Hogar Sistema Respiratorio Neumonía y cáncer de pulmón

Neumonía y cáncer de pulmón

por aajam Singh

La neumonía es una enfermedad causada por una infección bacteriana o viral en los pulmones, o la acumulación de líquido causada por un problema estructural. El cáncer de pulmón es causado por un crecimiento excesivo de células anormales que se convierten en tumores de pulmón. Más de 160,000 personas mueren de cáncer de pulmón cada año. Si le preocupa que la neumonía cause cáncer de pulmón, este artículo le ayudará a explicar cómo se pueden relacionar los dos.

¿La neumonía puede convertirse en cáncer de pulmón?

Sí, la neumonía puede provocar cáncer de pulmón. Los episodios repetidos de neumonía pueden causar cicatrices e inflamación en los pulmones. El tejido cicatricial puede causar un crecimiento celular anormal durante la fase de curación que puede formar tumores que se vuelven cancerosos.

Los riesgos de neumonía recurrente aumentan por antecedentes de asma, fumar, respirar sustancias tóxicas a diario y otras enfermedades pulmonares. La falta de tratamiento con esteroides y broncodilatadores puede provocar inflamación y daño pulmonar permanente. La neumonía y el cáncer de pulmón son más fuertes en aquellos con antecedentes familiares de ambos.

Cómo evitar que la neumonía empeore en cáncer de pulmón

Dado que es posible que la neumonía se convierta en cáncer de pulmón, es importante tomar medidas preventivas para reducir el riesgo de que esto ocurra. Las cosas que puede hacer incluyen:

1. No fume

El fumar no solo es la causa principal de cáncer de pulmón, sino que también puede aumentar el riesgo de neumonía. Si no fuma, debe intentar evitar el humo de segunda mano si es posible. No permita fumar en su hogar o automóvil para proteger sus pulmones y los pulmones de otras personas.

2. Evita los carcinógenos

Trate de evitar respirar los vapores de los limpiadores, pinturas y solventes. Estas cosas pueden causar inflamación del tejido pulmonar que puede provocar bronquitis y neumonía. Trate de no comer ningún alimento que contenga productos químicos procesados, como conservantes, y haga que revisen su hogar en busca de gas radón y asbesto.

3. Come sano

Trate de comer una dieta rica en antioxidantes para ayudar a sanar el tejido pulmonar después de la neumonía y evitar la formación de células cancerosas. Coma una variedad de alimentos frescos, como remolacha, fresas, pimientos verdes, arándanos y zanahorias. Reduzca la cantidad de carne roja en su dieta y tome muchos líquidos.

4. Trate las infecciones pulmonares rápidamente

Si tiene una infección respiratoria, acuda al médico y reciba tratamiento tan pronto como desarrolle una tos. Junto con el tratamiento, el médico puede administrarle esteroides para reducir la inflamación en los pulmones. Esto reduce el riesgo de desarrollar tejido cicatricial.

¿El cáncer de pulmón causará neumonía?

Puede, si. Si tiene cáncer de pulmón, corre un mayor riesgo de desarrollar neumonía. La neumonía es causada por infecciones bacterianas y virales, pero si tiene cáncer de pulmón también puede ser causada por la obstrucción del pulmón debido a un tumor. Puede ser muy grave y debe tratarse de inmediato.

Síntomas de neumonía y cáncer de pulmón

Cuando tiene cáncer de pulmón y contrae neumonía, los síntomas realmente no son diferentes. Una cosa importante a tener en cuenta, si contrae neumonía con cáncer de pulmón, los síntomas pueden ser difíciles de diferenciar y puede ser difícil diagnosticar la neumonía. Los síntomas son muy similares. Los síntomas de la neumonía incluyen:

  • Tos, a veces severa
  • Moco (color óxido o teñido de sangre)
  • Falta de aliento
  • Resfriado
  • Fiebre
  • Fatiga
  • Dolor de pecho
  • Sentirse sudoroso
  • Confusión
  • Náuseas y / o vómitos
  • Pérdida de apetito

Tratamientos para controlar la neumonía y el cáncer de pulmón

El tratamiento para la neumonía que ocurre cuando tiene cáncer de pulmón es muy similar a cualquier persona que tenga neumonía sin cáncer de pulmón. El objetivo será tratar la neumonía, aliviar los síntomas y aumentar la comodidad. También se tomarán medidas para garantizar que los niveles de oxígeno se mantengan estables.

Tratamientos médicos

  • Neumonia bacterial

En muchos casos, los pacientes serán ingresados ​​en el hospital para recibir antibióticos por vía intravenosa, líquidos y oxígeno si es necesario. También pueden necesitar tratamientos de respiración para mantener abiertas las vías respiratorias. Es posible que pueda quedarse en casa y recibir terapia con antibióticos en casa.

Los antibióticos comunes utilizados para la neumonía son azitromicina, eritromicina, ciprofloxacina o levofloxacina.

  • Neumonía viral

Si tiene neumonía viral, el tratamiento solo es de apoyo, ya que los antibióticos no funcionarán. Lo más probable es que le administren líquidos intravenosos, tratamientos respiratorios, esteroides para la inflamación y oxígeno si es necesario. Si solo tiene un caso leve de neumonía y su cáncer no está en una etapa avanzada, es posible que se le permita quedarse en casa en reposo en cama.

Cuidados en el hogar para la neumonía y el cáncer de pulmón

Si se le permite permanecer en su hogar, el médico probablemente le pedirá que haga lo siguiente:

  • Gire, tosa, respire profundamente cada 2 horas

La neumonía puede complicarse por el cáncer de pulmón y los líquidos pueden acumularse en los pulmones y dificultar la respiración. No mover los fluidos en los pulmones puede empeorar la neumonía o incluso ser más grave. Si está en casa, recuerde cambiar la posición de su cuerpo, toser y respirar profundamente cada dos horas.

  • Humidificar el aire

Si siente el pecho apretado, encienda un humidificador en su habitación. Esto ayudará a aflojar las secreciones para que pueda toserlas más fácilmente.

  • Mantenga la cabeza elevada

Mantenga la cabeza elevada por la noche cuando duerma y cuando esté acostado en la cama. Esto lo ayudará a respirar mejor y a reducir los episodios de tos.

  • Beber mucho líquido

La neumonía puede causar pérdidas de líquidos debido a la tos. La falta de líquidos también puede hacer que las secreciones pulmonares se vuelvan apretadas y empeore la tos. Es muy importante aumentar la ingesta de líquidos cuando tiene neumonía.

  • Tomar todos los medicamentos recetados

Si tiene neumonía bacteriana, es muy importante tomar todos sus antibióticos según las indicaciones de su médico. Perder una dosis o no terminarla puede causar que la neumonía regrese, a veces incluso peor. Si tiene tratamientos de respiración, tómelos a tiempo para evitar ataques de tos y problemas respiratorios.

  • Mantente en contacto con tus médicos

Cuando tiene neumonía junto con cáncer de pulmón, querrá mantenerse en contacto tanto con su médico de atención primaria como con su oncólogo para administrar su atención. Su oncólogo le informará si debe suspender o continuar algún tratamiento contra el cáncer durante su enfermedad. Asegúrese de informar a su equipo de atención sobre cualquier medicamento nuevo que le hayan recetado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario