Hogar Cerebro y Nervios Funciones del sistema nervioso

Funciones del sistema nervioso

por aajam Singh

El sistema nervioso del cuerpo está formado por muchos órganos diferentes, como el cerebro, la médula espinal, etc. Este sistema altamente complejo es responsable de varias actividades diferentes, como la comunicación, la coordinación, el control y la regulación. Siga leyendo para obtener una descripción general de varias funciones de este importante sistema.

Funciones del cerebro.

El cerebro tiene una consistencia gelatinosa, contiene cien mil millones de neuronas y pesa alrededor de 1.5 kilogramos, lo que nos permite sentir emociones y llevar a cabo nuestros procesos de pensamiento. Este centro de control primario se divide en el cerebro anterior, el tronco encefálico y el cerebro posterior.

Funciones de

Descripciones

Cerebro anterior

El prosencéfalo desempeña un papel fundamental para ayudar al cuerpo a llevar a cabo una serie de funciones vitales, como pensar, analizar, aprender y reproducir idiomas, procesar la información recibida de los órganos sensoriales y regular y coordinar el movimiento y las funciones motoras. El cerebro procesa la mayor parte de la información recibida en la corteza cerebral. El tálamo y el hipotálamo también se encuentran en el cerebro anterior, que participan en la transmisión de información recibida de los órganos sensoriales, el control motor y la regulación y supervisión de las funciones autónomas.

Mesencéfalo

El mesencéfalo es una parte del tronco encefálico, junto con el cerebro posterior. El mesencéfalo forma el vínculo principal entre el prosencéfalo y el cerebro posterior, y controla las funciones motoras, las respuestas visuales y auditivas.

Hindbrain

El cerebro posterior es la parte más antigua del cerebro y ocupa la región posterior. Se compone de varias estructuras, como la protuberancia y el cerebelo, que son responsables de controlar el movimiento, ayudar al cuerpo a operar en equilibrio y equilibrio, y transmitir información sensorial. El bulbo raquídeo también se encuentra en el cerebro posterior que se ocupa de las funciones autónomas vitales del cuerpo, como la digestión, la respiración y la frecuencia cardíaca.

Funciones de la médula espinal.

La médula espinal es un tubo largo y blanco formado por células de soporte y tejido nervioso, que se extiende hacia abajo desde el bulbo raquídeo. La médula espinal es responsable de tres funciones principales: transportar información, coordinar y controlar los reflejos.

Las funciones

Descripciones

Llevar información

La médula espinal entrega información hacia y desde el cerebro. La información de los receptores sensoriales en el cuerpo se lleva a la médula espinal a través de los nervios aferentes, que luego se envía al cerebro, y la información del cerebro se envía a diferentes músculos y glándulas del cuerpo a través de fibras eferentes.

Reflejos coordinados

La médula espinal también es capaz de coordinar los reflejos por sí misma y, por lo tanto, es responsable de las funciones integradoras y las comunicaciones.

Reflejos de control

La médula espinal controla las acciones reflejas. Las acciones reflejas son aquellas que son acciones de respuesta repentinas, involuntarias y automáticas, típicamente exhibidas por los humanos cuando se activa el instinto de supervivencia o cuando se detecta peligro.

Funciones del sistema nervioso automático

El sistema nervioso autónomo es parte del sistema nervioso periférico, y también se conoce como sistema nervioso visceral y sistema nervioso involuntario. Forma uno de los muchos sistemas de control del cuerpo y no opera en el nivel completo de conciencia. Se divide en el sistema nervioso simpático y el sistema nervioso parasimpático.

Funciones de

Descripciones

Sistema nervioso simpático

El sistema nervioso simpático activa el mecanismo de lucha o huida en un humano cuando detecta peligro o está amenazado. En este estado, se produce una redirección de energía; la digestión se detiene, las pupilas se dilatan, la frecuencia cardíaca y la frecuencia respiratoria aumentan y aumenta la producción de saliva y sudor.

Sistema nervioso parasimpático

Como el sistema nervioso parasimpático tiene un efecto opuesto en los órganos, significa que calma el cuerpo; La digestión se inicia nuevamente, las pupilas se contraen a su tamaño normal y la respiración vuelve a la normalidad.

Funciones del sistema nervioso somático

El sistema nervioso somático es parte del sistema nervioso periférico y también se conoce como el sistema nervioso voluntario. Está involucrado en el control y la regulación de los movimientos voluntarios a través de los músculos esqueléticos y contiene nervios eferentes, que están asociados con la contracción muscular. El sistema nervioso somático consiste en nervios espinales, nervios craneales y nervios de asociación.

Funciones de

Descripciones

Nervios de la columna

Los nervios espinales son responsables de la transmisión de información sensorial a la médula espinal. También están involucrados en comandos motores y son nervios periféricos.

Nervios craneales

Los nervios craneales son responsables de conducir información, como el olfato, la visión y el gusto, hacia y desde el tronco encefálico.

Nervios de asociación

Los nervios de asociación son responsables de asociar y coordinar la salida del motor con la entrada sensorial recibida.

Enfermedades del sistema nervioso

El sistema nervioso también es susceptible a enfermedades y enfermedades, que pueden tener repercusiones negativas muy graves, lo que hace que el individuo sea incapaz de realizar ciertas tareas si no se trata adecuadamente.

Trastornos nerviosos

El sistema nervioso puede experimentar diferentes tipos de trastornos nerviosos, como ataque isquémico transitorio (AIT), accidente cerebrovascular, hemorragia extradural, hematoma y hemorragia subdural, y hemorragia subaracnoidea.

Dificultades Funcionales

También puede haber una serie de discapacidades funcionales diferentes que podrían conducir a un estado grave y paralizante. Por ejemplo, pueden causar enfermedad de Alzheimer, epilepsia, esclerosis múltiple, corea de Huntington, enfermedad de Parkinson y esclerosis lateral amiotrófica.

Infecciones

El sistema nervioso es vulnerable a varias enfermedades mortales, como la meningitis. Otras infecciones incluyen polio, encefalitis y absceso epidural.

Trastornos estructurales

También pueden producirse varios tipos de trastornos estructurales en el sistema nervioso, como parálisis de Bell, tumores en el cerebro o la médula espinal, lesiones en el cerebro o la médula espinal, espondilosis cervical, neuropatía periférica, síndrome del túnel carpiano y síndrome de Guillan-Barré.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario