Después de 9 largos meses de embarazo, todas las mujeres se sienten aliviadas de tener un parto exitoso y de ver a su bebé fuerte y saludable.

Sin embargo, esta experiencia puede cambiar la vida, afectando a todo el cuerpo y, por lo tanto, requiere una gestión adecuada. El masaje posnatal es uno de los procedimientos vitales necesarios después del parto y ayuda en el proceso de recuperación de la nueva madre, lo que ayuda a restaurar el cuerpo a su forma normal.

Según varios expertos y terapeutas, el masaje normalmente se combina con otros elementos esenciales, como la dieta y los productos premium, para producir resultados tangibles que no solo afectan al cuerpo, sino que también promueven el bienestar general.

Es bueno notar que el proceso de recuperación normalmente lleva tiempo y especialmente cuando se trata de la cicatrización de las cicatrices internas. Esto puede causar que la madre experimente calambres incómodos que pueden variar de leves a severos.

También hay muchos otros problemas que normalmente surgen, como la fatiga, los dolores corporales y la ansiedad, todos los cuales pueden resolverse fácilmente con el uso de un masaje postnatal.

A medida que la nueva madre se adapta a esta nueva vida, también tiene muchas responsabilidades a las que debe atender y todo esto puede causar graves casos de estrés.

El masaje postnatal ayuda a lidiar no solo con problemas físicos sino también emocionales, y trabajar con una masajista de experiencia es de gran beneficio para la nueva madre. Este tipo de masaje se dirige a todo el cuerpo desde la cabeza hasta los pies.

Beneficios del masaje postnatal profesional

El uso del masaje postnatal no es algo nuevo. De hecho, tradicionalmente se ha utilizado como una forma efectiva de acelerar la recuperación y también de promover una mejor salud entre las nuevas madres. A continuación se detallan algunos de los beneficios asociados con el masaje posnatal:

1. Promueve la curación de heridas internas

El proceso de parto puede tener un costo enorme en el cuerpo de una mujer. El proceso tiene un impacto en su cuerpo tanto externa como internamente.

El masaje es una buena manera de ayudar en el proceso de recuperación, especialmente de la tensión muscular y los dolores. El masaje también se ha utilizado para ayudar a las madres que han pasado por la cesárea a recuperarse de los efectos de este procedimiento.

Sin embargo, es necesario llevar a cabo este procedimiento profesionalmente y aquí es donde entra una masajista con experiencia para evitar ejercer una gran presión sobre el abdomen.

El masaje también ayuda a regular el flujo de fluidos dentro del cuerpo mientras que al mismo tiempo mejora la circulación de la linfa. Es de gran ayuda en la eliminación de productos de desecho y exceso de fluidos. Los expertos también dicen que el masaje posnatal es importante para mejorar la circulación sanguínea y de oxígeno en los diferentes músculos del cuerpo.

2. Promueve la relajación

La nueva mamá no solo necesita relajación de la mente sino también de todo el cuerpo. El masaje se usa para estimular la liberación de “hormonas para sentirse bien” naturales y analgésicos en el cuerpo conocido como endorfinas.

Las endorfinas ayudan a reducir las hormonas del estrés que se liberan durante y después del nacimiento, al mismo tiempo que combaten la depresión y la ansiedad de manera más efectiva. Los registros muestran que muchas madres primerizas sufren de depresión después del nacimiento, que puede variar desde niveles temporales hasta serios.

Lee mas:  Aumento de la saliva en el embarazo temprano

Aquí es donde se realiza un buen masaje postnatal profesional dirigido a los hombros, la parte inferior de las piernas, los brazos, los pies y la espalda. El masaje de cabeza también es importante en este momento ya que proporciona un efecto calmante increíble. Debajo de las manos de un terapeuta experimentado, una nueva madre pasará sin problemas a la maternidad y podrá relajarse mejor.

3. Mejora la lactancia materna

Las hormonas de la lactancia son algunas de las hormonas liberadas durante el masaje. A medida que la nueva madre se somete a un masaje posnatal, se libera oxitocina y esto a cambio ayuda a regular el nivel de prolactina en el cuerpo.

A medida que el terapeuta se concentra en los músculos del tórax con un suave masaje, se afloja el área endurecida y los grumos, se abren los conductos bloqueados y aumenta la producción y circulación de la leche. El masaje también ayudará a aliviar el dolor de los senos.

4. Mejora el sueño

Cuidar a un recién nacido puede afectar la nueva madre. Esto provoca fatiga que afecta fácilmente su patrón de sueño, especialmente al adaptarse a la nueva vida. El masaje puede ayudar a mejorar el patrón de sueño de la madre, ya que alivia la fatiga y relaja la mente más.

5. Mejora la circulación del fluido corporal

Es importante tener equilibrio de fluidos corporales después de un embarazo. Los estudios muestran que después del nacimiento, el volumen de líquido aumenta en un 50%.

A través del masaje, hay un aumento de la circulación y el drenaje de los vasos linfáticos, lo que ayuda a eliminar los desechos corporales y el exceso de líquidos. A medida que se estimulan los tejidos, el agua en el cuerpo se desplaza a los lugares correctos.

Lee mas:  Mucus Cervical Acuático: Significado en el Embarazo Temprano, Ovulación, Antes del Período y Fertilidad

6. Alivia el dolor

Es normal que las nuevas mamás experimenten dolores corporales residuales. Esto se intensifica especialmente en los brazos, la espalda y los hombros debido al cuidado de los niños y la lactancia, pero con el enfoque holístico del masaje, los músculos se relajan y se alivia el dolor.

Estos son solo algunos de los beneficios asociados con el masaje posnatal, pero esto solo puede suceder si la terapia se realiza de forma profesional.