Hogar Salud 10 signos de niveles bajos de estrógeno en mujeres

10 signos de niveles bajos de estrógeno en mujeres

por Dr. Kylie López, MD, MSCR
Publicada: Ultima actualización en

El estrógeno es una hormona presente en el cuerpo tanto de hombres como de mujeres. Sin embargo, los niveles de estrógeno son mucho más altos en el cuerpo femenino y donde desempeña varios papeles importantes, principalmente relacionados con la fertilidad. Cuando los niveles de estrógeno son bajos, puede tener una amplia gama de efectos en el cuerpo femenino más allá de afectar la fertilidad.

 

¿Qué hace el estrógeno en el cuerpo?

Para comprender los signos de niveles bajos de estrógeno, es importante observar qué órganos y sistemas del cuerpo femenino se ven afectados por el estrógeno. Las alteraciones en estos órganos y sistemas son responsables de los signos de niveles bajos de estrógeno. El estrógeno es un grupo de hormonas secretadas principalmente por los ovarios. De estas hormonas, el estradiol es la más potente.

Las glándulas suprarrenales y el tejido adiposo también producen pequeñas cantidades de estrógeno. El estrógeno afecta principalmente a los órganos reproductores femeninos. Es en parte responsable de las características sexuales secundarias como el vello púbico, el vello de las axilas y el crecimiento de los senos en la pubertad. El estrógeno también afecta los huesos, el corazón y los vasos sanguíneos, el tracto urinario, la piel y el cabello, los músculos e incluso el cerebro.

Lea más sobre el estrógeno .

¿Qué causa los niveles bajos de estrógeno?

Los niveles de estrógeno fluctúan durante el ciclo menstrual y se elevan durante el embarazo. Sin embargo, los niveles bajan sustancialmente durante la menopausia. Estos cambios en el nivel de estrógenos durante el ciclo menstrual, con el embarazo, después del parto y con la menopausia se consideran normales.

Sin embargo, varias afecciones pueden conducir a niveles bajos de estrógeno que luego pueden afectar la fertilidad, así como una serie de otros órganos y sistemas que están influenciados por esta hormona. Estas condiciones pueden incluir:

  • Trastornos de la alimentación como anorexia nerviosa.
  • Hipoactividad de la glándula pituitaria (hipopituitarismo)
  • Hipoactividad ovárica (hipogonadismo)
  • Síndrome de ovario poliquístico (SOP)
  • Bajo peso o muy bajo contenido de grasa corporal.

Hay varias otras causas de las condiciones a continuación que también deben tenerse en cuenta. Estas afecciones pueden deberse a defectos genéticos o estar presentes desde el nacimiento (congénitas).

Cómo detectar niveles bajos de estrógeno

Es importante consultar con un profesional médico si se sospecha que los niveles de estrógeno son bajos. Las pruebas de diagnóstico pueden confirmar el hipoestrogenismo, que es el término médico para los niveles bajos de estrógeno. Los signos y síntomas de los niveles de estrógeno no siempre son tan obvios como los síntomas de la menopausia, que se deben a una disminución de los niveles de estrógeno y progesterona.

Lea más sobre los signos de la menopausia .

Periodos irregulares

El aumento y la disminución del estrógeno durante el ciclo menstrual es en parte responsable de la menstruación (períodos). Por lo tanto, cuando los niveles de estrógeno son persistentemente bajos, los períodos pueden volverse irregulares. También puede resultar en un cese completo de los períodos (amenorrea).

Sin embargo, es importante que las mujeres en edad reproductiva primero confirmen que no están embarazadas cuando no tienen un período. Las mujeres que se acercan a la menopausia también pueden encontrar que los períodos se vuelven irregulares antes de detenerse por completo, pero esto se considera normal.

Sofocos

Los sofocos son uno de los síntomas más comunes de la menopausia y pueden ocurrir con otras causas de niveles bajos de estrógeno. La causa exacta de estas repentinas olas de calor no está clara. Se cree que los vasos sanguíneos superficiales (justo debajo de la piel) se ensanchan repentinamente y esto provoca la sensación de calor típica de un sofoco.

Sudores nocturnos

Los sudores nocturnos se refieren a la transpiración profusa durante la noche que no está relacionada con el calor ambiental. Es otro síntoma común de la menopausia. Los sudores nocturnos están relacionados con los sofocos y parece que los niveles bajos de hormonas alteran la función de regulación de la temperatura del cerebro. Sin embargo, también deben excluirse otras causas de sudoración nocturna, como ciertas infecciones e incluso enfermedades autoinmunes.

Sequedad vaginal

La sequedad vaginal es otro problema común en la menopausia. Las hormonas como el estrógeno ayudan a mantener el revestimiento interno del tracto reproductivo femenino. Este revestimiento normalmente produce moco que mantiene la vagina húmeda. Cuando los niveles de estrógeno bajan, el revestimiento vaginal se adelgaza y esto resulta en sequedad vaginal. Muchas mujeres con niveles bajos de estrógenos se quejan de dolor durante las relaciones sexuales debido a esta sequedad.

Huesos débiles

Con niveles de estrógeno persistentemente bajos, los efectos pueden extenderse a los huesos. El estrógeno juega un papel importante en la densidad ósea. Esto asegura que los huesos sean fuertes. Sin embargo, cuando los niveles de estrógeno disminuyen, los huesos se debilitan, lo que se conoce como osteoporosis. Es una preocupación común para las mujeres menopáusicas. La osteoporosis puede aumentar la probabilidad de fracturas óseas con incluso pequeñas caídas u otras lesiones.

Bajo líbido

Muchas mujeres experimentan una disminución de la libido como resultado de los bajos niveles de estrógeno. El mecanismo exacto responsable de la libido es complejo. Esta libido baja que se observa en el hipoestrogenismo puede deberse no solo a la sequedad vaginal y al coito doloroso. También puede deberse a los efectos que normalmente tiene el estrógeno en el cerebro, que se interrumpen una vez que disminuyen los niveles de estrógeno.

Dificultad para dormir

Los problemas para dormir son otra queja en la menopausia. Algunas mujeres pueden experimentar dificultades para conciliar el sueño, mientras que otras pueden experimentar problemas para permanecer dormidas durante un período de tiempo suficiente para sentirse renovadas. Los sofocos y los sudores nocturnos son un factor que contribuye a los problemas del sueño, pero incluso con largas horas de sueño, muchas mujeres con niveles bajos de estrógeno encuentran que el sueño es de mala calidad.

Problemas de cabello y piel

El estrógeno también afecta el crecimiento de la piel y el cabello. Con niveles bajos de estrógenos, la piel tiende a estar seca y esto puede predisponerla a irritaciones e infecciones. Además, el adelgazamiento del cabello es otra queja común. Sin embargo, es importante tener en cuenta si otras afecciones también pueden ser responsables de estos síntomas, como el hipotiroidismo (glándula tiroides hipoactiva).

Cambios de humor

Los cambios de humor también son comunes con la menopausia y otras causas de niveles bajos de estrógeno. La gravedad de los cambios de humor puede variar entre las mujeres con estas afecciones. Los cambios de humor no solo se refieren a arrebatos repentinos de ira. Lo contrario puede ocurrir cuando una mujer de repente se pone triste y llorosa sin una razón claramente identificable. También se acompaña de una serie de otros síntomas mentales como dificultad para concentrarse y trastornos emocionales como la depresión.

Otros signos y síntomas

  • Dolores de cabeza y empeoramiento de migrañas preexistentes.
  • Fatiga.
  • Aumento de peso inexplicable, moderado.
  • Sensibilidad en los senos.
  • Pérdida de firmeza de los senos.
  • Infecciones repetidas del tracto urinario (ITU)

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario