Hogar Cerebro y Nervios Síndrome del túnel tarsal

Síndrome del túnel tarsal

por aajam Singh

El dolor en la parte inferior del pie puede deberse a una afección conocida como síndrome del túnel del tarso. Ocurre cuando un nervio llamado nervio tarsal posterior queda atrapado dentro de un túnel nervioso justo debajo del hueso del tobillo, lo que produce dolor en el pie. Los síntomas pueden incluir dolor en el tobillo y sensación de ardor. Afortunadamente, esta afección puede aliviarse con tratamientos caseros, como bolsas de hielo y medicamentos de venta libre. También hay algunas prácticas curativas para el síndrome del túnel tarsal.

Síntomas y causas del síndrome del túnel tarsal

La compresión de las estructuras en el área del tobillo puede provocar irritación del nervio tibial posterior, causando una combinación de síntomas, que constituyen el síndrome del túnel tarsal.

Síntomas

  • Dolor unilateral en el tobillo, con sensación de ardor, hormigueo o entumecimiento en la planta del pie.
  • Empeoramiento de los síntomas en la noche.
  • Dolor agravado al caminar o estar de pie por un tiempo prolongado, pero aliviado con reposo, masaje o elevación del pie
  • El dolor se irradia a lo largo de la planta del pie y algunas veces hacia la pantorrilla.
  • Dolor agravado cuando el pie se flexiona hacia arriba

Causas

  • Arcos caídos o pies planos, que tensan o comprimen el nervio tibial
  • Esguince de tobillo, que causa hinchazón y comprime el nervio.
  • Enfermedades que causan hinchazón y compresión nerviosa, como diabetes o artritis.
  • Una estructura anormal que comprime el nervio, como un quiste ganglionar, una vena varicosa, un espolón óseo o un tendón inflamado.

Remedios caseros para el síndrome del túnel tarsal

1. Aplicar la compresa de hielo

Reduzca el dolor y la inflamación aplicando una compresa de hielo debajo del tobillo durante aproximadamente 20 minutos. Puedes hacer esto varias veces durante el día.

2. Use vendaje elástico

Inmovilice su tobillo y pie envolviéndolo firmemente con una venda elástica. La restricción de movimiento reduce la posibilidad de más lesiones. Para el dolor de tobillo severo o recurrente, use una tobillera.

3. Eleve el pie

Descanse y evapore el pie afectado para reducir el dolor y la inflamación y para promover la curación. Sin embargo, no deje de hacer las actividades diarias habituales para mantener la fuerza. Participe en actividades de bajo impacto después de períodos de descanso y seguimiento con hielo.

4. Tome un antiinflamatorio

Los medicamentos antiinflamatorios de venta libre y el descanso controlan los síntomas iniciales. Estos medicamentos ayudan a reducir la hinchazón y la inflamación de los tejidos alrededor del nervio en el tobillo, lo que alivia la irritación nerviosa.

5. Use inserciones personalizadas

Los arcos planos del pie pueden mejorar mediante el uso de plantillas especializadas o personalizadas, o plantillas ortopédicas colocadas dentro de los zapatos. Estos dispositivos ayudan a aliviar la pronación del pie, una condición común donde el borde interno del pie se enrolla y aplana el arco del pie. La pronación estira e irrita el nervio tibial en el túnel tarsal. Use ortesis dentro del zapato para sostener el arco y reducir la tensión en el nervio tibial.

6. Obtenga inyecciones

Pregúntele a un médico acerca de las inyecciones de cortisona en el pie, que pueden aliviar temporalmente sus síntomas al disminuir la inflamación y la hinchazón en el túnel tarsal y reducir la irritación nerviosa.

Ejercicios para Síndrome del túnel tarsal

Algunos ejercicios pueden ayudar a aliviar el síndrome del túnel tarsal. Sin embargo, es recomendable consultar a un médico antes de hacer esto para asegurarse de que sean apropiados para su condición. Estos remedios y ejercicios caseros generalmente reducen la presión sobre el nervio tibial y reducen los síntomas. Si su condición no mejora, consulte a un médico para recibir tratamiento adicional.

1. Lápiz de elevación

  • Fortalezca los músculos de los dedos colocando un lápiz en el piso y levantándolo con los dedos.
  • Con los dedos de los pies, agarre el lápiz durante 7-8 segundos y luego relájese.
  • Repite seis veces.
  • Haz este ejercicio 3 veces al día.

2. Caminar sobre los dedos de los pies

  • Camina descalzo sobre los dedos de tus pies.
  • Haz cuatro series de ejercicio durante 10-15 segundos cada una.
  • Descansa 15 segundos entre cada serie.
  • Haz el ejercicio dos veces al día.

3. caminar sobre los talones

  • Camina descalzo sobre tus talones.
  • Haz cuatro series de 10-15 segundos cada una.
  • Descansa 15 segundos entre cada serie.
  • Haz este ejercicio dos veces al día.

4. Estiramiento de pantorrilla de pie

  • Pon las manos en la pared.
  • Coloque el pie lesionado detrás del otro pie mientras señala los dedos hacia adelante.
  • Mantenga la pierna derecha estirada y doble lentamente la rodilla delantera hasta que pueda sentir cómo se estira la pantorrilla.
  • Mantenga esta posición durante 20 segundos.
  • Relájate por diez segundos.
  • Realiza 6-10 series. Haz estos 5-7 días a la semana.

5. Estiramiento de pantorrillas sentado

  • Para aflojar los músculos tensos de las piernas, siéntese con la rodilla recta.
  • Tome una toalla y enróllela alrededor de la bola del pie afectado.
  • Tire de la toalla hacia atrás lentamente hasta estirar la pantorrilla superior.
  • Mantenga la posición por 20 segundos.
  • Relájate por 10 segundos.
  • Realiza 6-10 series. Haz estos 5-7 días a la semana.

6. Estiramiento del talón de pie

  • Pon las manos en la pared.
  • Coloque el pie lesionado detrás del otro pie mientras señala los dedos hacia adelante.
  • Con los talones apoyados en el suelo, doble la rodilla hacia atrás lentamente hasta estirar el talón.
  • Mantenga la posición por 20 segundos.
  • Relájate por 10 segundos.
  • Realiza 6-10 series. Haz estos 5-7 días a la semana.

7. Estiramiento del talón sentado

  • Para aflojar los músculos tensos de las piernas, siéntese con la rodilla recta.
  • Tome una toalla y enróllela alrededor de la bola del pie afectado.
  • Tire de la toalla hacia atrás lentamente hasta que el talón y la pantorrilla inferior estén estirados.
  • Mantenga la posición por 20 segundos.
  • Relájate por 10 segundos.
  • Realiza 6-10 series. Haz estos 5-7 días a la semana.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario