Hogar Cerebro y Nervios Tics faciales

Tics faciales

por aajam Singh

Los tics faciales son espasmos involuntarios e incontrolables, como el frotamiento de la nariz o el parpadeo de los ojos, que no causan problemas graves en la mayoría de los casos, por ejemplo, trastorno de tic transitorio, y pueden suprimirse voluntariamente de forma temporal. Factores diarios como el estrés también pueden contribuir a esto. Los tics faciales son más comunes entre los niños que en los adultos y los niños a menudo pueden superarlos en unos pocos meses. Sin embargo, los tics crónicos o algunos trastornos nerviosos necesitan cuidados médicos.

Causas de los tics faciales

Los tics faciales consisten en movimientos espasmódicos musculares repetidos y no controlados. Estos pueden verse como parpadeo de los ojos, entrecerrar los ojos, arrugar la nariz, hacer muecas, contracciones de la boca, gruñidos o aclaraciones repetidas de la garganta.

1. Trastorno de tic transitorio

Los tics que duran poco tiempo son comunes en los niños. Ocurren casi todos los días durante menos de un año y se cree que son una forma leve del síndrome de Tourette. Una persona afectada generalmente experimenta un impulso irresistible de hacer un movimiento como parpadeo, levantamiento de cejas, aleteo de la nariz, apertura de la boca o sacar la lengua. Estos tics generalmente no requieren tratamiento.

2. Trastorno de tic crónico

Esta condición afecta al 1-2% de la población, y a menudo se manifiesta como parpadeo y muecas. Los tics pueden ocurrir durante el sueño. Las personas afectadas experimentan tics durante más de un año y no tienen intervalos libres de tics de más de 3 meses. Los niños pequeños de entre seis y ocho años generalmente no requieren tratamiento porque los síntomas pueden desaparecer por sí solos. Las personas mayores pueden necesitar tratamiento si los síntomas son graves o si afectan la vida diaria del paciente.

3. Trastorno de Tourette

También conocido como síndrome de Tourette, el trastorno generalmente comienza en la infancia y tiende a progresar en intensidad, afectando diferentes áreas del cuerpo, como los brazos y las piernas. Los síntomas pueden disminuir en la edad adulta. Los tics pueden parecer intencionados y pueden incluir besarse los labios, besarse, pellizcarse, gestos y toques inapropiados. El diagnóstico se realiza con la aparición de tics vocales. El trastorno generalmente se maneja con tratamientos conductuales, pero algunos pueden requerir medicamentos.

4. Factores de riesgo

Hay algunos factores contribuyentes que conducen a trastornos de tics faciales. Tienden a afectar la gravedad y la frecuencia de los tics. El tratamiento de estos problemas puede ayudar a reducir los tics faciales:

  • calor
  • emoción
  • estrés
  • fatiga
  • TDAH Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad)
  • medicamentos estimulantes
  • TOC (trastorno obsesivo compulsivo)

Curaciones naturales para tics faciales

1. Masaje y relajación

Las sacudidas repentinas de los ojos generalmente se deben al estrés o la ansiedad. Relájese, incline la cabeza hacia atrás, luego masajee suavemente los músculos que se contraen para relajar los músculos. Masajear durante unos 5 minutos y luego tomar un baño relajante. También puede tomar una taza de menta, manzanilla o té de jengibre para relajar los músculos faciales y todo el cuerpo, así como para mejorar la circulación y el estado de ánimo.

2. Aplicar calor

Una tela tibia aplicada en la cara relaja los músculos faciales y el resto del cuerpo, haciendo que los músculos tensos detengan sus espasmos.

3. Come un plátano

Comer un plátano o tomar un suplemento de magnesio a diario puede aliviar las sacudidas faciales persistentes. Las contracciones musculares a menudo son causadas por una deficiencia de electrolitos o minerales, por lo que tomar suplementos puede reducir las contracciones faciales.

4. Reduce la ingesta de cafeína

La cafeína aumenta el estrés y los niveles de ansiedad. En cambio, intente hacer ejercicio al menos 30 minutos al día para ayudar a liberar el exceso de energía, relajarse y dormir bien por la noche. El ejercicio moderado y menos cafeína ayudan al cuerpo a descansar mejor y menos contracciones faciales.

Si su contracción facial no desaparece o interfiere con su vida diaria, consulte a un médico para averiguar si tiene alguna afección médica, como una enfermedad neurológica, que puede necesitar un tratamiento adecuado.

Tratamientos médicos para tics faciales

Los trastornos de tics faciales generalmente no requieren tratamiento. Los niños afectados no deben ser regañados y los padres deben evitar llamar la atención sobre sus tics. Los padres deben ayudar al niño a comprender qué son los tics y ayudarlos a explicar esto a sus amigos. Se pueden recetar medicamentos si los tics interfieren con la escuela, las interacciones sociales o el desempeño laboral.

Las opciones de tratamiento médico incluyen:

  • Psicoterapia
  • Programas de reducción de estrés
  • Terapia de comportamiento
  • Medicamentos para el TDAH o el TOC
  • Medicamentos bloqueadores de dopamina
  • Inyecciones de Botox (toxina botulínica) para debilitar los músculos faciales.
  • Estimulación cerebral profunda para el síndrome de Tourette

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario