través de un pinchazo en la piel o análisis de sangre para alergias alimentarias. Las pruebas de alergia son típicamente negativas para el alimento desencadenante ofensivo

Si sospecha que su hijo tiene Síndrome de Enterocolitis Inducida por Proteína Alimentaria, consulte a un alergólogo, que tendrá en cuenta el historial clínico y los síntomas de su hijo y excluirá otras causas.

En algunos casos, es necesario un desafío alimentario oral clínicamente supervisado para confirmar FPIES. Por lo general, esto no es necesario con los bebés cuyos síntomas desaparecen una vez que ya no consumen la comida que los ofende. Un desafío de comida oral también puede ser útil para determinar si un niño ha superado el Enterocolitis Inducida por Proteína Alimentaria.

Pruebas clínicas y evaluación para FPIES

En algunos casos, se puede utilizar un desafío alimentario oral (OFC) para ayudar a obtener un diagnóstico del Síndrome de Enterocolitis Inducida por Proteína Alimentaria. Una Desafío de comida oral es un procedimiento en el que el alimento sospechoso que se ofende se le da gradualmente a un niño afectado en un entorno clínico controlado. Una Desafío de comida oral(OFC) para el síndrome de enterocolitis inducida por proteínas alimentarias es un procedimiento de alto riesgo que requiere supervisión médica y se realiza siguiendo un protocolo específico. Además de confirmar un diagnóstico, también se puede usar una OFC para determinar si FPIES se ha resuelto o persiste a medida que el niño afectado envejece. Existe un debate dentro de la comunidad médica sobre si el seguimiento de las OFC es apropiado en niños con FPIES.

La prueba de parche de atopia (APT) se usó en un estudio de 19 individuos con Síndrome de Enterocolitis Inducida por Proteína Alimentaria confirmado por OFC. Durante un APT, la comida que se ofende se convierte en una pasta, se coloca en una pequeña cámara de metal que se asemeja a una tapa de botella y luego se coloca sobre la piel. Después de un período de tiempo, se retira la pasta para ver si se ha producido una reacción alérgica. En general, en el estudio de 19 pacientes, la prueba fue efectiva para predecir la tolerancia (y así evitar futuras OFC). Sin embargo, un estudio reciente en 2012 desafió estos hallazgos y detalla los malos resultados al usar ATP como predictor de tolerancia en niños con FPIES. En consecuencia, el uso de ATP sigue siendo controvertido. Se necesita más investigación para determinar si APT tiene un papel en el diagnóstico del Síndrome de Enterocolitis Inducida por Proteína Alimentaria o para guiar el tratamiento del trastorno (por ejemplo,

Manejo y tratamiento para Enterocolitis Inducida por Proteína Alimentaria

La identificación y la evitación estricta de los alimentos desencadenantes es clave para el tratamiento del síndrome de enterocolitis inducida por proteínas alimentarias.

Si su hijo tiene el Síndrome de Enterocolitis Inducida por Proteína Alimentaria por la fórmula de leche / soya, su alergólogo puede aconsejarle que cambie a una fórmula hipoalergénica, como una fórmula a base de hidrolizado de caseína. Si su hijo tiene FPIES de alimentos sólidos, su alergólogo puede sugerirle introducir frutas y verduras (peras, plátanos, maíz y papas, por ejemplo) en lugar de cereales y granos.

Los casos de Enterocolitis Inducida por Proteína Alimentaria entre bebés alimentados exclusivamente con leche materna son muy raros, pero los bebés que son amamantados y luego son trasladados o suplementados con una fórmula a base de leche o soya pueden desarrollar el Síndrome de Enterocolitis Inducida por Proteína Alimentaria.

En los casos más extremos, los niños con Síndrome de Enterocolitis Inducida por Proteína Alimentaria pueden requerir hospitalización por hidrataciones intravenosas y posiblemente tratamiento con medicamentos contra el vómito.

 

Lee mas:  Alergia al Huevo: Causas, Síntomas y Tratamiento

Preguntas frecuentes(FAQs) sobre el síndrome de enterocolitis inducida por proteínas alimentarias.

¿Qué significa FPIES?

FPIES es el síndrome de enterocolitis inducida por proteínas alimentarias. Se pronuncia comúnmente F-Pies, como en tartas de manzana, aunque algunos médicos pueden referirse a él como FIES (se pronuncia honorarios, considerando la proteína de los alimentos como una palabra). La enterocolitis es una inflamación que afecta tanto al intestino delgado como al colon (intestino grueso).

¿Qué es el FPIES?

FPIES es una reacción inmune no mediada por IgE en el sistema gastrointestinal a uno o más alimentos específicos, comúnmente caracterizada por vómitos profusos y diarrea. Se supone que FPIES está mediado por células. El crecimiento deficiente puede ocurrir con la ingestión continua. Al eliminar los alimentos problemáticos, todos los síntomas de FPIES disminuyen. (Nota: Tener FPIES no impide que uno tenga otras alergias / intolerancias con los alimentos). Los desencadenantes más comunes de FPIES son la leche de vaca (lácteos) y la soya. Sin embargo, cualquier alimento puede causar una reacción FPIES, incluso aquellos que no se consideran alérgenos, como el arroz, la avena y la cebada. Un niño con FPIES puede experimentar lo que parece ser un error estomacal grave, pero el error solo comienza un par de horas después de que se le da la comida ofensiva. Muchos padres de FPIES han llevado a sus hijos a urgencias, cojeando por vómitos de proyectiles extremos y repetidos, solo para que les digan: Es la gripe estomacal. Sin embargo, la próxima vez que alimentan a sus hijos con los mismos sólidos, los síntomas dramáticos regresan.

¿Qué significa IgE vs mediada por células?

IgE significa Inmunoglobulina E. Es un tipo de anticuerpo, formado para proteger al cuerpo de infecciones, que funciona en reacciones alérgicas. Las reacciones mediadas por IgE se consideran reacciones de hipersensibilidad inmediata del sistema inmunitario, mientras que las reacciones mediadas por células se consideran hipersensibilidad retardada. Los anticuerpos no están involucrados en las reacciones mediadas por células. Con el fin de comprender los FPIES, puede ignorar todo lo que sabe sobre las reacciones mediadas por IgE.

Lee mas:  Alergia al Trigo y al Gluten: Diagnóstico, Síntomas y Tratamiento

¿Cuándo ocurren las reacciones de FPIES?

Las reacciones de FPIES a menudo aparecen en las primeras semanas o meses de vida, o en una edad más avanzada para el niño amamantado exclusivamente. Las reacciones generalmente ocurren al introducir los primeros alimentos sólidos, como los cereales para bebés o las fórmulas, que generalmente se hacen con lácteos o soja. (Las fórmulas infantiles se consideran sólidas para fines de FPIES.) Si bien un niño puede tener alergias e intolerancias a las proteínas alimentarias a las que está expuesto a través de la leche materna, las reacciones de FPIES generalmente no ocurren por la leche materna, independientemente de la dieta de la madre. Una reacción de FPIES generalmente ocurre cuando el niño ha ingerido directamente los alimentos desencadenantes.

¿Qué es una reacción típica de FPIES?

Como con todas las cosas, cada niño es diferente, y el rango, la gravedad y la duración de los síntomas pueden variar de una reacción a otra. A diferencia de las alergias tradicionales mediadas por IgE, las reacciones de FPIES no se manifiestan con picazón, urticaria, hinchazón, tos o sibilancias, etc. Los síntomas generalmente solo afectan al sistema gastrointestinal y otros órganos del cuerpo no están involucrados. Las reacciones de FPIES casi siempre comienzan con vómitos de inicio tardío (generalmente dos horas después de la ingestión, a veces hasta ocho horas después). Los síntomas pueden variar desde leves (un aumento en el reflujo y varios días de heces líquidas) hasta una amenaza para la vida (shock). En casos severos, después de vomitar repetidamente, los niños a menudo comienzan a vomitar bilis. Comúnmente, la diarrea sigue y puede durar hasta varios días. En las peores reacciones (aproximadamente el 20% del tiempo).

¿Cómo se trata una reacción FPIES?

Siempre siga el plan de emergencia de su médico relacionado con su situación específica. La deshidratación rápida y el shock son emergencias médicas. Si su hijo experimenta síntomas de FPIES o shock, comuníquese de inmediato con los servicios de emergencia locales (9-1-1). Si no está seguro de si su hijo necesita servicios de emergencia, comuníquese con 9-1-1 o con su médico para recibir orientación. El tratamiento más crítico durante una reacción de FPIES son los líquidos intravenosos (IV), debido al riesgo y la prevalencia de la deshidratación. Los niños que experimentan síntomas más severos también pueden necesitar esteroides y monitoreo en el hospital. Las reacciones leves pueden tratarse en casa con la rehidratación de electrolitos orales (p. Ej., Pedialyte®).

Lee mas:  Alergia al Pescado: Causas, Síntomas y Tratamiento

¿FPIES requiere epinefrina?

Por lo general, no, porque la epinefrina revierte los síntomas mediados por IgE y FPIES no está mediada por IgE. Según el historial del paciente, algunos médicos pueden recetar epinefrina para revertir los síntomas específicos del shock (p. Ej., Presión arterial baja). Sin embargo, esto solo se prescribe en casos específicos.

¿Cómo cuida a un niño con FPIES?

El tratamiento varía, dependiendo del paciente y sus reacciones específicas. A menudo, los bebés que han reaccionado a las fórmulas lácteas y de soya recibirán una fórmula hipoalergénica o elemental. Algunos niños amamantan bien. Otros niños que tienen menos factores desencadenantes pueden evitar estrictamente los alimentos ofensivos. Los nuevos alimentos generalmente se introducen muy lentamente, un alimento a la vez, durante un período prolongado de tiempo por alimento. Algunos médicos recomiendan probar un solo alimento por hasta tres semanas antes de introducir otro. Debido a que es una condición rara pero grave, en caso de una emergencia, es vital obtener el tratamiento correcto. Algunos médicos proporcionan a sus pacientes una carta que contiene una breve descripción de FPIES y su tratamiento adecuado. En caso de una reacción, esta carta se puede llevar a la sala de emergencias con el niño.

¿Es el FPIES una condición de por vida?

Típicamente no. Muchos niños superan los FPIES alrededor de los tres años. Tenga en cuenta, sin embargo, que el tiempo varía según el individuo y la comida ofensiva, por lo que las estadísticas son una guía, pero no un absoluto. En un estudio, el 100% de los niños con reacciones FPIES a la cebada habían crecido y toleraban la cebada a los tres años. Sin embargo, solo el 40% de aquellos con FPIES al arroz, y el 60% a los lácteos lo toleraron en la misma edad.

¿Cómo sé si mi hijo ha superado los FPIES?

Junto con el médico de su hijo, debe determinar si / cuándo es probable que su hijo haya superado los desencadenantes. Obviamente, determinar si un niño ha superado un factor desencadenante es algo que debe evaluarse comida por comida. Como se indicó anteriormente, las pruebas de APT pueden ser una opción para evaluar la preparación para el desafío oral. Otro factor para que usted y su médico consideren es si su hijo podría manejar físicamente un posible desafío fallido. Cuando llegue el momento de desafiar oralmente un disparador de FPIES, la mayoría de los médicos familiarizados con FPIES querrán programar un desafío de alimentos en el consultorio. Algunos médicos (especialmente aquellos que no practican en un entorno de clínica hospitalaria) pueden optar por desafiar en el hospital, con un IV ya en su lugar, en caso de emergencia. Cada médico puede tener su propio protocolo, pero un desencadenante de FPIES es algo que definitivamente NO deberías desafiar sin discutir a fondo con tu médico. Tenga en cuenta que si un niño pasa la parte del desafío en la oficina, no significa que este alimento esté automáticamente garantizado como seguro. Si la demora en la reacción de un niño es bastante corta, un niño puede fallar un desafío alimentario de FPIES mientras todavía está en la oficina / hospital. Para aquellos con tiempos de reacción más largos, puede que no sea hasta más tarde ese día que se manifiesten los síntomas. Algunos pueden reaccionar hasta tres días después. Los tiempos de retraso también pueden variar según la comida. Si un niño tiene FPIES a múltiples alimentos, un alimento puede desencadenar síntomas dentro de las cuatro horas; un alimento diferente puede no desencadenar síntomas hasta seis u ocho horas después de la ingestión.

¿En qué se diferencia FPIES de MSPI, MSPIES, MPIES, etc.?

MPIES (síndrome de enterocolitis inducida por proteínas de la leche) es FPIES a la leche de vaca solamente. MSPIES (síndrome de enterocolitis inducida por proteínas de leche y soja) es FPIES para la leche y la soja. Algunos médicos crean estas subdivisiones, mientras que otros declaran que la leche y la soja son simplemente los dos desencadenantes más comunes de FPIES y dan el diagnóstico de FPIES a la leche y / o la soya. MSPI es intolerancia a la proteína de leche y soja. Los síntomas son los de la colitis alérgica y pueden incluir cólico, vómitos, diarrea y sangre en las heces. Estas reacciones no son tan graves o inmediatas como una reacción de FPIES.