Hogar Sistema Respiratorio Capacidad vital

Capacidad vital

por aajam Singh

La capacidad vital se refiere a la cantidad máxima de aire que la persona es capaz de expulsar de sus pulmones después de la inhalación máxima. Esto es igual a la suma del volumen de reserva inspiratoria, el volumen de reserva espiratoria y el volumen corriente. Puede medir la capacidad vital de una persona utilizando un espirómetro regular o húmedo. Combinando esto con otras mediciones fisiológicas, puede medir la capacidad vital para ayudar a determinar si un paciente padece una enfermedad pulmonar subyacente. Tenga en cuenta que los ejercicios pueden ayudar a aumentar la capacidad vital mientras que fumar disminuye.

Capacidad vital normal

Los adultos normales tienen una capacidad vital entre 3-5L. La capacidad vital que exhibe un individuo variará según su altura, peso, sexo, edad y origen étnico. Una baja capacidad vital se asocia con una discapacidad, obesidad o enfermedad respiratoria crónica.

¿Puede el ejercicio aumentar la capacidad vital?

El ejercicio aumentará la capacidad vital porque los músculos requieren nutrientes adicionales cuando realizan ejercicios duros, lo que requiere que los pulmones tomen más oxígeno. Los pulmones necesitarán expandirse aún más para absorber este oxígeno adicional que aumentará la capacidad vital. Los ejercicios constantes también pueden mejorar la salud general de los pulmones.

Efectos del tabaquismo sobre la capacidad vital

Los médicos usan la capacidad vital para determinar cuánto aire pueden contener los pulmones. Esto se mide haciendo que una persona exhale, luego inhale tanto como pueda y midiendo cuánto aire se inhaló. Se encuentra que fumar disminuye este nivel, incluso para aquellos que no han fumado durante mucho tiempo. Un estudio mostró que la capacidad vital disminuyó más cuando las personas comenzaron a fumar durante sus años de adolescencia, afectando a las adolescentes un poco más que a los niños.

Cómo aumentar la capacidad vital

Una variedad de deportes requiere que los participantes tomen una gran cantidad de aire para tener éxito. Existen métodos que pueden usarse para aumentar la cantidad de aire que absorben los pulmones y la eficiencia de capturar oxígeno. La práctica diaria de estos ejercicios puede aumentar la capacidad pulmonar con el tiempo.

1. Respiración contada

Aguante la respiración y relaje lentamente los músculos de la cara y el abdomen, luego cuente hasta 100 en su calor y deje salir la respiración cuando ya no pueda aguantar más. Cada vez que realice esta técnica, intente alcanzar un número más alto, utilizando su progreso anterior como punto de referencia. Tome 3-4 respiraciones, exhale lentamente y luego repita el ejercicio. Luego repita el ejercicio 3-4 veces más. Realizar esta técnica regularmente puede ayudar a aumentar la capacidad vital a largo plazo.

2. Técnicas de respiración

Respirar profundamente puede ayudar a los pulmones a absorber más aire con el tiempo. Para realizar esta técnica, inhale profundamente, permitiendo que los pulmones llenen alrededor del 85 por ciento. No hinche las mejillas, pero mantenga la cara floja y relajada para forzar el diafragma y los músculos del estómago a trabajar. Exhale lentamente hasta que se vacíen los pulmones. Puede llevar algo de práctica completar esta técnica con éxito. Permita que el diafragma descienda, relajando los músculos abdominales para que los pulmones se expandan. Ensancha los brazos y mantenlos alejados del cuerpo para abrir el cofre y respirar profundamente. El siguiente video describe cómo realizar esta técnica con éxito:

Nota: También es útil realizar ejercicios de respiración durante las actividades cotidianas. Inhale durante 2 a 20 segundos y luego exhale durante 10 a 20 segundos, aumentando lentamente este ritmo. Con el tiempo, descubrirá que puede aumentar su velocidad de exhalación de 45 segundos a dos minutos. Este ejercicio se puede practicar en la oficina, mientras mira televisión, hace papeleo, en la escuela o en cualquier otro momento del día.

3. Entrenamiento físico

  • Entrenamiento bajo el agua

Hacer ejercicio en el agua agregará resistencia adicional a su régimen que aumentará la cantidad de oxígeno suministrado a través de la sangre. Estirar y levantar objetos en el agua es útil, aunque puede llevar algún tiempo sentirse cómodo ya que las pesas se sentirán más livianas en el agua. Sumergirse en agua hasta el cuello mientras hace ejercicio puede comprimir la cavidad torácica, por lo que tomará respiraciones más cortas y rápidas, y podrá aumentar la función pulmonar durante este tiempo.

  • Ejercicios cardiovasculares

Participar en 30 minutos de actividad cardiovascular es suficiente para mejorar la función pulmonar y, por lo tanto, su capacidad vital. Los ejercicios aeróbicos, ciclismo, carrera o natación se consideran actividades ideales para bombear más oxígeno al sistema y mejorar la circulación en todo el cuerpo. Mezclar carreras de alta intensidad con actividad moderada durante su entrenamiento puede ayudar a que los pulmones trabajen de manera más eficiente para satisfacer la demanda.

  • Entrenamiento de alta elevación

Hacer ejercicio a elevaciones más altas significa que habrá menos oxígeno disponible, lo que obligará a los pulmones a trabajar de manera más eficiente para obtener la cantidad de oxígeno que su cuerpo necesita para funcionar. El entrenamiento a gran altitud a unos 8000 pies (2.500 m) sobre el nivel del mar obligará a los pulmones a trabajar mucho más, una condición que su cuerpo podrá mantener a medida que baja hacia áreas elevadas más bajas. Esto aumentará su capacidad pulmonar con el tiempo. Solo tenga cuidado de no esforzarse demasiado, ya que esto puede causar mal de altura.

4. Tocando un instrumento de viento

Los instrumentos de viento proporcionan un entrenamiento regular para los pulmones que puede ser agradable. El saxofón, la trompeta, el oboe, el trombón, la tuba, la flauta, el clarinete y otros ayudarán a las personas a aprender a controlar su respiración y a expandir los alvéolos para tomar el aire necesario para que el instrumento funcione. Unirse a una banda de marcha o al Cuerpo de Bugle proporcionará una práctica adecuada y un buen ejercicio mientras ayuda a mejorar la función pulmonar. Aprender a cantar también puede trabajar el diafragma para mejorar la función pulmonar.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario