Hogar Salud Bucal ¿Puedes conseguir un dolor frío de besar?

¿Puedes conseguir un dolor frío de besar?

por Dr. Kylie López, MD, MSCR

¿Te has preguntado si puedes contraer un dolor frío por besar? ¡La respuesta es sí! El herpes labial, o ampollas febriles, son causadas por un virus del herpes simple. Estas pequeñas lesiones llenas de líquido ocurren en el área alrededor de la boca, más comúnmente en y alrededor de los labios. El contacto personal cercano es una forma de diseminar rápidamente el herpes labial. No hay cura para el virus, aunque las llagas generalmente se curan en 2 semanas. Una vez que está en su sistema, los brotes pueden ocurrir esporádicamente, lo que puede aliviarse con medicamentos antivirales.

Síntomas de herpes labial

1. síntomas

Le puede sorprender que la mayoría de las personas que se infectan con el virus no muestren ningún síntoma. Sin embargo, todavía son contagiosos. Los síntomas incluyen:

  • Sensación de picazón, hormigueo o ardor alrededor de los labios, generalmente uno o dos días antes de que las ampollas se vuelvan visibles.
  • Ampollas: lesiones llenas de líquido alrededor del exterior de los labios y, a veces, en las mejillas y la nariz.
  • Líquido que rezuma y se forma una costra: las ampollas pueden derramar líquido y una vez que se revientan, forman una costra

Aunque es menos común, una persona también puede experimentar los siguientes síntomas durante el primer brote, y con menos frecuencia durante brotes posteriores:

  • Hinchazón en los ganglios linfáticos.
  • Fiebre
  • Dolores musculares
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de garganta

En los niños, las ampollas de la fiebre a veces se pueden confundir con las aftas bucales debido a su ubicación dentro de la boca.

2. complicaciones

Las úlceras bucales generalmente se desarrollan en una o dos semanas, pero debe consultar a su médico si:

  • El herpes labial se repite con frecuencia
  • Tus ojos se irritan.
  • Tus síntomas son severos.
  • El herpes labial no cura en 2 semanas
  • Su sistema inmunológico es débil.

Causas del herpes labial

1. Causas

El virus del herpes simple, o HSV, causa herpes labial. Hay dos tipos de virus del herpes: HSV-1, que causa el herpes labial, y HSV-2, que causa el herpes genital. Cualquiera de los dos tipos de virus puede causar úlceras faciales o genitales. El contacto físico con una persona infectada que tiene llagas abiertas es la forma en que primero se contagia el virus. El virus transmitirá el beso, el sexo oral, compartir utensilios para comer o compartir artículos de cuidado personal, como toallas o cuchillas de afeitar, y otros contactos físicos (como tocar las llagas de otra persona con las manos). Es importante tener en cuenta que el virus puede transmitirse incluso cuando no hay síntomas, por lo que es imposible evitar contraerlo por completo.

2. Factores de riesgo

Una vez que haya contraído el virus, permanecerá latente en el cuerpo. Puede o no aparecer como síntomas. Los síntomas, o la recurrencia de los síntomas, pueden ser activados por:

  • Exceso de fatiga
  • exposición solar
  • Menstruación
  • Fiebre
  • Estrés (el estrés empeora todas las dolencias físicas; intente la meditación y otras formas de aliviar el estrés para estimular el sistema nervioso parasimpático de su cuerpo, que es responsable de su respuesta inmunológica)

El HSV es extremadamente común. El 90% de los adultos en todo el mundo son portadores del virus, incluso si nunca presentan síntomas. Un sistema inmunitario debilitado puede contribuir a las complicaciones. Los factores que aumentan el riesgo de complicaciones incluyen:

  • Quimioterapia
  • Quemaduras severas
  • VIH / SIDA
  • Medicamentos utilizados para prevenir el rechazo de órganos trasplantados.
  • Eczema

Prevenciones para el herpes labial

1. Prevenir las infecciones

No puede evitar completamente contraer o propagar el virus, ya que puede transmitirse incluso si no hay brotes visibles. Sin embargo, puede tomar las siguientes precauciones para prevenir la infección:

  • Evite los bebés, las mujeres embarazadas y cualquier persona con un sistema inmunitario debilitado cuando tenga un brote.
  • Evite el contacto sexual de cualquier tipo (incluso los besos) hasta que el brote esté completamente curado
  • Evite compartir cualquier elemento que pueda entrar en contacto con el área afectada (utensilios para comer, artículos de cuidado personal, etc.)
  • Lávese las manos cada vez que toque el área afectada por cualquier motivo.
  • Evite compartir medicamentos contra el dolor con otras personas.
  • Aunque es difícil debido a la picazón, evite tocar el área afectada, excepto para aplicar crema contra el dolor
  • Reemplace su cepillo de dientes inmediatamente después de un brote
  • No toque sus genitales si ha tocado su úlcera bucal, ya que esto podría conducir al herpes genital.
  • No se frote los ojos, ya que esto puede causar herpes ocular y potencialmente ceguera.

2. Prevenir los brotes

Conozca sus desencadenantes, y evítelos. El uso de un protector solar con alto SPF ayudará y sea agresivo con el tratamiento: use una crema antiviral tan pronto como sienta la aparición de una úlcera bucal (generalmente hormigueo). Sin embargo, no use estas cremas a menos que tenga un brote ya que no evitarán la recurrencia.

Tratamientos para el herpes labial

1. Remedios caseros

  • Evita los alimentos salados o ácidos.
  • Evite los alimentos azucarados (los virus y las bacterias se alimentan del azúcar)
  • Use un enjuague bucal antiséptico
  • Beber abundante agua
  • Aplicar hielo en la zona afectada.
  • Frote suavemente la crema sobre las llagas, en lugar de frotar
  • Mantener el área limpia para una infección bacteriana puede empeorar el problema.

2. Opciones de medicamentos

Los remedios de venta libre que adormecen el área afectada (que contiene fenol o mentol) son efectivos. También reducen el agrietamiento, las costras y aceleran la curación. Uno de estos productos es Abreva, que se utiliza mejor para aliviar la irritación. Zovirax, Famvir y Valtrex son tres medicamentos antivirales comunes que su médico puede prescribir para acelerar la curación.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario