Hogar Salud Formas de deshacerse de la tiña inguinal (hongo)

Formas de deshacerse de la tiña inguinal (hongo)

por Dr. Kylie López, MD, MSCR
Publicada: Ultima actualización en

Las infecciones micóticas de la piel son problemas dermatológicos comunes en todo el mundo. La mayoría de las infecciones por hongos en la piel son superficiales y los hongos nunca consumen más de unas pocas capas de la piel exterior (epidermis). Aunque no representa un riesgo grave para la salud, una infección por hongos en la piel puede provocar molestias, daños y cicatrices importantes (principalmente pigmentación anormal) de la piel. Dos de las áreas comunes que se infectan son los pies y la región de la ingle, conocida casualmente como pie de atleta y tiña inguinal.

Acerca de los hongos cutáneos

Los nombres comunes de las infecciones por hongos en los pies (tinea pedis o pie de atleta) y la ingle (tinea cruris o jock itch ) no deben ser engañosos. No solo ocurre en atletas. Una infección por hongos en la piel puede afectar a cualquier persona de cualquier edad. El tipo de hongos cutáneos que son responsables de la gran mayoría de estas infecciones se conocen como dermatofitos. Con menos frecuencia, las levaduras como Candida albicans pueden ser responsables. Los dermatofitos se han adaptado a vivir en la superficie de la piel humana con enzimas especializadas que consumen la capa externa de proteína dura de la piel.

Las defensas inmunitarias del cuerpo generalmente pueden evitar que estos microbios se extiendan más profundamente. Por lo tanto, las infecciones por hongos están muy localizadas y no representan la misma amenaza que una infección bacteriana. Sin embargo, no debe dejarse sin tratar, ya que puede extenderse y dañar la piel de forma permanente. Los dermatofitos tienden a producir una lesión característica de forma ovalada con bordes rojos elevados y piel normal clara en el medio. Esto ha llevado a que se la conozca comúnmente como tiña . Pero los hongos no son gusanos.

Erradicar las infecciones por hongos

Los hongos prosperan en material muerto y las capas más externas de la piel humana están compuestas por células muertas ricas en proteínas. El calor, la humedad y la oscuridad son las tres condiciones de vida ideales para los hongos. Por lo tanto, es comprensible por qué los pies y la ingle se ven afectados con tanta frecuencia. Los zapatos y la ropa interior cubren cada área durante muchas horas, la sudoración es común en ambos sitios y el área cubierta acumula rápidamente el calor liberado por la superficie del cuerpo. Por lo tanto, interrumpir estos tres factores puede minimizar el crecimiento de hongos y eventualmente ayudar a su erradicación.

Una infección por hongos debe ser evaluada, diagnosticada y tratada por un médico, preferiblemente un dermatólogo. Existen tanto aplicaciones tópicas como medicamentos orales que pueden destruir los hongos. Algunas aplicaciones tópicas están disponibles sin receta médica. Sin embargo, las infecciones graves o persistentes necesitan un enfoque más agresivo con una combinación de aplicaciones tópicas recetadas y medicación oral. También existen diferentes estilos de vida y remedios complementarios que son efectivos tanto para erradicar como para prevenir una infección por hongos.

Mantenga el área seca

Los hongos prosperan con la humedad y la región de la ingle proporciona un entorno ideal a este respecto. La humedad puede provenir de la transpiración y no se evapora fácilmente ya que la región de la ingle está cubierta la mayor parte del tiempo. Además, muchas personas no se limpian bien la región de la ingle después del baño. Puede llevar mucho tiempo y, por lo tanto, queda algo de agua en los pliegues. Ya sea sudor o agua, el hongo ahora tiene uno de los recursos vitales que necesita. Mantenga seca la zona de la ingle limpiándola bien después del baño. Use un secador de pelo eléctrico si es necesario, pero asegúrese de que esté en una temperatura baja. Los polvos secantes también pueden ser útiles para absorber la humedad y mantener el área seca durante todo el día.

Ventile el área

La región de la ingle no está bien ventilada ya que no es socialmente aceptable exponer esta área. Además, los genitales están escondidos entre los muslos, lo que minimiza el flujo de aire sobre la superficie. Estas condiciones permiten que se acumule calor y humedad, lo que es ideal para el crecimiento de hongos. La falta de luz solar directa en el área también es beneficiosa para el crecimiento de hongos. Exponer completamente la región de la ingle durante muchas horas al día no es práctico para la mayoría de las personas, pero esto no significa que no se pueda ventilar hasta cierto punto. Opte por ropa ligera y ropa interior hecha de tejidos aireados. Aproveche para ventilar la región cuando esté en privado y especialmente después de bañarse.

Desechar la ropa interior

Los hongos son microorganismos muy resistentes. Puede soportar una variedad de condiciones climáticas y formar esporas para sobrevivir en ambientes muy severos. Los hongos también pueden adherirse a la ropa incluso después del lavado. Si tiene un hongo en la ingle, debe deshacerse de su ropa interior actual una vez que comience el tratamiento. Las infecciones por hongos son muy rebeldes y difíciles de erradicar en algunos casos. Al deshacerse de su ropa interior actual, ayudará a prevenir una recurrencia. Nunca le dé la ropa interior que debe desechar. Al hacerlo, puede transmitir la infección a otras personas que luego pueden volver a infectarlo incluso después de haber erradicado con éxito el hongo.

Elija prendas cómodas

La ropa y la ropa interior que usa puede desempeñar un papel en las infecciones por hongos. Como se explicó anteriormente, cierta ropa aumentará la probabilidad de transpirar excesivamente en la región de la ingle, evitará la evaporación del sudor y retendrá el calor en la zona. Además, la ropa interior ajustada puede causar rozaduras que hacen que la piel sea propensa a las infecciones. Seleccione su ropa y ropa interior con cuidado si tiene una infección por hongos. Opte por tejidos ligeros y aireados que permitan que el aire fluya. También asegúrese de que su ropa interior le quede bien. A menudo es mejor usar ropa interior un poco más grande y holgada que ropa muy ajustada que provocará roces.

Nunca comparta artículos personales

Algunos hongos tienen predilección por los humanos, mientras que otros pueden encontrarse en el suelo o en los animales, pero también pueden infectar la piel humana. La ruta más fácil para que las infecciones fúngicas se propaguen es de una persona a otra. La transmisión ocurre principalmente al compartir artículos personales como toallas, ropa interior o suspensorios. Si usted o cualquier persona en su hogar tiene una infección por hongos, lo mejor es aislar sus toallas y ropa interior de los demás para que no haya riesgo de transmisión. Recuerde que las esporas de hongos aún pueden estar presentes incluso después de lavar y secar estos artículos personales, por lo que compartirlos no debería ser una opción en ningún momento.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario