Hogar Infección 6 enfermedades fúngicas comunes y sus tratamientos

6 enfermedades fúngicas comunes y sus tratamientos

por Dr. Kylie López, MD, MSCR

Las enfermedades fúngicas generalmente son causadas por hongos comunes que se encuentran en nuestro entorno, incluidos el suelo, las plantas, los árboles e incluso en nuestra piel y otras partes del cuerpo. Los síntomas de la infección por hongos dependen del tipo y la ubicación en el cuerpo. Las infecciones por hongos pueden ser leves, manifestándose como erupciones o problemas respiratorios leves. Sin embargo, algunas enfermedades pueden ser graves y causar graves complicaciones y la muerte. Aquí, en este artículo, enumeramos enfermedades comunes, incluidas las causas, los síntomas y las opciones de tratamiento para cada afección.

Enfermedades comunes causadas por hongos

1. Infección por Candida

La candidiasis es una infección común de levadura que afecta a muchas personas. Hay cientos de miles de microorganismos candida que normalmente viven en nuestros cuerpos. Se pueden encontrar en la boca, el intestino y el órgano femenino. Los síntomas varían según las diferentes áreas infectadas. La mayoría de las infecciones por candida son leves, pero la resistencia a la terapia con medicamentos es cada vez más común, lo que dificulta el tratamiento de algunas infecciones.

Las levaduras como la cándida causan enfermedades cuando su número aumenta y altera el equilibrio de los microorganismos en el cuerpo. Este tipo de infección oportunista ocurre cuando se producen ciertos factores, como la disminución de la resistencia inmune, el uso excesivo de antibióticos u otras enfermedades.

En la mayoría de los casos, cuando estos factores se eliminan o mejoran, la infección por cándida de un área localizada, como la vagina, desaparece. En otros casos, el tratamiento con medicamentos antimicóticos es necesario para detener su crecimiento excesivo. Sin embargo, en personas con sistemas inmunitarios gravemente deprimidos, la infección por hongos puede propagarse y afectar al cuerpo en general.

2. Meningitis fúngica

Esta infección micótica es causada por Cryptococcus , que conduce a la inflamación de las membranas delgadas que cubren el cerebro y la médula espinal. Una condición común que pone en peligro la vida que afecta a muchos pacientes con VIH, la infección generalmente se adquiere por la inhalación de células de hongos en el aire. Estos organismos generalmente prosperan en el cuerpo de las personas cuyos sistemas inmunológicos están debilitados.

Los síntomas incluyen somnolencia, dolores de cabeza y confusión. El diagnóstico se hace a partir de líquido cefalorraquídeo y análisis de sangre. El tratamiento antimicótico generalmente se administra por vía intravenosa (a través de la sangre), que puede durar semanas. Los pacientes con SIDA que reciben terapia antirretroviral tienen menos probabilidades de desarrollar esta infección oportunista. Sin embargo, si ocurre en estos pacientes, se administra un tratamiento de mantenimiento prolongado con medicamentos orales para prevenir la recaída.

3. Infección por Aspergillus

Los mohos de Aspergillus se diseminan en el aire y causan infecciones graves en los pulmones y la sangre de personas con sistemas inmunitarios débiles, como los que tienen cáncer, VIH o receptores de médula ósea. Se encuentran en sistemas de aire acondicionado, en camas, plantas, sótanos, polvo y en casi todas partes. Estos mohos actúan como un potente alérgeno, que puede desencadenar el asma. Los síntomas incluyen tos, sibilancias y fiebre. La infección puede tratarse con medicamentos antifúngicos como el voriconazol.

4. Pie de atleta

Esta infección micótica común también se conoce como tinea pedis, que causa enrojecimiento, picazón, descamación, ampollas, quemaduras y llagas en el pie. El hongo favorece los ambientes cálidos y húmedos como calcetines, zapatos, vestuarios, piscinas y duchas públicas. La infección es común en verano o en climas cálidos y húmedos. El hongo vive en los tejidos muertos de las uñas de los pies, la piel y el cabello.

El tratamiento incluye el uso de medicamentos antimicóticos tópicos, que se aplican directamente en la piel. Sin embargo, en casos severos se pueden necesitar medicamentos orales. Los pies deben mantenerse secos y limpios en todo momento.

5. Jock Itch

Esta infección común de la piel, también conocida como tinea cruris, es causada por hongos llamados tinea . Este hongo vive en áreas cálidas y húmedas como los genitales, las nalgas y los muslos internos. Las infecciones ocurren con frecuencia en verano, así como en climas cálidos y húmedos. Causa sarpullidos rojos y con picazón que tienen forma de anillo. El contacto directo con personas infectadas puede causar la propagación de la infección. Los síntomas incluyen picazón, ardor, enrojecimiento, descamación, descamación o agrietamiento de la piel. El tratamiento incluye el uso de cremas de venta sin receta para infecciones leves y antimicóticos de fuerza con receta para infecciones graves. Mantenga las áreas afectadas limpias y secas. También es importante cambiar tu ropa interior diariamente.

6. La tiña

Aunque el nombre suena como la infección es causada por un gusano, la tiña del cuerpo o la tiña es causada por un hongo. Las llagas rojas y planas, algunas con las partes externas elevadas, aparecen en cualquier parte de la piel. Las manchas de las llagas en la piel elevadas pueden superponerse y la piel puede aparecer escamosa. La infección por hongos puede propagarse a través del contacto directo con la piel de una persona infectada e indirectamente a través de objetos contaminados como ropa o muebles. Los climas cálidos y húmedos favorecen el crecimiento de estos hongos. El examen microscópico de los raspados de piel puede ayudar a confirmar el diagnóstico. El tratamiento consiste en cremas antimicóticas tópicas como Lamisil, Micatin y Lotrimin. Las infecciones graves pueden tratarse con medicamentos orales o recetados.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario