Hogar Salud de la Mujer Bajo deseo sexual en mujeres jóvenes

Bajo deseo sexual en mujeres jóvenes

por Dr. Kylie López, MD, MSCR

Al final de otro largo día, tu pareja tiene ganas de tener relaciones sexuales. Sin embargo, no te gusta tanto la idea, y culpas a tu libido baja por el agotamiento. Muchas mujeres no están tan listas para el sexo como les gustaría estar, y es un problema crónico que afecta negativamente la calidad de su vida social. Las mujeres jóvenes con poco deseo sexual deben tomarse el tiempo para evaluarse a sí mismas, no solo físicamente, sino también mental y emocionalmente, para poder comprender qué hay detrás de una libido tibia.

Razones para el impulso sexual bajo en mujeres jóvenes

El deseo sexual de una mujer puede verse afectado por varias cosas, como la salud física, el estado emocional, los estilos de vida personales, las experiencias, las relaciones actuales, etc. Cualquier problema en estas cosas puede llevar a un bajo deseo sexual.

1. Causas físicas

Una amplia gama de cambios físicos, enfermedades y medicamentos pueden causar una libido tibia, que incluye:

  • Problemas sexuales: si tiene una incapacidad para alcanzar el orgasmo o experimenta dolor durante las relaciones sexuales, puede desalentar su deseo sexual.
  • Fatiga: el agotamiento por cuidar a padres ancianos o niños pequeños puede contribuir al bajo deseo sexual en mujeres jóvenes. La fatiga de la cirugía o la enfermedad también pueden desempeñar un papel en una libido tibia.
  • Hábitos de estilo de vida: una copa de vino romántica en la cena puede ser amatoria, pero demasiado alcohol puede estropear su libido. Las mujeres no deben beber más de dos o tres unidades al día. Lo mismo podría decirse de las drogas callejeras, y el fumar disminuye el flujo de sangre, lo que puede dificultar la activación.
  • Cirugía: cualquier cirugía relacionada con su tracto genital o sus senos puede afectar su imagen corporal, deseo de tener relaciones sexuales y baja función sexual.
  • Enfermedades médicas: muchas enfermedades no sexuales pueden afectar su deseo sexual, incluidas enfermedades neurológicas, presión arterial alta, enfermedad arterial coronaria, diabetes, artritis y cáncer.
  • Medicamentos: los medicamentos recetados, incluidos los anticonvulsivos, y algunos medicamentos antidepresivos, son notorios asesinos de la libido.

2. Cambios hormonales

Los cambios en sus niveles hormonales pueden afectar su deseo sexual. Esto puede suceder durante:

  • Embarazo: las hormonas aumentan durante el embarazo, y si bien muchas mujeres sienten un mayor deseo de tener relaciones sexuales durante los primeros meses del embarazo, algunas mujeres experimentan una disminución significativa de la libido durante los últimos dos meses.
  • Después del embarazo: las hormonas disminuyen después del embarazo, especialmente la testosterona, la hormona responsable de la libido general de la mujer.
  • Lactancia materna: mientras está amamantando, su cuerpo produce niveles más altos de la hormona prolactina, que puede frenar el deseo sexual.

3. Causas psicológicas

Sus problemas no tienen que ser biológicos o físicos para tener un impacto en su deseo sexual bajo. Hay muchas causas psicológicas de la falta de libido, incluyendo:

  • Mala imagen corporal, especialmente después del embarazo.
  • Estrés como el estrés laboral o el estrés financiero.
  • Problemas de salud mental como depresión o ansiedad.
  • Baja autoestima, sentirse indigno, incapaz o incompetente
  • Abuso físico o sexual como violación o abuso sexual
  • Experiencias sexuales negativas : aquellas que han sido explotadas o presionadas para realizar actividades sexuales no deseadas.

4. Problemas de relaciones

Para la mayoría de las mujeres, un preludio esencial para la intimidad sexual es la cercanía emocional. Por lo tanto, los problemas en su relación pueden ser un factor que contribuye al bajo deseo sexual en las mujeres jóvenes. Los problemas emocionales que afectan la intimidad sexual pueden incluir:

  • Falta de conexión: la incapacidad de conectarse emocionalmente con su pareja.
  • Conflictos no resueltos o peleas: cuando los problemas de conflicto e ira no se tratan.
  • Mala comunicación: una persona puede tener un deseo o preferencia por el sexo, pero no ser capaz de comunicar ese deseo o preferencia a su pareja.
  • Infidelidad: la pérdida de confianza y el libido final.

5. anticoncepción

Algunas mujeres experimentan un bajo deseo sexual cuando usan algunos tipos de anticonceptivos, que incluyen:

  • Anticoncepción combinada: como la píldora anticonceptiva, el parche anticonceptivo o el anillo vaginal.
  • Implante anticonceptivo: útil para las mujeres que no pueden usar anticonceptivos que contienen estrógeno
  • Píldora de progestágeno solo: utilizada por mujeres que no pueden o no deben usar anticonceptivos orales combinados
  • Inyección de Depo-Provera: está hecha de una hormona similar a la progesterona

Afortunadamente, los efectos secundarios de estos anticonceptivos tienden a mejorar después de unos meses y generalmente son bien tolerados.

Qué hacer con el deseo sexual bajo en mujeres jóvenes

Si cree o no que sabe qué está causando su bajo deseo sexual, es una buena idea hablar con su proveedor de atención médica al respecto. La libido de una mujer joven puede ser un problema difícil de alcanzar y complicado, no hay una solución fácil. Su médico puede ayudarlo a identificar los problemas y sugerir la mejor solución para volver a encarrilar su vida sexual. Si bien puede parecer incómodo hablar sobre este tema con su médico, sin duda es un tema con el que están familiarizados, y están ahí para ayudarlo con la vida sexual saludable que merece. Mientras tanto, considera estas siete formas de ayudar a cualquier mujer joven a aumentar su libido:

  • Comuníquese y conéctese: la comunicación es una manera abierta y honesta de ayudar a mantener y desarrollar una conexión emocional más fuerte con su pareja que puede conducir a un mejor sexo. Dejarle saber a su pareja lo que le gusta y lo que no le gusta establecerá el escenario para una mayor intimidad sexual.
  • Dedique un tiempo: programar el sexo en su calendario puede parecer deliberado en lugar de surgir de forma natural o espontánea. Sin embargo, hacer de la intimidad sexual una prioridad significa apartar un tiempo para el sexo.
  • Conozca su sexualidad: se anima a las mujeres a pasar un tiempo a solas para considerar lo que les está sucediendo sexualmente; una buena vida sexual comienza con sentirse cómoda con su propia sexualidad
  • Combínalo:  intenta tener relaciones sexuales a una hora diferente del día, en un lugar diferente o en una posición sexual diferente. Dedique más tiempo al juego previo, y si usted y su pareja están abiertos a la experimentación, jueguen juegos de fantasía o utilicen algunos juguetes sexuales para condimentar las cosas.
  • Eliminar malos hábitos:  las drogas ilegales, el consumo excesivo de alcohol y fumar pueden inhibir cualquier deseo sexual. Evita los malos hábitos para mejorar tanto tu relación sexual como tu salud en general.
  • Coma bien y haga ejercicio:  una vida sexual saludable comienza con comer bien y hacer ejercicio. Después de todo, un entrenamiento sólido te hará sentir más sexy que nunca.
  • Reduzca el estrés: la  vida es ocupada y complicada, asegúrese de reservar algo de tiempo solo para descomprimir y disfrutar de un baño caliente o un buen libro.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario